Bosque Theravada

Web budista dedicada al Tipitaka y a la Tradición Tailandesa del Bosque

Aquel que se sienta solo, descansa solo, pasea solo, se autocontrola en soledad, hallará dicha en el bosque.

Inicio > Inicio > Textos > Meditación budista > Retiro de meditación de noventa días
Martes, 29 de Abril de 2008

Retiro de meditación de noventa días

Vota este artículo
(2 votos)
Etiquetas:

Una propuesta de estructurar un "retiro" de meditación de noventa días, para exerimentar durante este periodo, con siete diferentes técnicas meditativas, expuestas en las secciones que van a continuación.

Guía sistemática para organizar un retiro por sí mismo

Por Anton Baron

Introducción - Las siete técnicas propuestas - El "Retiro" - Calendario

Introducción

anton1La práctica de la meditación budista consiste en una especie de limpieza mental y en el desarrollo de la atención, con el fin de percibir “las cosas tales como son”, o sea, insatisfactorias, impermanentes y carentes de esencias. Si seguimos el orden propuesto en las secciones siguientes de esta parte del sitio, el meditador empezará observando detenidamente su propia respiración en su natural curso para lograr, de esta manera, un mayor grado de concentración. Seguirá luego, desarrollando su concentración, pero esta vez, canalizándola en actitudes útiles en la convivencia diaria, como el amor universal, la compasión, la alegría altruista y la ecuanimidad. Finalmente, al lograr un nivel de concentración más afinado, procederá a examinar la naturaleza cambiante, insatisfactoria y carente de esencias de la realidad. Justamente, el hecho de percibir esta naturaleza de manera directa y experimental constituye el objetivo último de esta práctica.

Vale la pena subrayar que este camino de meditación no necesariamente tenga que ver algo con religión alguna, secta o culto, por lo cual puede ser practicado con buen provecho por cualquier persona, independientemente de las convicciones ideológicas, religiosas o condición social. Si bien, estas técnicas de meditación fueron propuestas por el Buda, la práctica de las mismas no está reservada a los budistas: todas las personas padecen problemas e insatisfacciones semejante en su naturaleza, de modo que, una técnica que ayude a la disminución o eliminación de dichas tensiones, tiene también el alcance universal. Al practicar la meditación no se trata, pues, de alguna especie de “conversión al budismo”. Bien lo dijo uno de los muy conocidos maestros Satya Narayan Goenka proveniente de Birmania, cuando pronunció estas palabras en la Cumbre Mundial de la Paz organizada en el año 2000 en Nueva York por la ONU: “la única conversión involucrada en la meditación es la conversión de la miseria a la felicidad, conversión de la esclavitud a la liberación”.

Definitivamente, la práctica de meditación que se propone en las siguientes secciones no es una práctica sectaria. Esta actitud abierta y no proselitista, se puede notar en la enseñanza y forma de ser del mismo fundador del budismo, quien nunca enseñó la necesidad de formar una nueva religión. Lo que el Buda compartió, en vez de eso, fue la enseñanza del Dhamma , lo que del lenguaje pali podría traducirse como “la verdad, el camino, la realidad (de los fenómenos)”, o sea algo que es universal a todos los seres y no solamente a los discípulos de Siddhattha Gotama. Tampoco el Buda insistió a que sus discípulos se llamaran “budistas”, o sea, “seguidores del Buda” sino que los denominó “seguidores del Dhamma ”, es decir, aquellos que siguen a la Verdad. El Buda insistió siempre a que sus discípulos verificaran primero todas y cada una de sus enseñanzas, antes de que las creyeran a ciegas. Sus técnicas de meditación pretenden ofrecer un método eficaz y universal, descubierto por él, que pueda erradicar eficazmente los males que padecen todos los seres humanos. El mal es universal, de modo que el remedio también debe serlo.

 

La siete técnicas propuestas

Las siguientes cinco secciones de este sitio están dedicadas al repaso de algunas de las técnicas de meditación. La primeras cinco están orientadas al logro de un estado mental más calmado y tranquilo y de un grado de concentración más profundo. Cada sección de esta parte está dedicada a una técnica relacionada con esta clase de meditación. Los objetos de meditación en estos cinco casos serán: la respiración (anapanasati, en el idioma pali), el amor universal benevolente (metta), la compasión (karuna), la dicha altruista (mudita) y la ecuanimidad (upekkha), respectivamente. Dado que el sistema de aprendizaje que se propone en este lugar consiste en el “Retiro de noventa días”, se supone que el meditador debe dedicar a cada técnica un par de días o, a veces, semanas. Teniendo esto en cuenta, en cada sección se ofrecen pequeñas reflexiones sobre la técnica en cuestión o reflexiones de carácter contemplativo, que corresponden a cada uno de los días de este “Retiro”. El meditador, entonces, puede hacer uso de estas reflexiones tanto antes como después de su meditación formal o en cualquier otro momento libre del día.

En las dos últimas secciones de esta parte del sitio se presentan dos técnicas específicas paratratar de conseguir una visión más profunda y perspicaz de los fenómenos y empezar a “ver las cosas tal como son”. Un cierto nivel de destreza en el arte de la concertación (o sea, la práctica de las técnicas de primer grupo) es necesario para poder practicar este segundo tipo de técnicas, por lo cual, no se recomienda cambiar el orden de las técnicas propuestas en este sitio.

 

El "Retiro"

Para sacar buen provecho de una determinada técnica, hay que dominarla aunque sea en un mínimo grado; algo que no se logra con una sola práctica. Es por eso que se propone aquí un plan de aprendizaje de las siete técnicas que se comparten en este lugar. Dicho plan consiste en distribuir las siete técnicas en un espacio de tiempo de duración de tres meses. El meditador podrá tratarlo como una especie del “Retiro de 90 días” durante el cual debería dedicar entre 30 minutos a una hora de su tiempo para efectuar la lectura correspondiente a cada día y realizar su sesión formal de meditación. Desde luego, no se trata de un retiro espiritual en el sentido literal de la palabra, ya que son muy pocas las personas que puedan darse el lujo de “retirarse” por el espacio de noventa días de sus actividades diarias y de sus habituales entornos de vida. Pero, para que este “retiro” tampoco sea una experiencia demasiado reducida, estaría bien completar las sesiones de meditación con la práctica de atención puesta en algunas tareas diarias, la aplicación de un trato amable hacia uno mismo, hacia las demás personas y hacia los otros seres sintientes, como también con la aplicación más seria y más intensiva que la de costumbre, de las reglas y los principios morales, de cuya conveniencia y rectitud uno está convencido.

La práctica de los retiros espirituales es de larga data y se remonta a la misma época del Buda y sus primeros discípulos, quienes aprovechaban las épocas lluviosas para tener una residencia fija durante este tiempo, en el cual se dedicaban a las prácticas espirituales de meditación de manera más intensa. El plan que se propone a continuación es usualmente seguido por algunos de los monasterios budistas y casas de retiro de tradición Theravada. Más específicamente, la confección y la estructuración de este plan detallado, corresponde a Andrew Quernmore, experimentado maestro de meditación budista y fundador de "Vipassana Fellowship", una organización que se dedica a propagar las técnicas de meditación de manera no sectaria.

 

Calendario

Plan del “Retiro de Noventa Días” para la práctica de las siete técnicas de meditación de tradición budista Theravada:

Tipo de meditación Técnica de meditación Nº de días

Samatha : Meditación como concentración

Anapanasati : Meditación sobre la respiración

Día 1 al 12

Metta : Meditación sobre el Amor Universal y Amabilidad

Día 13 al 33

Karuna : Meditación sobre la Compasión

Día 34 al 41

Mudita: Meditación sobre la Dicha Altruista

Día 42 al 52

Upekkha : Meditación sobre la Ecuanimidad

Día 53 al 59

Vipassana : Meditación perspicaz

Kayanupassana: Contemplación del cuerpo

Día 60 al 75

Conciencia no selectiva

Día 76 al 90



Edición de Bosque Theravada © 2008

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

 

Última revisión: 2/05/2009 (Is)

Última modificación el Lunes, 26 de Julio de 2010
Anton Baron

Anton Baron

Anton Baron (1.957 - ). Filósofo, teólogo y educador de origen polaco radicado en Paraguay desde hace veinte años. Autor del libro "El camino de Buda hacia la liberación" (2006) y otros libros de temáticas diversas.

Es miembro de la Pali Text Society. Fundador y responsable de los contenidos de Bosque Theravada.

Ver la biografía de Anton Baron y sus artículos publicados en Bosque Theravada.


Publicado enMeditación budista

En esta sección nos centramos en los aspectos relacionados con la meditación.

Sólos los usuarios registrados pueden comentar los artículos Acceso usuarios - Registro