Sábado, 28 Octubre 2017 19:36

AN 4,21 Pathamauruvela Sutta – En Uruvela

Valora este artículo
(0 votos)

Este sutta habla de las reflexiones del Buda después de su iluminación y de su decisión de honrar solamente al Dhamma.


[Leer en pali]

[21] Esto he escuchado. En una ocasión, el Bienaventurado estaba morando en la arboleda de Jeta del Parque de Anathapindika, cerca de Savatthi. Allí, el Bienaventurado se dirigió a los monjes así: “Monjes”.

“Sí, Venerable Señor”, respondieron los monjes y el Bienaventurado continuó:

“Monjes, en una ocasión, estaba morando en Uruvela, cerca del árbol de la higuera de las cabras, en la ribera del río Neranjara, justo después de haber alcanzado la iluminación. Entonces, mientras estaba solo en la reclusión, surgió en mi este curso de pensamientos: ‘Es penoso morar sin reverencia ni deferencia. Ahora, ¿a qué asceta o brahmán puedo honrar, respetar y morar en dependencia de él?’.

“Entonces, se me ocurrió esto: ‘Si mi cúmulo de la conducta virtuosa fuera incompleto, en aras de completarlo, honraría, respetaría y moraría en dependencia de otro asceta o brahmán. Sin embargo, en este mundo con sus devas, Mara y Brahma, entre esa población con sus ascetas y brahmanes, sus devas y seres humanos, no veo a otro asceta o brahmán más realizado en la conducta virtuosa que yo mismo, a quien podría honrar, respetar y vivir en dependencia de él’.

“‘Si mi cúmulo de la concentración fuera incompleto, en aras de completarlo, honraría, respetaría y moraría en dependencia de otro asceta o brahmán. Sin embargo… no veo a otro asceta o brahmán más realizado en la concentración que yo mismo, a quien podría honrar, respetar y vivir en dependencia de él’.

“‘Si mi cúmulo de la sabiduría fuera incompleto, en aras de completarlo, honraría, respetaría y moraría en dependencia de otro asceta o brahmán. Sin embargo… no veo a otro asceta o brahmán más realizado en la sabiduría que yo mismo, a quien podría honrar, respetar y vivir en dependencia de él’.

“‘Si mi cúmulo de la liberación fuera incompleto, en aras de completarlo, honraría, respetaría y moraría en dependencia de otro asceta o brahmán. Sin embargo, en este mundo con sus devas, Mara y Brahma, entre esa población con sus ascetas y brahmanes, sus devas y seres humanos, no veo a otro asceta o brahmán más realizado en la conducta virtuosa que yo mismo, a quien podría honrar, respetar y vivir en dependencia de él’.

“Entonces, esto se me ocurrió: ‘Voy a honrar, respetar y vivir en dependencia del Dhamma, únicamente, a la que fui plenamente iluminado’”.

En esa oportunidad el Brahma Sahampati conoció con su mente el pensamiento de la mente del Bienaventurado y, tan rápido como un hombre fuerte extiende su brazo doblado o lo dobla cuando está extendido, desapareció del mundo de Brahma y apareció enfrente del Bienaventurado. Entonces, arreglando su hábito sobre uno de sus hombros, extendió sus manos hacia el Bienaventurado en un reverencial saludo y le dijo: ‘¡Así es, Bienaventurado! ¡Así es, oh Afortunado! Venerable Señor, aquellos que fueron los Arahants, los Perfectamente Iluminados en el pasado, aquellos Bienaventurados también honraban, respetaban y vivían en dependencia únicamente del Dhamma. Aquellos que serán los Arahants, los Perfectamente Iluminados en el futuro, aquellos Bienaventurados también honrarán, respetarán y vivirán en dependencia únicamente del Dhamma. Que el Bienaventurado, quien es el presente Arahant, el Perfectamente Iluminado, también honre, respete y viva en dependencia únicamente del Dhamma’.

Esto fue lo que dijo el Brahma Sahampati. Habiendo dicho esto, agregó luego:

’Los perfectos Budas del pasado,

los Budas del futuro,

y el presente Buda

que elimina el dolor de muchos:

todos ellos moraron, moran ahora

y morarán

reverenciando al buen Dhamma.

Esta es la naturaleza de los Budas

Por eso alguien que desea el bien,

que aspira lo grandioso,

debería reverenciar al buen Dhamma,

recordando las enseñanzas del Buda’.

“Esto fue lo que dijo el Brahma Sahampati. Después me rindió homenaje y, guardándome sobre su lado derecho, desapareció de ahí. Entonces, habiendo atendido al pedido del Brahma y, por lo que fue propio de mi mismo, honré, respeté y moré en dependencia del Dhamma, únicamente, a la que fui plenamente iluminado. Y ahora que el Sangha ha adquirido la grandeza, respeto también al Sangha”.

 


FUENTES:

Bhikkhu Bodhi (2012). Uruvela (1) en The Numerical Discourses of the Buddha: A Translation of the Anguttara Nikaya. Boston: Wisdom Publications. Pp. 406-408.

“Pathamauruvelasutta” [en línea] en World Tipitaka Edition 


Traducido por Anton P. Baron

Editado por Federico Angulo y  Anton P. Baron

Publicación del Bosque Theravada, 2012.

 

Visto 1085 veces Modificado por última vez en Sábado, 28 Octubre 2017 19:45