Bosque Theravada

Web budista dedicada al Tipitaka y a la Tradición Tailandesa del Bosque

Aquel que se sienta solo, descansa solo, pasea solo, se autocontrola en soledad, hallará dicha en el bosque.

Domingo, 03 de Julio de 2011

SN 12,38-40 {12S2.1.4.8,38-12S2.1.4.8,38} Cetana, Dutiya y Tatiyacetana Sutta – Tres discursos sobre la volición

Vota este artículo
(1 Voto)

En esos tres suttas, el Buda explica las relaciones causales entre las formaciones mentales y la conciencia.

SN 12,38 {12S2.1.4.8,38} Cetana Sutta – La volición [Leer en pali]

[38] {38} En Savatthi. "Monjes, lo que uno intenta, lo que uno planifica y todo aquello a lo que uno tiende, esto llega a ser la base para la conservación de la conciencia. Cuando está la base, he aquí está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia está establecida y llega a expandirse, he aquí se produce la futura renovación de la existencia, el futuro nacimiento, la vejez-y-muerte, el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza llegan a ser. Tal es el origen de todo ese montón de la insatisfacción.

"Monjes, y si uno no intenta, si uno no planifica, pero uno todavía tiende hacia algo, esto llega a ser la base para la conservación de la conciencia. Cuando está la base, he aquí está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia está establecida y llega a expandirse, he aquí se produce la futura renovación de la existencia, el futuro nacimiento y la vejez-y-muerte, el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza llegan a ser. Tal es el origen de todo ese montón de la insatisfacción.

"Pero, monjes, cuando uno no intenta, cuando uno no planifica y tampoco tiende hacia algo, no hay base alguna para la conservación de la conciencia. Cuando no está la base, tampoco está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia no está establecida ni llega a expandirse, no se produce la futura renovación de la existencia ni futuro nacimiento, ni la vejez-y-muerte; y el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza cesan. Tal es el cese de todo ese montón de la insatisfacción."

SN 12,39 {12S2.1.4.9,39} Dutiyacetana Sutta – Segundo discurso sobre la volición [Leer en pali]

[39] {39} "Monjes, lo que uno intenta, lo que uno planifica y todo aquello a lo que uno tiende, esto llega a ser la base para la conservación de la conciencia. Cuando está la base, he aquí está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia está establecida y llega a expandirse, he aquí [se produce] el descenso del nombre-y-forma. Con el nombre-y-forma como condición, la séxtuple base de los sentidos [llega a ser]; con la séxtuple base de los sentidos como condición, el contacto; con el contacto como condición, la sensación; con la sensación como condición, la avidez; con la avidez como condición, el apego; con el apego como condición, la existencia; con la existencia como condición, el nacimiento; con el nacimiento como condición, la vejez-y-muerte, el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza llegan a ser. Tal es el origen de todo ese montón de la insatisfacción.

"Monjes, y si uno no intenta, si uno no planifica, pero uno todavía tiende hacia algo, esto llega a ser la base para la conservación de la conciencia. Cuando está la base, he aquí está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia está establecida y llega a expandirse, he aquí [se produce] el descenso del nombre-y-forma. Con el nombre-y-forma como condición, la séxtuple base de los sentidos [llega a ser]… [sigue igual que en el párrafo arriba]… Tal es el origen de todo ese montón de la insatisfacción.

"Pero, monjes, cuando uno no intenta, cuando uno no planifica y tampoco tiende hacia algo, no hay base alguna para la conservación de la conciencia. Cuando no está la base, tampoco está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia no está establecida ni llega a expandirse, he aquí no hay descenso del nombre-y-forma. Con el cese del nombre-y-forma, cesa la séxtuple base de los sentidos; con el cese de la séxtuple base de los sentidos, cesa el contacto; con el cese del contacto, cesa la sensación; con el cese de la sensación, cesa la avidez; con el cese de la avidez, cesa el apego; con el cese del apego, cesa la existencia; con el cese de la existencia, cesa el nacimiento; con el cese del nacimiento, cesa  la vejez-y-muerte; y el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza cesan. Tal es el cese de todo ese montón de la insatisfacción."

SN 12,40 {12S2.1.4.10,40} Tatiyacetana Sutta – Tercer discurso sobre la volición [Leer en pali]

[40] {40} "Monjes, lo que uno intenta, lo que uno planifica y todo aquello a lo que uno tiende, esto llega a ser la base para la conservación de la conciencia. Cuando está la base, he aquí está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia está establecida y llega a expandirse, he aquí [se produce] la inclinación. Cuando está la inclinación, he aquí el ir y venir. Cuando está el ir y venir, he aquí el fallecimiento y el renacimiento del ser. Cuando hay fallecimiento y renacimiento del ser, el futuro nacimiento, la vejez-y-muerte, el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza llegan a ser. Tal es el origen de todo ese montón de la insatisfacción.

"Monjes, y si uno no intenta, si uno no planifica, pero uno todavía tiende hacia algo, esto llega a ser la base para la conservación de la conciencia. Cuando está la base, he aquí está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia está establecida y llega a expandirse, he aquí [se produce] la inclinación. Cuando está la inclinación, he aquí el ir y venir. Cuando está el ir y venir, he aquí el fallecimiento y el renacimiento del ser. Cuando hay fallecimiento y renacimiento del ser, el futuro nacimiento, la vejez-y-muerte, el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza llegan a ser. Tal es el origen de todo ese montón de la insatisfacción.

"Pero, monjes, cuando uno no intenta, cuando uno no planifica y tampoco tiende hacia algo, no hay base alguna para la conservación de la conciencia. Cuando no está la base, tampoco está el soporte para el establecimiento de la conciencia. Cuando la conciencia no está establecida ni llega a expandirse, he aquí [no se produce] la inclinación. Cuando no está la inclinación, he aquí no hay el ir y venir. Cuando no está el ir y venir, he aquí no hay el fallecimiento y el renacimiento del ser. Cuando no hay fallecimiento y renacimiento del ser, no hay futuro nacimiento; y la vejez-y-muerte, el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza cesan. Tal es el cese de todo ese montón de la insatisfacción.”


FUENTES:

BHIKKHU BODHI (2000) “Volition (1), (2) y (3)” en The Connected Discourses of the Buda: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston, Wisdom Publications. Págs. 576-578.

“Cetanasutta”, “Dututacetanasutta” y “Tatiyacetana” en World Tipitaka Edition, http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/12S2/1/1.4/1.4.8, http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/12S2/1/1.4/1.4.9 y http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/12S2/1/1.4/1.4.10 13 de mayo de 2008


Traducido y editado por Isidatta para el Bosque Theravada 2011

Publicación de Bosque Theravada 2011

Última modificación el Lunes, 04 de Julio de 2011

Publicado enSamyutta Nikaya

Samyutta Nikaya, "Colección de los Discursos Agrupados Temáticamente" (del pali samyutta = "grupo" o "colección") consiste en 2.889 suttas, relativamente cortos, agrupados en 56 diversos temas o samyuttas en cinco principales divisiones. Los estudiosos creen que esta colección, especialmente su última Gran División (Mahavagga), contienen los discursos más antiguos y, consecuentemente, las enseñanzas más auténticas del mismo Buda.
Sólos los usuarios registrados pueden comentar los artículos Acceso usuarios - Registro