Sábado, 09 Septiembre 2017 07:49

SN 44,9 Kutuhalasala Sutta – Salón de debate

Valora este artículo
(1 Voto)

La diferencia, entre los que alcanzan la meta final bajo la guía del Buda y los de otros credos, radica en el fin de los renacimientos.

 


[Leer en pali]

[9] Entonces, el asceta errante Vacchagotta se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos. Cuando terminaron estas cordiales palabras de bienvenida y cordiales saludos, se sentó a un lado y dijo al Bienaventurado:

“Recientemente, maestro Gotama, un grupo de ascetas, brahmanes y ascetas errantes, de diferentes credos, se reunió en el salón de debate y, mientras estaban sentados juntos allí, surgió entre ellos la siguiente conversación: ‘Este Purana Kassapa, el líder de una orden, el líder de un grupo, el maestro de un grupo, el bien conocido y famoso guía espiritual, considerado por muchos como un santo, declaró el renacimiento de un discípulo que falleció de esta manera: «Este renació allí y aquel renació allá». Y en el caso de un discípulo que fue una persona elevada, una persona suprema, alguien que alcanzó el logro supremo, cuando esta persona falleció, declaró también su renacimiento de esta manera: «Este renació allí y aquel renació allá».

“‘Por otro lado, este Makkhali Gosala… este Nigantha Nataputta… este Sanjaya Belatthiputta… este Pakudha Kaccayana… este Ajita Kesakambali, el líder de una orden, el líder de un grupo, el maestro de un grupo, el bien conocido y famoso guía espiritual, considerado por muchos como un santo, declaró el renacimiento de un discípulo que falleció de esta manera: «Este renació allí y aquel renació allá». Y en el caso de un discípulo que fue una persona elevada, una persona suprema, alguien que alcanzó el logro supremo, cuando esta persona falleció, declaró también su renacimiento de esta manera: «Este renació allí y aquel renació allá».

“’Pero este asceta Gotama, el líder de una orden, el líder de un grupo, el maestro de un grupo, el bien conocido y famoso guía espiritual, considerado por muchos como un santo, si bien declaró el renacimiento de un discípulo que falleció de esta manera: «Este renació allí y aquel renació allá», sin embargo, en el caso de un discípulo que fue una persona elevada, una persona suprema, alguien que alcanzó el logro supremo, cuando esta persona falleció, no declaró su renacimiento de esta manera: «Este renació allí y aquel renació allá»; más bien declaró de él esto: «Él cortó el ansia, ha roto el grillete y, mediante el completo quiebre de la presunción, puso fin a la insatisfacción»’.

“Entonces, esto fue desconcertante para mí, maestro Gotama, surgió en mí una duda: ‘¿Cómo debe ser entendido el Dhamma del asceta Gotama?’”.

“Es normal que esto sea desconcertante para ti, Vaccha, es normal que te surja esta duda. La duda surgió en ti, Vaccha, acerca de un tema desconcertante. Yo declaro el renacimiento de alguien con el combustible, no sin combustible”.

“Maestro Gotama, cuando la llama es arrojada por el viento y se ve desplazada a una cierta distancia, ¿qué es lo que el maestro Gotama declara que es el combustible, en aquella ocasión?”.

“Vaccha, cuando la llama es arrojada por el viento y se ve desplazada a una cierta distancia, yo declaro que el combustible es el viento; en aquella ocasión, el viento es el combustible”.

“Y cuando alguien, maestro Gotama, depuso este cuerpo, pero aún no renació en algún otro, ¿qué es lo que el maestro Gotama declara que es el combustible, en aquella ocasión?”.

“Vaccha, cuando alguien depuso este cuerpo, pero aún no renació en algún otro, yo declaro que el combustible es el ansia; en aquella ocasión, el ansia es el combustible”.

 


FUENTE:

Bodhi, B. (2000). Sariputta The Debating Hall en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston: Wisdom Publications, (versión digital), p. 1623.

Kutuhalasalasuttam en Digital Pali Reader 


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015. 

Visto 1251 veces