Bosque Theravada

Web budista dedicada al Tipitaka y a la Tradición Tailandesa del Bosque

Aquel que se sienta solo, descansa solo, pasea solo, se autocontrola en soledad, hallará dicha en el bosque.

Martes, 26 de Enero de 2010

Ud 6,6 (18Ud.6.6,56) Tatiyananatitthiya Sutta - Tercer discurso sobre las diversas religiones

Vota este artículo
(1 Voto)

Las discusiones sobre las diversas teorías no solamente no conducen a la verdad sino que originan el equivocado concepto del yo.

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant [1] se encontraba en la ciudad de Savatthi, en el Bosque del Príncipe Jeta, en el parque de Anathapindika. En aquella ocasión se encontraban en Savatthi numerosos samanes, brahmanes y mendicantes, de variadas sectas, que sostenían diversas teorías, que aceptaban distintas creencias, que manifestaban diferentes inclinaciones, que se adherían a diversas doctrinas.

Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo son eternos y no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo no son eternos y no no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso» - Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo son creados por sí mismos; ésa es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo son creados por otro; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo son creados por sí mismos y creados por otro; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «El alma y el mundo no son creados por sí mismos y no son creados por otro; han surgido espontáneamente; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así:

«La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son eternos y no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo no son eternos y no no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son creados por sí mismos; ésta es la verdad lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son creados por otro; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son creados por sí mismos y creados por otro; ésta es la verdad, lo demás es falso». Habían algunos samanes y brahmanes que opinaban y se expresaban así: «La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo no son creados por sí mismos y no son creados por otro; han surgido espontáneamente; ésta es la verdad, lo demás es falso».

Y así ellos se peleaban, reñían, disputaban y vivían agrediéndose unos a otros con palabras hirientes: «La verdad es así, la verdad no es así; la verdad no es así, la verdad es así».

Entonces numerosos bhikkhus, por la mañana, después de vestirse, tomando sus mantos y sus escudillas, entraron en Sâvatthi en busca de limosna. Habiendo recorrido Savatthi en busca de limosna, retornando por la tarde de la recolección de limosnas, se acercaron a donde estaba el bhagavant y, habiéndosele acercado, saludando al bhagavant, se sentaron a un lado. Entonces, sentados a un lado, aquellos bhikkhus le dijeron al bhagavant: «Aquí, señor, en Sâvatthi, se encuentran numerosos samanes, brahmanes y mendicantes, de variadas sectas, que sostienen diversas teorías, que aceptan distintas creencias, que manifiestan diferentes inclinaciones, que se adhieren a diversas doctrinas. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: “El alma y el mundo son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'El alma y el mundo no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: “El alma y el mundo son eternos y no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y que expresan así: 'El alma y el mundo no son eternos y no no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'El alma y el mundo son creados por sí mismos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: “El alma y el mundo son creados por otro; ésta es la verdad lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'El alma y el mundo son creados por sí mismos y creados por otro; ésta es la verdad lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: “El alma y el mundo no son creados por sí mismos y no son creados por otro, han surgido espontáneamente; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: “La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo no son eternos; ésta es la verdad lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son eternos y no son eternos, ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo no son eternos y no no son eternos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son creados por sí mismos; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son creados por otro; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: “La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo son creados por sí mismos y creados por otro; ésta es la verdad, lo demás es falso'. Hay algunos samanes y brahmanes que opinan y se expresan así: 'La felicidad, la desgracia, el alma y el mundo no son creados por sí mismos y no son creados por otro, han surgido espontáneamente; ésta es la verdad, lo demás es falso'.

Y así ellos se pelean, riñen, disputan y viven agrediéndose unos a otros con palabras hirientes: 'La verdad es así, la verdad no es así; la verdad no es así, la verdad es así'».

«Oh bhikkhus, los mendicantes de otras sectas son ciegos, carecen de ojos, no conocen el bien, no conocen el mal, no conocen la doctrina, no conocen lo que no es la doctrina. Y al no conocer el bien, al no conocer el mal, al no conocer la doctrina, al no conocer lo que no es la doctrina, se pelean, riñen, disputan y viven agrediéndose unos a otros con palabras hirientes: 'La verdad es así la verdad no es así; la verdad no es así, la verdad es así».

El bhagavant, comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana [2] :

La humanidad está encadenada a la idea

'yo soy el que actúa”;

está adherida a la idea

'otro es el que actúa'.

No se han dado cuenta

ni han visto que esa es la espina.

Pero no existe:

'yo soy el que actúa”

ni 'otro es el que actúa',

para aquel que, cautamente,

ha visto esta espina.

La humanidad está llena de vanidad,

atada por la vanidad,

encadenada por la vanidad;

y utilizando airadas palabras

en la defensa de sus doctrinas

no escapa al ciclo de las reencarnaciones.


NOTAS DEL BT:

[1] Se refiere al Bienaventurado, el Buda.

[2] Una exclamación gozosa o emotiva.


FUENTE:

“Udana: La palabra de Buda”, traducción del pali de F. Tola y C. Dragonetti. http://www.oshogulaab.com/BUDA/TEXTOS/LISTADOLIBBUDA.htm

Publicado por el Bosque Theravada © 2009

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

Última modificación el Martes, 27 de Abril de 2010

Publicado enUdana

El tercer libro de Khuddaka Nikaya consiste en ocho capítulos de gozosas declaraciones del Buda hechas en versos y acompañadas con narraciones en prosa sobre las circunstancias, en las cuales dichos versos fueron pronunciados. Los discursos estan agrupados en ocho capítulos o vaggas , cada una de las cuales contiene diez suttas.

Sólos los usuarios registrados pueden comentar los artículos Acceso usuarios - Registro