Bosque Theravada

Web budista dedicada al Tipitaka y a la Tradición Tailandesa del Bosque

Aquel que se sienta solo, descansa solo, pasea solo, se autocontrola en soledad, hallará dicha en el bosque.

Inicio
Jueves, 17 de Diciembre de 2009

Metta Sutta (Discurso sobre el amor universal)

Vota este artículo
(5 votos)

Cantos en pali: Metta Sutta (Discurso sobre el amor universal)


Descargar audio

Karanīyamatthakusalena yantasantam padam abhisamecca;
Sakko ujū ca suhujū ca, suvaco cassa mudu anatimānī.

Esto es lo que debe ser hecho
Por aquellos que son expertos en la bondad,
Y quienes saben el camino de la paz:

Que sean hábiles y rectos,
Sin dobleces y amables en palabras, 
Humildes y no engreídos,

 


Santussako ca subharo ca, appakicco ca sallahukavutti;
Santindriyo ca nipako ca, appagabbho kulesvananugiddho.

Conformados y fácilmente satisfechos.
Desahogados con sus obligaciones y frugales en sus caminos.
Apacibles y calmados, sabios y habilidosos,
No orgullosos ni exigentes por naturaleza.

 


Na ca khuddamācare kiñci, yena viññū pare upavadeyyu;
Sukhinova khemino hontu, sabbasattā  bhavantu sukhitattā.

Que no sean dados a cosas ligeras
Las cuales el sabio estaría reprobando.
Deseando alegres y seguros:
Que todos los seres sean felices.

 

 

Ye keci pānabhūtatthi, tasā vā thāvarā vanavasesā;
Dīghā vā yeva mahantā, majjhimā rassakā anukathūlā.

Dondequiera estén los seres vivos;
Sean ellos débiles o fuertes, sin excepción alguna,
Grandes o poderosos, medianos, cortos o pequeños,

 


Ditthā vā yeva aditthā, ye va dūre vasanti avidūre;
Bhūtā va sambhavesī va, sabbasattā bhavantu sukhitattā.

Visibles o invisibles,
Aquellos que viven cerca o los que viven lejos,
Los nacidos y los que están por nacer,
¡Que todos los seres sean felices!

 


Na paro param nikubbetha, nātimaññetha katthaci na kañci;
Byārosanā patighasaññā, nāññamaññassa dukkhamiccheyya.

Que nadie engañe al otro,
O desprecie a ningún ser en ningún estado.
Que nadie por causa del enfado o malicia
Desee daño al otro.

 

 

Mātā yathā niyam puttamāyusā ekaputtamanurakkhe;
Evampi sabbabhūtesu, mānasam bhāvaye aparimānam.

Así como la madre protege hasta con su vida
Al niño, a su único hijo, 
Así también con el inmenso corazón
Debería uno apreciar a todos los seres vivos:

 

 

Mettañca sabbalokasmi, mānasam bhāvaye aparimānam;
Uddham adho ca tiriyañca, asambādham averamasapattam.

Irradiando la amabilidad hacia el mundo entero
Extendiéndola arriba hacia los cielos,
Y abajo hacia las profundidades;
Hacia afuera, sin límites,
Libre del odio y de malicia.

 

 

Tittham caram nisinno va, sayāno yāvatāssa vitamiddho;
Etam satim adhittheyya, brahmametam vihāramidhamāhu.

Sea estando parado o caminando, sentado o acostado
Libre de somnolencia,
Uno debería continuamente acordarse de esto.

Lo dicho debe convertirse en una sublime morada.
Resultado de falta de los inflexibles puntos de vista,

 

 

Ditthiñca anupaggamma, sīlavā dassanena sampanno;
Kāmesu vinaya gedham, na hi jātuggabbhaseyya puna retīti.

El de corazón puro y sin odio, habiendo clarificado su visión,
Siendo libre de los deseos sensoriales,
No nacerá jamás en este mundo.

 

-oOo-

 




Fuente: Buddha Net

Escuchar el canto de otra versión del Metta Sutta

Última modificación el Martes, 24 de Mayo de 2011

Publicado enCantos en pali

Tradicionales cánticos devocionales cantados en los monasterios de Tradición Theravada.

Sólos los usuarios registrados pueden comentar los artículos Acceso usuarios - Registro