Lunes, 23 Octubre 2017 00:24

AN 4,3 Pathamakhata Sutta – Primer discurso sobre mutilado

Valora este artículo
(0 votos)

La necesidad de investigar y escudriñar.


[Leer en pali]

[3] “Monjes, poseyendo cuatro características, una persona tonta, incompetente y mala, se mantiene a sí misma como mutilada, en una condición perjudicial. Es censurable y sujeta al reproche del sabio, además genera un gran demérito. Y, ¿cuáles son esas cuatro?

“Sin haber investigado ni escudriñado, pronuncia elogios del que merece censuras. Sin haber investigado ni escudriñado, pronuncia censuras del que merece elogios. Sin haber investigado ni escudriñado, pone fe en algo que merece sospecha. Sin haber investigado ni escudriñado, sospecha de algo que merece ser creído.  Poseyendo estas cuatro características, una persona tonta, incompetente y mala, se mantiene a sí misma como mutilada, en una condición perjudicial. Es censurable y sujeta al reproche del sabio, además genera un gran demérito.

“Monjes, poseyendo cuatro cualidades, una persona sabia, competente y buena, se mantiene a sí misma como no-mutilada ni en una condición perjudicial. Es irreprochable y más allá de la censura del sabio, además genera un gran mérito. Y, ¿cuáles son esas cuatro?

“Habiendo investigado y escudriñado, pronuncia censuras del que merece censuras. Habiendo investigado y escudriñado, pronuncia elogios del que merece elogios. Habiendo investigado y escudriñado, sospecha de algo que merece sospecha. Habiendo investigado y escudriñado, tiene fe en algo que merece ser creído. Poseyendo estas cuatro cualidades, una persona sabia, competente y buena, se mantiene a sí misma como no-mutilada ni en una condición perjudicial. Es irreprochable y más allá de la censura del sabio, además genera un gran mérito”.

Quien elogia a alguien que merece censura,

O censura a alguien que merece elogio

Arroja con su boca disparos de mala suerte,

Mediante los cuales no encuentra felicidad.

Ligeramente [se pronuncian] los dados de la mala suerte,

Pero su resultado es la pérdida de las propias riquezas,

Y de todo, incluido uno mismo.

Mucho peor aún es el tiro de la mala suerte

De albergar odio en contra de los afortunados.

Por cien mil treinta y seis

Nirabbudas, más cinco abbudas [1],

El calumniador de los Nobles va al infierno,

Habiéndolos difamado con el habla y mente incorrectos.

 


NOTA:

[1] Medidas de tiempo de gran duración en la mitología budista.


FUENTES

Bhikkhu Bodhi (2012). Maimed en The Numerical Discourses of the Buddha: A Translation of the Anguttara Nikaya. Boston, USA: Wisdom Publications. Versión digital. P. 231.

Pathamakhatasuttam en Digital Pali Reader 4.1


Traducido por Anton P. Baron

Editado por Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015.  

 

Visto 1025 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Octubre 2017 00:27