Viernes, 10 Abril 2009 11:46

SN 46,6 Kundaliya Sutta - Discurso con Kundaliya

Valora este artículo
(0 votos)

El Buda explica a un asceta errante, de qué manera su camino hacia la verdadera liberación, es un camino gradual: desde la restricción de los sentidos, pasando por la buena conducta, los cuatro fundamentos de la atención consciente, los siete factores de Iluminación hasta llegar a la liberación final.

[Leer en pali]

En una ocasión, el Bienaventurado estaba morando en Saketa en el parque de los Venados de la arboleda Añjana. Entonces, un asceta errante de nombre Kundaliya se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos. Cuando concluyeron sus amigables palabras de bienvenida, el asceta errante Kundaliya se dirigió al Bienaventurado con estas palabras:

“Maestro Gotama, yo soy uno de los que frecuenta a las asambleas en los parques. Después de comer, cuando termino mi desayuno, tengo la costumbre de vagar y recorrer de un parque a otro o de un jardín a otro. Allí veo a algunos ascetas y brahmines ocupados en discusiones que tienen por objeto defender sus propios dogmas y condenar los dogmas de otros. Pero, ¿cuál es el beneficio de la vida del maestro Gotama?”

“Kundaliya, el Tathagata vive para el beneficio y el fruto del verdadero conocimiento y liberación”.

“Pero, maestro Gotama, ¿cuáles son las cosas que, cuando son cultivadas y desarrolladas, conducen a la realización del verdadero conocimiento y liberación?”

“Kundaliya, los siete factores de Iluminación, cuando son cultivados y desarrollados, conducen a la realización del verdadero conocimiento y liberación.”

“Pero, maestro Gotama, ¿cuáles son las cosas que, cuando son cultivadas y desarrolladas, conducen a la realización de los siete factores de Iluminación?”

“Kundaliya, los cuatro fundamentos de la atención consciente, cuando son cultivados y desarrollados, conducen a la realización de los siete factores de Iluminación.”

“Pero, maestro Gotama, ¿cuáles son las cosas que, cuando son cultivadas y desarrolladas, conducen a la realización de los cuatro fundamentos de la atención consciente?”

“Kundaliya, las tres clases de la conducta correcta, cuando son cultivadas y desarrolladas, conducen a la realización de los cuatro fundamentos de la atención consciente.”

“Pero, maestro Gotama, ¿cuáles son las cosas que, cuando son cultivadas y desarrolladas, conducen a la realización de las tres clases de la conducta correcta?”

“Kundaliya, la restricción de las facultades sensoriales, cuando es cultivada y desarrollada, conduce a la realización de las tres clases de la conducta correcta.

“¿Y cómo es, Kundaliya, la restricción de las facultades sensoriales que, cuando es cultivada y desarrollada, conduce a la realización de las tres clases de la conducta correcta? He aquí, Kundaliya, el monje, habiendo visto alguna forma agradable a través del ojo, no la anhela, no se excita por ella ni genera por ella pasión. Su cuerpo permanece firme y su mente permanece firme, y él permanece bien compuesto y bien liberado para sus adentros. Pero, por otro lado, habiendo visto alguna forma desagradable a través del ojo, él no se desmaya por esto, no se intimida, no se desanima, permanece sin animadversión. Su cuerpo permanece firme y su mente permanece firme, y él permanece bien compuesto y bien liberado para sus adentros.

“Además, Kundaliya, el monje, habiendo escudado algún sonido agradable a través del oído… habiendo olfateado algún aroma agradable a través de la nariz… habiendo degustado algún sabor agradable a través de la lengua… habiendo percibido alguna agradable sensación táctil a través del cuerpo… habiendo conocido algún fenómeno mental agradable a través de la mente, no lo anhela, no se excita por él ni genera por él pasión. Su cuerpo permanece firme y su mente permanece firme, y él permanece bien compuesto y bien liberado para sus adentros. Pero, por otro lado, habiendo escuchado algún sonido desagradable a través del oído… habiendo olfateado algún olor desagradable a través de la nariz… habiendo probado algún sabor desagradable a través de la lengua… habiendo percibido alguna desagradable sensación táctil a través del cuerpo… habiendo conocido algún fenómeno mental desagradable a través de la mente, él no se desmaya por esto, no se intimida, no se desanima, permanece sin animadversión. Su cuerpo permanece firme y su mente permanece firme, y él permanece bien compuesto y bien liberado para sus adentros.

“Kundaliya, cuando el monje, después de haber visto la forma a través del ojo, logra que su cuerpo permanezca firme y su mente permanezca firme, y que él permanezca bien compuesto y bien liberado para sus adentros tanto cuando se trata de las formas agradables como desagradables; cuando el monje, después de haber escudado el sonido a través del oído… después de haber olfateado el aroma a través de la nariz… después de haber probado el sabor a través de la lengua… después de haber percibido la sensación táctil a través del cuerpo… después de haber conocido el fenómeno mental a través de la mente, logra que su cuerpo permanezca firme y su mente permanezca firme, y que él permanezca bien compuesto y bien liberado para sus adentros tanto cuando se trata de los fenómenos mentales agradables como desagradables, entonces, su restricción de las facultades sensoriales ha sido cultivada y desarrollada de tal manera, que él realiza las tres clases de la conducta correcta.

“¿Y cómo son, Kundaliya, las tres clases de la conducta correcta que, cuando son cultivadas y desarrolladas, conducen a la realización de los cuatro fundamentos de la atención consciente? He aquí, Kundaliya, el monje, habiendo abandonado la conducta incorrecta del cuerpo, desarrolla, a través de su cuerpo, una conducta correcta. Además, habiendo abandonado la conducta incorrecta del habla, desarrolla, a través de su habla, una conducta correcta. También, habiendo abandonado la conducta incorrecta de la mente, desarrolla, a través de su mente, una conducta correcta. Entonces, sus tres clases de la conducta correcta han sido cultivadas y desarrolladas de tal manera, que él realiza los cuatro fundamentos de la atención consciente.

“¿Y cómo son, Kundaliya, los cuatro fundamentos de la atención consciente que, cuando son cultivados y desarrollados, conducen a la realización de los siete factores de Iluminación? He aquí, Kundaliya, el monje, permanece contemplando el cuerpo en el cuerpo, ardientemente, con clara comprensión y atención consciente, habiendo abandonado tanto la avidez como el desagrado con respecto al mundo. Él permanece contemplando las sensaciones en las sensaciones… la mente en la mente… las construcciones mentales en las construcciones mentales, ardientemente, con clara comprensión y atención consciente, habiendo abandonado tanto la avidez como el desagrado con respecto al mundo. Entonces, sus cuatro fundamentos de la atención consciente han sido cultivados y desarrollados de tal manera, que él realiza los siete factores de Iluminación.

“¿Y cómo son, Kundaliya, los siete factores de Iluminación que, cuando son cultivados y desarrollados, conducen al verdadero conocimiento y liberación? He aquí, Kundaliya, el monje, desarrolla la atención consciente como factor de Iluminación, a través de la reclusión, desapasionamiento, el cese y la madurez de la liberación. Él desarrolla la discriminación de los estados mentales como factor de Iluminación… la energía como factor de Iluminación… el arrobamiento como factor de Iluminación… la tranquilidad como factor de Iluminación… la concentración como factor de Iluminación… la ecuanimidad  como factor de Iluminación, a través de la reclusión, desapasionamiento, el cese y la madurez de la liberación.”

Cuando esto fue dicho, el asceta errante Kundaliya dijo al Bienaventurado: “¡Magnífico, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El Dhamma ha sido esclarecido de diferentes maneras por el maestro Gotama. Es como si algo torcido se hubo enderezado, como si algo escondido se hubo revelado, como si a alguien que estaba perdido se hubo mostrado el camino, como si a alguien que estaba en tinieblas con ojos sanos se hubo encendido una lámpara. Yo voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los monjes. Desde este día en adelante, que el maestro Gotama se recuerde de mí como a uno de sus seguidores laicos, que se ha ido por refugio de por vida”.


FUENTES:

Bhikkhu Bodhi (2000) “Kundaliya” en The Connected Discourses of the Buda: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston, Wisdom Publications. Págs. 1575-1577.

“Kundaliyasuttam” en Chattha Sangayana , CD-Rom, versión 3.


Traducido y editado por Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2009.

Visto 3511 veces Modificado por última vez en Jueves, 26 Abril 2018 16:35