Martes, 23 Marzo 2010 16:45

MN 54 (10M.1.4,31-50) Potaliya Sutta – Gran discurso en con Potaliya

Valora este artículo
(1 Voto)

El Buda enseña a un presuntuoso interlocutor lo que significa la expresión “cortando todos los asuntos” dentro de su sistema de disciplina. Este sutta ofrece una serie de ingeniosos símiles sobre los peligros de los placeres sensuales.

[Leer en pali]

 

La numeración entre corchetes y los sub-títulos corresponden a la versión de Ñanamoli-Bodhi, mientras que la de las llaves al sistema de World Tipitaka Edition

[1] {31} Esto he escuchado. En una ocasión, el Bienaventurado estaba morando en el país de los Anguttarapanas, en una de sus ciudades de nombre Apana.

[2] Entonces, por la mañana temprano, el Bienaventurado se vistió y, tomando su cuenco y el hábito exterior, entró a Apana en búsqueda de comida de limosnas. Habiendo caminado en busca de comida de limosnas y habiendo retornado de su ronda, se alimentó y entró en una arboleda para permanecer ahí durante el día. Habiendo entrado en la arboleda, se sentó debajo de un árbol.

[3] En este tiempo, el hombre hogareño Potaliya, plenamente vestido, incluyendo la sombrilla y las sandalias, estaba ejercitándose caminando y deambulando, y también entró en la misma arboleda. Ahí se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos. Una vez terminadas estas amables palabras de bienvenida, se paró a un lado. Y el Bienaventurado se dirigió a él diciendo: “Hay un asiento aquí, hombre hogareño, tómalo si lo deseas”.

Cuando esto fue dicho, el hombre hogareño Potaliya pensó lo siguiente: “El recluso Gotama se dirigió a mi como ‘hombre hogareño’” y, airado y enojado, permaneció en silencio.

Y por segunda vez el Bienaventurado se dirigió a él diciendo: “Hay un asiento aquí, hombre hogareño, tómalo si lo deseas”. Y por segunda vez, cuando esto fue dicho, el hombre hogareño Potaliya pensó lo siguiente: “El recluso Gotama se dirigió a mi como ‘hombre hogareño’” y, airado y enojado, permaneció en silencio.

Y por tercera vez el Bienaventurado se dirigió a él diciendo: “Hay un asiento aquí, hombre hogareño, tómalo si lo deseas”. Y por tercera vez, cuando esto fue dicho, el hombre hogareño Potaliya pensó lo siguiente: “El recluso Gotama se dirigió a mi como ‘hombre hogareño’” y, airado y enojado, se dirigió al Bienaventurado con estas palabras: “Amigo Gotama, no es ni apropiado ni oportuno dirigirse a mi como ‘hombre hogareño’”.

“Hombre hogareño, pero es que tienes el aspecto, las marcas y los signos de un hombre hogareño”.

“Sin embargo, amigo Gotama, yo he abandonado todos mis trabajos y he cortado todos mis asuntos”.

“¿Y cómo, hombre hogareño, has abandonado todos tus trabajos y has cortado todos tus asuntos?”

“He regalado todas mis riquezas, amigo Gotama, granos, oro y plata a mis hijos como su herencia. Sin haberles comunicado ni avisado sobre esto, vivo meramente de la comida y vestimenta. Así es cómo he abandonado todos mis trabajos y he cortado todos mis asuntos”.

“Hombre hogareño, el hecho de haber cortado todos tus asuntos, tal cómo lo describes, es una cosa y el hecho de haber cortado todos los asuntos en la Disciplina de un Noble, otra”.

“¿Y en qué consiste, venerable señor, el hecho de cortar todos los asuntos en la Disciplina de un Noble? Sería bueno, venerable señor, que el Bienaventurado me enseñe el Dhamma, mostrándome en qué consiste el hecho de cortar todos los asuntos en la Disciplina de un Noble.”

“Entonces, escucha, hombre hogareño, y presta atención que voy a hablar”.

“Si, venerable señor, respondió el hombre hogareño Potaliya y el Bienaventurado continuó:

[4] {32} “Hombre hogareño, he aquí, en la Disciplina de un Noble, existen estas ocho cosas que lo conducen a cortar todos los asuntos. ¿Cuáles ocho? Apoyándose en no matar a los seres vivos, se abandona la matanza de los seres vivos. Apoyándose en no tomar lo que no ha sido dado, se abandona la toma de aquello que no ha sido dado. Apoyándose en el habla veraz, se abandona el habla falso. Apoyándose en el habla no malicioso, se abandona el habla malicioso. Apoyándose en ausencia del deseo voraz, se abandona el deseo voraz. Apoyándose en ausencia del regaño rencoroso, se abandona el regaño rencoroso. Apoyándose en ausencia del enojo desesperado, se abandona el enojo desesperado. Apoyándose en ausencia de la arrogancia, se abandona la arrogancia. Estas son las ochos cosas, hombre hogareño, expresadas brevemente, sin entrar en detalles, que conducen a cortar todos los asuntos en la Disciplina de un Noble.”

[5] “Venerable señor, sería bueno si, por causa de la compasión, el Bienaventurado me expusiera en detalles estas ocho cosas que conducen a cortar todos los asuntos en la Disciplina de un Noble, las cuales han sido expresadas brevemente por el Bienaventurado, sin entrar en detalles”.

“Entonces, escucha, hombre hogareño, y presta atención que voy a hablar”.

“Si, venerable señor, respondió el hombre hogareño Potaliya y el Bienaventurado continuó:

[6] {33} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en no matar a los seres vivos, se abandona la matanza de los seres vivos.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar a matar a los seres vivos. Si llegara a matar a los seres vivos, estaría censurándome a mí mismo por haber hecho esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber hecho esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido a la matanza de los seres vivos, me estaría esperando un destino infeliz. Además, matar a los seres vivos, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante la matanza de los seres vivos, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene de matar a los seres vivos.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en no matar a los seres vivos, se abandona la matanza de los seres vivos.’

[7] {34} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en no tomar que no ha sido dado, se abandona la toma de aquello que no ha sido dado.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar a tomar lo que no ha sido dado. Si llegara a tomar lo que no ha sido dado, estaría censurándome a mí mismo por haber hecho esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber hecho esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido a la toma de lo que no ha sido dado, me estaría esperando un destino infeliz. Además, tomar lo que no ha sido dado, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante la toma de lo que no ha sido dado, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene de tomar lo que no ha sido dado.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en no tomar que no ha sido dado, se abandona la toma de aquello que no ha sido dado.’

[8] {35} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en el habla veraz, se abandona el habla falso.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar a decir mentiras. Si llegara a decir mentiras, estaría censurándome a mí mismo por haber hecho esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber hecho esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido al habla falso, me estaría esperando un destino infeliz. Además, decir mentiras, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante el habla falso, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene de decir mentiras.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en el habla veraz, se abandona el habla falso.’

[9] {36} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en el habla no malicioso, se abandona el habla malicioso.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar a hablar maliciosamente. Si llegara a hablar maliciosamente, estaría censurándome a mí mismo por haber hecho esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber hecho esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido al habla malicioso, me estaría esperando un destino infeliz. Además, hablar maliciosamente, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante el habla malicioso, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene de hablar maliciosamente.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en el habla no malicioso, se abandona el habla malicioso.’

[10] {37} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia del deseo voraz, se abandona el deseo voraz.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar a tener un deseo voraz. Si llegara a tener un deseo voraz, estaría censurándome a mí mismo por haber tenido esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber tenido esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido al deseo voraz, me estaría esperando un destino infeliz. Además, el deseo voraz, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante el deseo voraz, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene del deseo voraz.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia del deseo voraz, se abandona el deseo voraz.’

[11] {38} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia del regaño rencoroso, se abandona el regaño rencoroso.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar a regañar con rencor. Si llegara a regañar con rencor, estaría censurándome a mí mismo por haber hecho esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber hecho esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido al regaño rencoroso, me estaría esperando un destino infeliz. Además, el regaño rencoroso, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante el regaño rencoroso, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene del regaño rencoroso.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia del regaño rencoroso, se abandona el regaño rencoroso.’

[12] {39} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia del enojo desesperado, se abandona el enojo desesperado.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar enojarme desesperadamente. Si llegara a enojarme desesperadamente, estaría censurándome a mí mismo por haber hecho esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber hecho esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido al enojo desesperado, me estaría esperando un destino infeliz. Además, el enojo desesperado, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante el enojo desesperado, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene del enojo desesperado.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia del enojo desesperado, se abandona el enojo desesperado.’

[13] {40} “Esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia de la arrogancia, se abandona la arrogancia.’ ¿Y, en referencia a qué se ha dicho esto? He aquí el noble discípulo considera esto: ‘Estoy practicando de manera tal que abandone y corte estos grilletes, debido a los cuales podría llegar a ser arrogante. Si llegara a ser arrogante, estaría censurándome a mí mismo por haber hecho esto; asimismo el sabio, habiendo investigado esto, me censuraría por haber hecho esto; y al disolverse el cuerpo después de la muerte, debido a la arrogancia, me estaría esperando un destino infeliz. Además, la arrogancia, en sí mismo ya es un grillete y una obstrucción. Y mientras las contaminaciones, vejación y calentura pueden surgir mediante la arrogancia, no hay contaminaciones, vejación y calentura para aquel que se abstiene de la arrogancia.’ Así que en referencia a esto se ha dicho: ’Apoyándose en ausencia de la arrogancia, se abandona la arrogancia.’

[14] {41} “Estas son las ochos cosas, hombre hogareño, expresadas brevemente, que conducen a cortar todos los asuntos en la Disciplina de un Noble y que han sido expuestos ahora en detalle. Sin embargo, hombre hogareño, el corte de todos los asuntos en la Disciplina de un Noble aún no se logra enteramente y en todas sus dimensiones.”

“Entonces, venerable señor, ¿cómo se logra el corte de todos los asuntos en la Disciplina de un Noble enteramente y en todas sus dimensiones? Sería bueno, venerable señor, que el Bienaventurado me enseñara cómo se logra el corte de todos los asuntos en la Disciplina de un Noble enteramente y en todas sus dimensiones.”

“Entonces, escucha, hombre hogareño y presta atención, que voy a hablar.”

“Sí, venerable señor”, respondió Potaliya, el hombre hogareño, y el Bienaventurado continuó:

[15] {42} “Hombre hogareño, imagina a un perro vencido por hambre y debilidad, esperando en la puerta de una carnicería. Y un hábil carnicero o su aprendiz, tira al perro unos huesos sin carne, bien cortados, limpios, pero manchados de sangre. ¿Qué opinas, hombre hogareño? ¿Podría este perro lograr a liberarse de su hambre y debilidad royendo semejantes huesos sin carne, bien cortados, limpios, pero manchados de sangre?”

“No, venerable señor. Y ¿por qué no? Porque éstos son unos huesos sin carne, bien cortados, limpios, pero manchados de sangre. Finalmente, este perro cosecharía hastío y decepción.”

“De la misma manera, hombre hogareño, el noble discípulo considera esto: ‘Los placeres sensuales han sido comparados con unos huesos, por el Bienaventurado. Los mismos, suministran aún más sufrimiento, más desesperanza, mientras el peligro de ellos es muy grande.’ Habiendo visto eso, tal como realmente es con la sabiduría apropiada, él evita la ecuanimidad diversificada, basada en diversidad y desarrolla la ecuanimidad unificada, basada en unidad, donde el apego a las cosas materiales del mundo cesa por completo sin residuos.

[16] {43} “Hombre hogareño, imagina a un buitre, una garza o un halcón que incautó un pedazo de carne y se fue volando. Entonces, otros buitres, garzas o halcones lo persiguieron y lo clavaron. ¿Qué opinas, hombre hogareño? Si este buitre, garza o halcón no suelta rápidamente su pedazo de carne, ¿se expone a la muerte o al sufrimiento mortal por eso?”

“Sí, venerable señor.”

“De la misma manera, hombre hogareño, el noble discípulo considera esto: ‘Los placeres sensuales han sido comparados con el pedazo de carne, por el Bienaventurado. El mismo, suministra aún más sufrimiento, más desesperanza, mientras el peligro de ellos es muy grande.’ Habiendo visto eso, tal como realmente es con la sabiduría apropiada, él evita la ecuanimidad diversificada, basada en diversidad y desarrolla la ecuanimidad unificada, basada en unidad, donde el apego a las cosas materiales del mundo cesa por completo sin residuos.

[17] {44} “Hombre hogareño, imagina a un hombre que tomó una antorcha ardiente con paja y se fue en contra del viento. ¿Qué opinas, hombre hogareño? Si este hombre no suelta rápidamente su antorcha ardiente con paja, ¿puede el fuego de la antorcha con paja quemar su mano, brazo o alguna otra parte del cuerpo y exponerlo a la muerte o al sufrimiento mortal por eso?”

“Sí, venerable señor.”

“De la misma manera, hombre hogareño, el noble discípulo considera esto: ‘Los placeres sensuales han sido comparados con la antorcha con paja, por el Bienaventurado. El mismo, suministra aún más sufrimiento, más desesperanza, mientras el peligro de ellos es muy grande.’ Habiendo visto eso, tal como realmente es con la sabiduría apropiada, él evita la ecuanimidad diversificada, basada en diversidad y desarrolla la ecuanimidad unificada, basada en unidad, donde el apego a las cosas materiales del mundo cesa por completo sin residuos.

[18] {45} “Hombre hogareño, imagina a un pozo de carbón más profundo que la estatura de un hombre, lleno de brazas sin fuego ni humo. E imagina a un hombre que desea la vida y no la muerte, que busca lo placentero y no lo penoso, y otros dos hombres fuertes sujetándolo de los brazos lo arrastran a aquel pozo de carbón. ¿Qué opinas, hombre hogareño? Estaría este hombre retorciendo su cuerpo de una manera u otra?”

“Sí, venerable señor. ¿Y por qué sí? Porque este hombre sabe que va a caer dentro de un pozo de carbón, lo cual lo expone a la muerte o al sufrimiento mortal por eso”

“De la misma manera, hombre hogareño, el noble discípulo considera esto: ‘Los placeres sensuales han sido comparados con el pozo de carbón, por el Bienaventurado. El mismo, suministra aún más sufrimiento, más desesperanza, mientras el peligro de ellos es muy grande.’ Habiendo visto eso, tal como realmente es con la sabiduría apropiada, él evita la ecuanimidad diversificada, basada en diversidad y desarrolla la ecuanimidad unificada, basada en unidad, donde el apego a las cosas materiales del mundo cesa por completo sin residuos.

[19] {46} “Hombre hogareño, imagina a un hombre soñando con unos hermosos parques, hermosas arboledas, hermosas praderas y hermosos lagos, que al despertarse deja de ver todo eso. De la misma manera, hombre hogareño, el noble discípulo considera esto: ‘Los placeres sensuales han sido comparados con el sueño por el Bienaventurado. Los mismos, suministran aún más sufrimiento, más desesperanza, mientras el peligro de ellos es muy grande.’ Habiendo visto eso, tal como realmente es con la sabiduría apropiada, él evita la ecuanimidad diversificada, basada en diversidad y desarrolla la ecuanimidad unificada, basada en unidad, donde el apego a las cosas materiales del mundo cesa por completo sin residuos.

[20] {47} “Hombre hogareño, imagina a un hombre que haya tomado prestado muchos bienes –un carruaje de lujo y unos pendientes de joyería fina- y, precedido por estas cosas prestadas, fuera al mercado. Entonces, la gente al verlo diría ‘¡Señores, mirad a este rico hombre! ¡Es así cómo los ricos disfrutan de sus riquezas!’ Pero los propietarios, dondequiera que lo visualizaran, tomarían de vuelta sus cosas. ¿Qué opinas, hombre hogareño? ¿Sería esto suficiente para este hombre para que estuviera abatido?”

“Sí, venerable señor. ¿Y por qué sí? Porque los propietarios se llevaron de vuelta sus cosas.”

“De la misma manera, hombre hogareño, el noble discípulo considera esto: ‘Los placeres sensuales han sido comparados con las cosas prestadas por el Bienaventurado. El mismo, suministra aún más sufrimiento, más desesperanza, mientras el peligro de ellos es muy grande.’ Habiendo visto eso, tal como realmente es con la sabiduría apropiada, él evita la ecuanimidad diversificada, basada en diversidad y desarrolla la ecuanimidad unificada, basada en unidad, donde el apego a las cosas materiales del mundo cesa por completo sin residuos.

[21] {48} “Hombre hogareño, imagina a una densa arboleda cerca de un pueblo o una ciudad, dentro de cual había un árbol cargado de frutas, pero ninguna de las cuales se haya caído al cielo. E imagina a un hombre que llegó a necesitar las frutas, deseoso de las frutas, que estuviera caminando en búsqueda de las frutas entrando en la arboleda y visualizando el árbol cargado de frutas. En eso, él estuviera pensando: ‘Este árbol está cargado de frutas, pero ninguna de ellas ha caído al suelo. Y siendo yo sé cómo trepar a la cima del árbol, así que treparé a este árbol, comeré tantas frutas que pueda y llenaré mi barriga’. Y así lo hiciera. Luego, imagina a otro hombre que llegó a necesitar las frutas, deseoso de las frutas, que estuviera caminando en búsqueda de las frutas entrando en la arboleda y visualizando el árbol cargado de frutas. En eso, él también estuviera pensando: ‘Este árbol está cargado de frutas, pero ninguna de ellas ha caído al suelo. Y siendo yo sé cómo trepar a la cima del árbol, así que treparé a este árbol, comeré tantas frutas que pueda y llenaré mi barriga’. Y así lo hiciera. ¿Qué opinas, hombre hogareño? Si este primer hombre que trepó a la cima del árbol no bajara rápidamente, cuando el árbol cayera, ¿podría él quebrarse su mano, brazo o alguna otra parte del cuerpo y exponerse a la muerte o al sufrimiento mortal por eso?”

“Sí, venerable señor.”

“De la misma manera, hombre hogareño, el noble discípulo considera esto: ‘Los placeres sensuales han sido comparados con los frutos en el árbol el Bienaventurado. El mismo, suministra aún más sufrimiento, más desesperanza, mientras el peligro de ellos es muy grande.’ Habiendo visto eso, tal como realmente es con la sabiduría apropiada, él evita la ecuanimidad diversificada, basada en diversidad y desarrolla la ecuanimidad unificada, basada en unidad, donde el apego a las cosas materiales del mundo cesa por completo sin residuos.

[22] {49} “Basado en la suprema atención consciente, purificada mediante la ecuanimidad, con el ojo divino, el cual es purificado y sobrepasa el humano, el noble discípulo recuerda sus múltiples vidas pasadas , es decir, un nacimiento, dos nacimientos, tres nacimientos, cuatro nacimientos, cinco nacimientos, diez nacimientos, veinte nacimientos, treinta nacimientos, cuarenta nacimientos, cincuenta nacimientos, cien nacimientos, mil nacimientos, cien mil nacimientos, muchos eones de la contracción del mundo, muchos eones de la expansión del mundo, muchos eones de la contracción y expansión del mundo: ‘Ahí me llamé así, de esta y esta familia, con este y este semblante, éstos fueron mis alimentos, éstas eran mis experiencias con los placeres y penas, y así terminó mi vida. Y de ahí desaparecí para aparecer en este otro lugar donde me llamé así, de esta y esta familia, con este y este semblante, éstos fueron mis alimentos, éstas eran mis experiencias con los placeres y penas, y así terminó mi vida. Y de ahí desaparecí para aparecer aquí’. De esta manera, con sus aspectos y particularidades, recuerda sus múltiples vidas pasadas.

[23] {50} “Basado en la suprema atención consciente, purificada mediante la ecuanimidad, con el ojo divino, el cual es purificado y sobrepasa el humano, el noble discípulo ve a los seres pasar y reaparecer, inferiores y superiores, hermosos y feos, afortunados y desafortunados. Y él comprende cómo los seres van pasando de acuerdo a sus acciones de esta manera: ‘Aquellos seres dignos que se han conducido mal con su cuerpo, habla y mente, que calumniaron a los nobles, mantuvieron erróneos puntos de vista, poniendo el efecto de sus erróneos puntos de vista en sus acciones, al disolverse sus cuerpos, después de la muerte, han reaparecido en el estado de privación, en un mal destino, en perdición, inclusive, en el infierno. Pero, aquellos seres dignos que se han conducido bien con su cuerpo, habla y mente, que no calumniaron a los nobles, mantuvieron correctos puntos de vista, poniendo el efecto de sus correctos puntos de vista en sus acciones, al disolverse sus cuerpos, después de la muerte, han reaparecido en un buen destino, inclusive, en el mundo celestial. De esta manera, con el ojo divino, el cual es purificado y sobrepasa el humano, el noble discípulo ve a los seres pasar y reaparecer, inferiores y superiores, hermosos y feos, afortunados y desafortunados. Y él comprende cómo los seres van pasando de acuerdo a sus acciones.

[24] “Basado en la suprema atención consciente, purificada mediante la ecuanimidad, con el ojo divino, el cual es purificado y sobrepasa el humano, liberándose a sí mismo mediante el conocimiento directo , este noble discípulo aquí y ahora entra y permanece en la liberación de la mente y liberación mediante la sabiduría intachable con la destrucción de las manchas.

[25] “En este momento, hombre hogareño, el corte de todos los asuntos en la Disciplina de un Noble, ha de ser lograda por completo y en todas las maneras. ¿Qué opinas, hombre hogareño? ¿Puedes visualizar en ti semejante corte de todos los asuntos en la Disciplina de un Noble, ha de ser lograda por completo y en todas las maneras?”

“Venerable señor, ¿quién soy yo para poseer semejante corte de todos los asuntos en la Disciplina de un Noble, cuando el mismo es logrado por completo y en todas las maneras? Yo realmente estoy muy lejos, venerable señor, de cortar todos los asuntos en la Disciplina de un Noble, por completo y en todas las maneras. Venerable señor, aunque los ascetas mendigantes de los otros credos no son de pura casta, nosotros nos imaginamos como si fueran de pura casta; aunque los ascetas mendigantes de los otros credos no son de pura casta, nosotros les ofrecemos comida como si fueran de pura casta; aunque los ascetas mendigantes de los otros credos no son de pura casta, nosotros les hacemos sentar en lugares de los de pura casta. Pero por otro lado, aunque los monjes son de pura casta, nosotros nos imaginamos como si no fueran de pura casta; aunque los monjes son de pura casta, nosotros no les ofrecemos comida de los de pura casta; aunque los monjes son de pura casta, nosotros no les hacemos sentar en lugares de los de pura casta. Pero ahora, venerable señor, ya que los ascetas mendigantes de los otros credos no son de pura casta, nosotros no nos imaginaremos como si fueran de pura casta; ya que los ascetas mendigantes de los otros credos no son de pura casta, nosotros les ofrecemos comida de los que no son de pura casta; ya que los ascetas mendigantes de los otros credos no son de pura casta, nosotros les hacemos sentar en lugares de los que no son de pura casta. Y ahora también, ya que los monjes son de pura casta, nosotros nos imaginaremos como de pura casta; ya que los monjes son de pura casta, nosotros les ofreceremos comida para los de pura casta; ya que los monjes son de pura casta, nosotros les haremos sentar en lugares de los de pura casta. Venerable señor, el Bienaventurado ha inspirado en mi el amor hacia los reclusos, confidencia hacia los reclusos y reverencia hacia los reclusos.

[26] “¡Magnífico, maestro Gotama! ¡Magnífico, maestro Gotama! El maestro Gotama ha expuesto el Dhamma claramente en diferentes maneras, como si enderezara algo que estuviera torcido, como si revelara algo que estuviera oculto, como si mostrara el camino al que estuviera perdido, o como si alzara una lámpara en medio de la oscuridad para que aquellos que tuvieran la vista vieran las formas. Yo voy a maestro Gotama por refugio y al Dhamma y al Sangha de los monjes. Desde este día en adelante, que el maestro Gotama me recuerde como su discípulo laico que se fue a él por refugio de por vida”.


FUENTES:

BHIKKHU ÑANAMOLI y BHHIKHU BODHI (2001) “Potaliya Sutta: To Potaliya” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya. Boston, Wisdom Publications. Págs. 466-473.

“Potaliyasutta” en World Tipitaka Edition http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/10M/1/1.4 (13/05/2008).

THANISSARO BHIKKHU [en línea] Potaliya Sutta: To Potaliya (excerpt) . http://www.accesstoinsight.org/tipitaka/mn/mn.054x.than.html (07/06/2009).


Traducido y publicado por Isidatta para el Bosque Theravada © 2009

Edición de Bosque Theravada © 2009

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

Visto 3868 veces Modificado por última vez en Sábado, 14 Abril 2018 12:02