Sábado, 19 Agosto 2017 17:31

SN 11,5 Subhasitajaya Sutta - Victoria a través de un buen consejo

Valora este artículo
(2 votos)

Una batalla ganada por medio de un concurso de versos.

 


[Leer en pali]

[5] En Savatthi.

[Dijo el Bienaventurado:]

“Monjes, una vez en el pasado remoto, los devas y los asuras se enfrentaron en una batalla. Entonces Vepacitti, el señor de los asuras dijo a Sakka, el señor de los dioses: ‘Señor de los dioses, hágase la victoria mediante un consejo bien dado’. [Sakka respondió:] ‘Vepacitti, hágase la victoria mediante un consejo bien dado’.

“Entonces, monjes, los devas y los asuras nombraron un panel de jueces, diciendo: ‘Ellos van a determinar lo que haya sido bien o mal dicho por nosotros’.

“Acto seguido Vepacitti, el señor de los asuras, dijo a Sakka, el señor de los dioses: ‘Dí un verso, señor de los dioses’. Cuando dijo eso, Sakka replicó a Vepacitti: ‘Tú, Vepacitti, siendo el señor asura aquí, di un verso’. Cuando se dijo esto, Vepacitti, el señor de los asuras, recitó este verso:

 

’Los tontos podrían desahogar su ira aún más,

Sin uno no los tuviera bajo control.

Por lo tanto, con un castigo drástico

El hombre sabio debe restringir al tonto’.

 

“Cuando Vepacitti, el señor de los asuras, dijo este verso, monjes, los asuras lo aplaudieron, pero los devas permanecieron en silencio. Entonces Vepacitti dijo a Sakka: ‘Di un verso, señor de los dioses’. Cuando se dijo esto, Sakka, el señor de los dioses, recitó este verso:

 

’Yo creo que ésta solamente

Es la manera de tratar a un tonto:

Cuando uno sabe que la ira es la enemiga de uno mismo,

Uno, atentamente consciente, mantiene su propia paz’.

 

“Cuando Sakka, el señor de los dioses, dijo este verso, monjes, los devas lo aplaudieron, pero los asuras permanecieron en silencio. Entonces Sakka dijo a Vepacitti: ‘Di un verso, Vepacitti’. Cuando se dijo esto, Vepacitti, el señor de los asuras, recitó este verso:

 

’Yo veo esta falta, oh Vasava,

En la práctica de la paciencia:

Cuando el tonto piense de ti:

«Él es paciente porque me teme»,

El idiota te perseguirá aún más

Como un toro lo hace cuando huyes’.

 

“Cuando Vepacitti, el señor de los asuras, dijo este verso, monjes, los asuras lo aplaudieron, pero los devas permanecieron en silencio. Entonces Vepacitti dijo a Sakka: ‘Di un verso, señor de los dioses’. Cuando se dijo esto, Sakka, el señor de los dioses, recitó estos versos:

 

’Sean así o no las cosas,

«Él es paciente porque me teme»,

De las metas que culminan en el propio bien de uno,

Ninguno es mejor que la paciencia.

 

Cuando una persona dotada de fuerza

Soporta pacientemente a un debilucho,

Lo llaman la paciencia suprema

Porque el débil tiene que ser paciente siempre.

 

Llaman a aquella fuerza no-fuerza en absoluto

—La fuerza que es la fuerza de la insensatez—,

Pero nadie puede reprochar a una persona

Que es fuerte en tanto está resguardado por el Dhamma.

 

Alguien que responde con la ira a la ira,

Realmente hace las cosas peores para sí mismo.

No respondiendo con la ira al hombre airoso,

Uno vence una batalla difícil de vencer.

 

Aquel practica para el bienestar de ambos,

Su propio y el de los demás,

Entonces, sabiendo que la ira es su propia enemiga,

Atentamente consciente, mantiene su propia paz.

 

Cuando alcanza la cura de ambos

—La propia y la de los demás—,

La gente que lo considera un tonto,

No es hábil en el Dhamma’.

 

“Cuando Sakka, el señor de los dioses, dijo este verso, monjes, los devas lo aplaudieron, pero los asuras permanecieron en silencio. Entonces el panel de los jueces nombrado por los devas y los asuras dijo esto: ‘Los versos dichos por Vepacitti, el señor de los asuras, están en la esfera del castigo y la violencia; por eso [implican] el conflicto, la contienda y la lucha. Pero los versos dichos por Sakka, el señor de los dioses, están en la esfera del no-castigo y la no-violencia; por eso [implican] libertad del conflicto, libertad de la contienda y libertad de la lucha. Sakka, el señor de los devas, ha ganado la victoria a través de un buen consejo’.

“De esta manera, monjes, Sakka, el señor de los dioses, ganó la victoria a través de un buen consejo”.

 


FUENTE:

Bodhi, B. (2000). Victory by Well-Spoken Councel en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston: Wisdom Publications, (versión digital), pp. 492-493.

Subhasitajayasuttam en Digital Pali Reader 


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015.  

 

 

Visto 1127 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Septiembre 2019 05:44