Sábado, 05 Febrero 2011 17:31

MN 64 {10M2.4} Mahamalunkya Sutta – Gran discurso a Malunkyaputta

Valora este artículo
(5 votos)

El Buda enseña el camino que lleva al abandono de las cinco cadenas menores.

[Leer en pali]

[1] {129} Así he oído. Estaba el Bienaventurado viviendo en el parque de Anathapindika en el bosque de Jeta, en Savatthi. Allí se dirigió a los bhikkhus diciendo: "Bhikkhus." - "Sí, venerable", respondieron éstos. El Bienaventurado dijo así:

[2] "Bhikkhus, ¿recuerdan cómo he enseñado los cinco grilletes inferiores?"

A lo que el venerable Malunkyaputta respondió:

"Venerable señor, yo recuerdo los cinco grilletes inferiores como Vd. los ha enseñado".

"Y ¿de qué manera recuerda Malunkyaputta los cinco grilletes inferiores como yo los ha enseñado?"

"Venerable señor, recuerdo el concepto de identidad como un grillete inferior enseñado por el Bienaventurado. Recuerdo la duda como un grillete inferior enseñado por el Bienaventurado. Recuerdo el apego a normas y a las prácticas como un grillete inferior enseñado por el Bienaventurado. Recuerdo el deseo sensorial como un grillete inferior enseñado por el Bienaventurado. Recuerdo el rencor como un grillete inferior enseñado por el Bienaventurado".

[3] "Malunkyaputta, ¿a quién recuerdas que yo haya enseñado estos cinco grilletes inferiores de este modo? ¿No podrían los seguidores de otras sectas refutar esto con el símil del bebé? Porque un recién nacido acostado no tiene siquiera la noción 'identidad', así que ¿cómo podría el concepto de identidad aparecer en él? Y aún así la tendencia al concepto de identidad reside en él. Un recién nacido acostado no tiene siquiera la noción 'enseñanzas', así que ¿cómo podría la duda sobre las enseñanzas aparecer en él? Y aún así la tendencia a la duda reside en él. Un recién nacido acostado no tiene siquiera la noción 'normas', así que ¿cómo podría el apego a las normas y a las prácticas aparecer en él? Y aún así la tendencia a apegarse a las normas y a las prácticas reside en él. Un recién nacido acostado no tiene siquiera la noción 'placeres sensoriales', así que ¿cómo podría el deseo sensorial aparecer en él? Y aún así la tendencia al deseo sensorial reside en él. Un recién nacido acostado no tiene siquiera la noción 'seres', así que ¿cómo podría el rencor hacia los seres aparecer en él? Y aún así la tendencia al rencor reside en él. ¿No refutarían esto los seguidores de otras sectas con el símil del bebé?"

[4] Acto seguido el venerable Ananda dijo: "Es el momento, Bienaventurado, es el momento, Sublime, de que el Bienaventurado enseñe los cinco grilletes inferiores. Los monjes, habiendo escuchado al Bienaventurado, lo recordarán".

"Entonces escucha, Ananda, y atiende atentamente a lo que voy a decir".

"Si, venerable señor", respondió el venerable Ananda.

El Bienaventurado dijo así:

[5] {130} "He aquí, Ananda, que una persona ordinaria, sin instrucción, sin consideración por los nobles, incompetente e indisciplinado en su Dhamma, que no tiene consideración por los hombres verdaderos y que es incompetente e indisciplinado en su Dhamma, vive con una mente obsesionada y esclavizada por el concepto de identidad, y no entiende tal y como es el escape del concepto de identidad surgido; y cuando esta visión se ha hecho habitual y no ha sido erradicada, es un grillete inferior. Vive con una mente obsesionada y esclavizada por la duda... por la adherencia a reglas y prácticas... por deseo sensual... por rencor, y no entiende tal y como es el escape del rencor surgido; y cuando este rencor se ha hecho habitual y no ha sido erradicada, es un grillete inferior".

[6] {131} "Un noble discípulo, bien educado, considerado para con los nobles, competente y disciplinado en su Dhamma, considerado para con los hombres verdaderos, competente y disciplinado en su Dhamma, no vive con una mente obsesionada y esclavizada por el concepto de identidad; él entiende tal y como es el escape del surgido concepto de identidad y este concepto de identidad, junto con la tendencia subyacente hacia él, son abandonados por él. Él no vive con una mente obsesionada y esclavizada por la duda... por la adherencia a reglas y prácticas... por deseo sensual... por rencor, y no entiende tal y como es el escape del rencor surgido; él entiende tal y como es el escape del rencor surgido y este rencor, junto con la tendencia subyacente hacia él, son abandonados por él".

[7] {132} "Hay un sendero, Ananda, un camino para abandonar los cinco grilletes inferiores; No es posible para nadie que no siga este sendero, este camino, conocer o ver o abandonar los cinco grilletes inferiores. Así como no es posible talar el duramen de un gran árbol sin cortar antes su corteza y su albura, no es posible para nadie que no siga este sendero, este camino, conocer o ver o abandonar los cinco grilletes inferiores".

"Hay un sendero, Ananda, un camino para abandonar los cinco grilletes inferiores; es posible para alguien que siga este sendero, este camino, conocer o ver o abandonar los cinco grilletes inferiores. Así como es posible talar el duramen de un gran árbol cortando antes su corteza y su albura, es posible para alguien que siga este sendero, este camino, conocer o ver o abandonar los cinco grilletes inferiores".

[8] "Supón, Ananda, que el río Ganges estuviera lleno de agua hasta el borde de manera que los cuervos pudieran beber de él y que un hombre débil llegara pensando: 'Cruzaré la corriente nadando con mis brazos y llegaré a salvo a la otra orilla de este río Ganges', pero este hombre no sería capaz de llegar a salvo a la otra orilla. Así también, cuando el Dhamma se enseña a alguien para que cese la personalidad, si su mente no entra en el Dhamma y adquiere confianza, firmeza y determinación, entonces podemos considerar a este hombre como al hombre débil .

"Supón, Ananda, que el río Ganges estuviera lleno de agua hasta el borde de manera que los cuervos pudieran beber de él y que un hombre fuerte llegara pensando: 'Cruzaré la corriente nadando con mis brazos y llegaré a salvo a la otra orilla de este río Ganges', y este hombre sería capaz de llegar a salvo a la otra orilla. Así también, cuando el Dhamma se enseña a alguien para que cese la personalidad, si su mente entra en el Dhamma y adquiere confianza, firmeza y determinación, entonces podemos considerar a este hombre como al hombre fuerte.

[9] {133} "Y ¿cuál, Ananda, es el sendero, el camino al abandono de los cinco grilletes inferiores? He aquí, separado de lo adquirido, abandonando los estados malsanos, con la completa tranquilización de la inercia corporal, separado de los placeres sensoriales, separado de los estados malsanos, un bhikkhu entra y reside en el primer jhana, el cual está acompañado de pensamiento aplicado y sostenido, con rapto y placer nacidos de la separación.

"Cualquier cosa que haya ahí de forma material, sentimiento, percepción, formaciones y conciencia, él ve estos estados como impermanentes, como sufrimiento, una enfermedad, un tumor, un anzuelo, una calamidad, un dolor, como separado, desintegrándose, vacío, como no yo. Él aleja su mente de estos estados y la dirige hacia el elemento inmortal de esta manera: 'Esto es lo pacífico, esto es lo sublime: la pacificación de todas las formaciones, la renuncia a todos los apegos, la destrucción del ansia, el desapasionamiento, el cese, el Nibbana'. Si es persistente en esto, él logrará la destrucción de las impurezas. Pero si no logra la destrucción de las impurezas por su deseo por el Dhamma y su deleite en el Dhamma, entonces, con la destrucción de los cinco grilletes inferiores, se convierte en alguien que aparecerá espontáneamente en las Moradas Puras y allí logrará el Nibbana final, no regresando jamás de aquel mundo. Este es el camino al abandono de los cinco grilletes inferiores.

[10-12] "Y otra vez, al calmar el pensamiento aplicado y el pensamiento sostenido, el bhikkhu entra y reside en el segundo jhana... Otra vez, al disiparse también el rapto, el bhikkhu... entra y reside en el tercer jhana... Otra vez, al abandonar el placer y el dolor... el bhikkhu entra y reside en el cuarto jhana, en el cual no hay ni dolor ni placer y posee atención pura gracias a la ecuanimidad.

"Cualquier cosa que haya ahí de forma material, sentimiento, percepción, formaciones y conciencia, él ve estos estados como impermanentes...como no yo. Él aleja su mente de estos estados y la dirige hacia el elemento inmortal...Este es el camino al abandono de los cinco grilletes inferiores.

[13] "Otra vez, al remontar completamente la percepción de la forma, al desaparecer la percepción de los impulsos sensoriales, no prestando atención a la percepciones de diversidad, consciente a 'el espacio es infinito', el bhikkhu entra y reside en la base del espacio infinito".

"Cualquier cosa que haya ahí de forma material, sentimiento, percepción, formaciones y conciencia, él ve estos estados como impermanentes...como no yo. Él aleja su mente de estos estados y la dirige hacia el elemento inmortal...Este es el camino al abandono de los cinco grilletes inferiores".

[14] "Otra vez, al remontar completamente la base del espacio infinito, consciente a 'la consciencia es infinita', el bhikkhu entra y reside en la base de la consciencia infinita.

"Cualquier cosa que haya ahí de forma material, sentimiento, percepción, formaciones y conciencia, él ve estos estados como impermanentes...como no yo. Él aleja su mente de estos estados y la dirige hacia el elemento inmortal...Este es el camino al abandono de los cinco grilletes inferiores.

[15] "Otra vez, al remontar completamente la base de la consciencia infinita, consciente a 'no hay nada', el bhikkhu entra y reside en la base de la nada.

"Cualquier cosa que haya ahí de forma material, sentimiento, percepción, formaciones y conciencia, él ve estos estados como impermanentes, como sufrimiento, una enfermedad, un tumor, un anzuelo, una calamidad, un dolor, como separado, desintegrándose, vacío, como no yo. Él aleja su mente de estos estados y la dirige hacia el elemento inmortal de esta manera: 'Esto es lo pacífico, esto es lo sublime: la pacificación de todas las formaciones, la renuncia a todos los apegos, la destrucción del ansia, el desapasionamiento, el cese, el Nibbana'. Si es persistente en esto, él logrará la destrucción de las impurezas. Pero si no logra la destrucción de las impurezas por su deseo por el Dhamma y su deleite en el Dhamma, entonces, con la destrucción de los cinco grilletes inferiores, se convierte en alguien que aparecerá espontáneamente en las Moradas Puras y allí logrará el Nibbana final, no regresando jamás de aquel mundo. Este es el camino al abandono de los cinco grilletes inferiores".

[16] "Venerable señor, si este es el sendero, el camino para abandonar los cinco grilletes inferiores, entonces ¿cómo es que algunos bhikkhus logran la liberación de la mente y algunos logran la liberación a través de la sabiduría?"

"La diferencia aquí, Ananda, está en sus facultades, digo".

Esto es lo que el Bienaventurado dijo. El venerable Ananda quedó satisfecho y se deleitó en las palabras del Bienaventurado.

 

 


FUENTE:

BHIKKHU NANAMOLI Y BHIKKHU BODHI (2001) "Mahamulunkya Sutta: The Greater Discourse to Malunkyaputta" en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya. Boston, Wisdom Publications. Págs. 537-541.



Tradujo del inglés para el Bosque Theravada: David, 2011

Revisión y edición: Isidatta

Publicación del Bosque Theravada, 2011

Visto 3614 veces Modificado por última vez en Sábado, 14 Abril 2018 12:20