Domingo, 20 Agosto 2017 16:20

SN 11,8 Verocanasurinda Sutta - Verocana, el señor de los asuras

Valora este artículo
(0 votos)

Las dos divinidades opuestas en la mitología budista, pronuncian sus versos en presencia del Buda.

 


[Leer en pali]

[8] En la arboleda de Jeta, cerca de Savatthi.

En esa ocasión el Bienaventurado había ido allí para su morada diurna y estaba en  reclusión. Entonces Sakka, el señor de los devas, y Verocana, el señor de los asuras, se acercaron al Bienaventurado y se quedaron cada uno al lado de un poste de la puerta. Acto seguido, Verocana, el señor de los asuras, recitó este verso en presencia del Bienaventurado:

“Un hombre debe hacer el esfuerzo

Hasta que su meta sea alcanzada.

Las metas brillan cuando son alcanzadas:

Esta es la palabra de Verocana”.

[Sakka:]

“Un hombre debe hacer el esfuerzo

Hasta que su meta sea alcanzada.

De las metas que brillan al ser alcanzadas:

No se puede encontrar otra mejor que la paciencia”.

[Verocana:]

“Todos los seres se empeñan en [conseguir una] meta

Aquí o allá, dependiendo de cada caso.

Pero para todas las criaturas, la asociación

Es lo supremo entre los goces.

Las metas brillan cuando son alcanzadas:

Esta es la palabra de Verocana”.

[Sakka:]

“Todos los seres se empeñan en [conseguir una] meta

Aquí o allá, dependiendo de cada caso.

Pero para todas las criaturas, la asociación

Es lo supremo entre los goces.

De las metas que brillan al ser alcanzadas:

No se puede encontrar otra mejor que la paciencia”.

 


FUENTE:

Bodhi, B. (2000). Verocana, Lord of the Asuras en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston: Wisdom Publications, (versión digital), pp. 496-497.

Verocanasurindasuttam en Digital Pali Reader 


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015.  

 

 

Visto 1321 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Agosto 2019 15:51