Sábado, 25 Noviembre 2017 02:55

AN 4,100 Potaliya Sutta – Potaliya

Valora este artículo
(0 votos)

Lo más excelso es saber decir tanto la crítica como los elogios de una manera apropiada y al debido tiempo.


[Leer en pali]

[100] Entonces, el asceta errante Potaliya se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos. Y cuando terminaron estas cordiales charlas de bienvenida y las amables palabras, el asceta errante Potaliya se sentó a un lado y el Bienaventurado le dijo:

“Potaliya, hay estas cuatro clases de personas que se encuentran existiendo en el mundo. Y, ¿cuáles son esas cuatro? He aquí una persona expresa desaprobación por alguien que merece desaprobación y esta desaprobación es correcta, verdadera y hecha en el tiempo oportuno; pero no expresa elogios por alguien que merece ser elogiado, por más que el elogio sería correcto, verdadero y hecho en el tiempo oportuno. Además, hay otra persona que expresa elogios por alguien que merece elogios y estos elogios son correctos, verdaderos y hechos en el tiempo oportuno; pero no expresa desaprobación por alguien que merece desaprobación, por más que la desaprobación sería correcta, verdadera y hecha en el tiempo oportuno. Además, hay alguna otra persona que no expresa desaprobación por alguien que merece desaprobación, por más que la desaprobación sería correcta, verdadera y hecha en el tiempo oportuno; y tampoco expresa elogios por alguien que merece ser elogiado, por más que el elogio sería correcto, verdadero y hecho en el tiempo oportuno. Además, hay alguna otra persona que expresa desaprobación por alguien que merece desaprobación y esta desaprobación es correcta, verdadera y hecha en el tiempo oportuno; y también expresa elogios por alguien que merece ser elogiado, y este elogio es correcto, verdadero y hecho en el tiempo oportuno. Estas son las cuatro clases de personas que se encuentran existiendo en el mundo. Y, ¿cuál de estas cuatro clases de personas, Potaliya, te parece la más excelsa y sublime?”.

“He aquí, maestro Gotama, hay estas cuatro clases de personas que se encuentran existeniendo en el mundo… [repite las cuatro clases]. De estas cuatro clases, la que nos parece la más excelsa y sublime es aquella que no expresa desaprobación por alguien que merece desaprobación, por más que la desaprobación sería correcta, verdadera y hecha en el tiempo oportuno; y tampoco expresa elogios por alguien que merece ser elogiado, por más que el elogio sería correcto, verdadero y hecho en el tiempo oportuno. Y, ¿por qué razón? Porque lo excelso, maestro Gotama, es la ecuanimidad”.

“He aquí, Potaliya, hay estas cuatro clases de personas que se encuentran existeniendo en el mundo… [repite las cuatro clases]. De estas cuatro clases, la que es más excelsa y sublime es aquella que expresa desaprobación por alguien que merece desaprobación, cuando la desaprobación es correcta, verdadera y hecha en el tiempo oportuno; y también expresa elogios por alguien que merece ser elogiado, cuando el elogio es correcto, verdadero y hecho en el tiempo oportuno. Y, ¿por qué razón? Porque lo excelso, Potaliya, es el conocimiento del tiempo apropiado para expresar cada cosa en su debido tiempo”.

“Entonces, maestro Gotama, hay estas cuatro clases de personas que se encuentran existeniendo en el mundo… [repite las cuatro clases]. De estas cuatro clases, la que es más excelsa y sublime es aquella que expresa desaprobación por alguien que merece desaprobación, cuando la desaprobación es correcta, verdadera y hecha en el tiempo oportuno; y también expresa elogios por alguien que merece ser elogiado, cuando el elogio es correcto, verdadero y hecho en el tiempo oportuno. Y, ¿por qué razón? Porque lo excelso, maestro Gotama, es el conocimiento del tiempo apropiado para expresar cada cosa en su debido tiempo.

“¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los monjes. Que el maestro Gotama me considere como su seguidor laico a partir de ahora, que ha ido por refugio de por vida”.

 


FUENTES

Bhikkhu Bodhi (2012). Potaliya en The Numerical Discourses of the Buddha: A Translation of the Anguttara Nikaya. Boston, USA: Wisdom Publications. Versión digital. Pp. 290-291.

Potaliyasuttam en Digital Pali Reader 4.1


Traducido por Anton P. Baron

Editado por Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015.  

 

Visto 1079 veces