Jueves, 28 Septiembre 2017 16:54

SN 55,40 Nandiyasakka Sutta – Nandiya, el sakia

Valora este artículo
(0 votos)

Buda explica la negligencia y diligencia de un noble ya discípulo en consideración con los cuatro factores de la entrada-en-la-corriente.

 


[Leer en pali]

[40] En una ocasión el Bienaventurado estaba morando entre los sakias, en el parque de Nigrodha, cerca de Kapilavatthu. Entonces Nandiya, el sakia, se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y le dijo:

“Venerable Señor, cuando los cuatro factores de la entrada-en-la-corriente están completa y totalmente inexistentes en el noble discípulo, ¿podría decirse que aquel noble discípulo es alguien que mora negligentemente?”.

“Nandiya, yo declaro que aquel, en quien los cuatro factores de la entrada-en-la-corriente están completa y totalmente inexistentes es ‘un completo desconocido, alguien que se encuentra en la facción de los mundanos’. Ahora bien, Nandiya, sobre cómo es esto, que un noble discípulo es alguien que mora negligentemente y alguien que mora diligentemente, voy a hablar y presta atención”.

“Sí, Venerable Señor”, respondió Nandiya, el sakia, y el Bienaventurado continuó:

“Y, ¿cómo es, Nandiya, que un noble discípulo es alguien que mora negligentemente? He aquí, Nandiya, un seguidor laico posee una firme confianza en el Buda de esta manera: ‘El Bienaventurado es un Arahant… el maestro de los devas y seres humanos’. Y, contento con aquella firme confianza en el Buda, no hace esfuerzos adicionales hacia la soledad de día, ni hacia la reclusión de noche. Y cuando mora así, negligentemente, no hay regocijo alguno. Cuando no hay regocijo, no hay arrobamiento. Cuando no hay arrobamiento, no hay tranquilidad. Cuando no hay tranquilidad, él mora en la insatisfacción. La mente de alguien que mora en la insatisfacción no llega a concentrarse. Cuando la mente no está concentrada, los fenómenos no llegan a manifestarse. Y porque los fenómenos no se manifiestan, se lo cuenta como a ‘alguien que mora negligentemente’.

“Además, Nandiya, un seguidor laico posee una firme confianza en el Dhamma… en el Sangha… posee las virtudes apreciadas por los Nobles, inquebrantables… conducentes a la concentración. Y, contento con aquellas virtudes apreciadas por los Nobles,  no hace esfuerzos adicionales hacia la soledad de día, ni hacia la reclusión de noche. Y cuando mora así negligentemente… se lo cuenta como a ‘alguien que mora negligentemente’.

“Es de esta manera, Nandiya, que un noble discípulo es alguien que mora negligentemente”.

“Y, ¿cómo es, Nandiya, que un noble discípulo es alguien que mora diligentemente? He aquí, Nandiya, un seguidor laico posee una firme confianza en el Buda de esta manera: ‘El Bienaventurado es un Arahant… el maestro de los devas y seres humanos’. Pero no contento con aquella firme confianza en el Buda, hace esfuerzos adicionales hacia la soledad de día y hacia la reclusión de noche. Y cuando mora así diligentemente, llega el regocijo. Cuando está regocijado, nace el arrobamiento. Cuando la mente está arrobada, el cuerpo llega a estar tranquilo. Alguien corporalmente tranquilo, experimenta la felicidad. La mente de alguien que está feliz, llega a concentrarse. Cuando la mente está concentrada, los fenómenos llegan a manifestarse. Y porque los fenómenos se manifiestan, se lo cuenta como a ‘alguien que mora diligentemente’.

“Además, Nandiya, un seguidor laico posee una firme confianza en el Dhamma… en el Sangha… posee las virtudes apreciadas por los Nobles, inquebrantables… conducentes a la concentración. Pero no contento con aquellas virtudes apreciadas por los Nobles, hace esfuerzos adicionales hacia la soledad de día y hacia la reclusión de noche. Y cuando mora así diligentemente… se lo cuenta como a ‘alguien que mora diligentemente’.

“Es de esta manera, Nandiya, que un noble discípulo es alguien que mora diligentemente”.

 


FUENTES:

Bhikkhu Bodhi (2000). Nandiya en The Connected Discourses of the Buda: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston, Wisdom Publications (versión digital), p. 2351.   

Nandiyasakkasuttam en Digital Pali Reader 4.0


Traducido por Anton P. Baron

Editado por Federico Angulo y Anton Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015. 

Visto 1290 veces