Domingo, 17 Septiembre 2017 00:03

AN 3,34 Nidana Sutta – Las causas

Valora este artículo
(3 votos)

El Buda explica la producción del kamma a partir de tres estados perjudiciales (codicia, odio y falsa ilusión) y sus contrapartes beneficiosas, señalando sus respectivos resultados.


[Leer en pali]

[34] “Monjes, existen estas tres causas del origen del kamma. Y, ¿cuáles son esas tres? La codicia como causa del origen del kamma; el odio como causa del origen del kamma; y la falsa ilusión como causa del origen del kamma.

“Todo kamma moldeado por la codicia, nacido de la codicia, causado por la codicia, originado por la codicia, madura dondequiera que renace el individuo. Dondequiera que madura el kamma, es ahí donde uno experimenta sus resultados, sea en esta vida actual, sea en el [siguiente] renacimiento o en alguna subsiguiente ocasión.

“Todo kamma moldeado por el odio, nacido del odio, causado por el odio, originado por el odio, madura dondequiera que renace el individuo. Dondequiera que madura el kamma, es ahí donde uno experimenta sus resultados, sea en esta vida actual, sea en el [siguiente] renacimiento o en alguna subsiguiente ocasión.

“Todo kamma moldeado por la falsa ilusión, nacido de la falsa ilusión, causado por la falsa ilusión, originado por la falsa ilusión, madura dondequiera que renace el individuo. Dondequiera que madura el kamma, es ahí donde uno experimenta sus resultados, sea en esta vida actual, sea en el [siguiente] renacimiento o en alguna subsiguiente ocasión.

“Imaginad, monjes, las semillas que fueran intactas, vírgenes, no dañadas por el viento ni el calor del sol, fecundas, bien preservadas, depositadas en la tierra bien preparada, dentro de un buen campo y que recibiesen la adecuada [proporción] del agua de las lluvias: en este caso, aquellas semillas estarían desarrollándose, creciendo y madurando. De la misma manera, monjes, todo kamma moldeado por la codicia… odio… falsa ilusión, nacido de la falsa ilusión, originado por la falsa ilusión, madura dondequiera que renace el individuo. Dondequiera que madura el kamma, es ahí donde uno experimenta sus resultados, sea en esta vida actual, sea en el [siguiente] renacimiento o en alguna subsiguiente ocasión.

“Estas son, monjes, las tres causas del origen del kamma.

“Monjes, existen estas [otras] tres causas del origen del kamma. Y, ¿cuáles son esas tres? La no-codicia como causa del origen del kamma; el no-odio como causa del origen del kamma; y la no-falsa ilusión como causa del origen del kamma.

“Todo kamma moldeado por la no-codicia, nacido de la no-codicia, causado por la no-codicia, originado por la no-codicia, es abandonado cuando la codicia se desvanece; cortado de raíces, hecho como el tronco de la palmera, destruido de tal forma que no puede ser más sujeto a futuro surgimiento.

“Todo kamma moldeado por el no-odio, nacido del no-odio, causado por el no-odio, originado por el no-odio, es abandonado cuando el odio se desvanece; cortado de raíces, hecho como el tronco de la palmera, destruido de tal forma que no puede ser más sujeto a futuro surgimiento.

“Todo kamma moldeado por la no-falsa ilusión, nacido de la no-falsa ilusión, causado por la no-falsa ilusión, originado por la no-falsa ilusión, es abandonado cuando la falsa ilusión se desvanece; cortado de raíces, hecho como el tronco de la palmera, destruido de tal forma que no puede ser más sujeto a futuro surgimiento.

“Imaginad, monjes, las semillas que fueran intactas, vírgenes, no dañadas por el viento ni el calor del sol, fecundas, bien preservadas, y un hombre las quemase en el fuego, las redujese a cenizas, y un fuerte viento las esparciese o las llevase a una rápida corriente de agua: en este caso aquellas semillas estarían cortadas de raíces, hechas como el tronco de la palmera, destruidas de tal forma que no podrían ser más sujetas a futuro surgimiento. De la misma manera, monjes, todo kamma moldeado por la no-codicia… no-odio… no-falsa ilusión, nacido de la no-falsa ilusión, causado por la no-falsa ilusión, originado por la no-falsa ilusión, es abandonado cuando la falsa ilusión se desvanece; cortado de raíces, hecho como el tronco de la palmera, destruido de tal forma que no puede ser más sujeto a futuro surgimiento.

“Estas son, monjes, las tres causas del origen del kamma”.

Todo kamma [que produce] una persona ignorante

nacido de la codicia, odio y falsa ilusión,

sea que lo moldeado por él fuera pequeño o grande,

ha de ser experimentado justo aquí:

no hay otro sitio para esto.

Por eso la persona sabia debería abandonar

[hechos] nacidos a partir de la codicia, odio y falsa ilusión.

El monje, dando lugar al conocimiento,

debería abandonar a todo mal destino.

 


FUENTES:

Bhikkhu Bodhi (2012). Causes en The Numerical Discourses of the Buddha: A Translation of the Anguttara Nikaya. Boston: Wisdom Publications. Pp. 230-232.  

“Nidanasutta” en World Tipitaka Edition


Traducido por Anton P. Baron

Editado por Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2012.  

 

Visto 1439 veces Modificado por última vez en Domingo, 15 Octubre 2017 04:40