Martes, 22 Mayo 2018 03:06

AN 5,32 Cundi Sutta – Cundi

Valora este artículo
(0 votos)

El Buda responde a las preguntas de la princesa Cundi sobre la mejor clase de confidencia y la conducta virtuosa.


[Leer en pali]

[32] En una ocasión el Bienaventurado estaba morando en la Arboleda de los bambúes, donde la gente da de comer a las ardillas, cerca de Rajagaha. Entonces, la princesa Cundi, acompañada por quinientos carros y quinientas muchachas de la corte, se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y le dijo:

“Venerable Señor, mi hermano es el príncipe Cunda. Él dijo así: ‘Cada vez que un hombre o una mujer se haya ido por refugio al Buda, el Dhamma y el Sangha, y se abstuvo de destruir la vida, tomar lo que no le ha sido dado, de la inapropiada conducta sexual, la mentira y de complacerse con los licores, vinos y [otros] embriagantes  ̶la base de la negligencia ̶, con el quiebre del cuerpo, después de la muerte solamente renace en un buen destino, nunca en un destino malo’. Yo pregunto al Bienaventurado: ‘¿En qué clase de Maestro, Venerable Señor, una debería confiar, de manera tal que, con el quiebre del cuerpo, después de la muerte solamente renazca en un buen destino, nunca en un destino malo? ¿En qué clase de Dhamma una debería confiar, de manera tal que, con el quiebre del cuerpo, después de la muerte solamente renazca en un buen destino, nunca en un destino malo? ¿En qué clase de Sangha una debería confiar, de manera tal que, con el quiebre del cuerpo, después de la muerte solamente renazca en un buen destino, nunca en un destino malo? ¿Con qué clase de conducta virtuosa una debería cumplir, de manera tal que, con el quiebre del cuerpo, después de la muerte solamente renazca en un buen destino, nunca en un destino malo?”.

“Cundi, entre toda clase de seres, sean sin pies, con dos pies o con muchas patas, sea que tengan forma o sean sin forma, sean perceptores, no-perceptores o ni perceptores ni no-perceptores, el Tathagata, el Arahant, el Perfectamente Iluminado es declarado como el principal entre ellos. Aquellos que confían en el Buda ponen su confianza en el [ser] principal, y aquellos que ponen su confianza en el [ser] principal, obtienen el resultado superlativo.

“Cundi, entre los fenómenos que son condicionados, el Noble Óctuple Sendero es declarado como el principal entre ellos. Aquellos que confían en el Noble Óctuple Sendero ponen su confianza en lo principal, y aquellos que ponen su confianza en lo principal, obtienen el resultado superlativo.

“Cundi, entre los fenómenos que son tanto condicionados como no condicionados, el desapasionamiento es declarado como el principal entre ellos, es decir, el aplastamiento de la soberbia, la eliminación de la sed, el desarraigo del apego, la terminación de la ronda [del samsara], la destrucción de la avidez, el desapasionamiento, el cese, el Nibbana. Aquellos que confían en el Dhamma, en el desapasionamiento, ponen su confianza en lo principal, y aquellos que ponen su confianza en lo principal, obtienen el resultado superlativo.

“Cundi, entre todos los Sanghas o grupos, el Sangha de los discípulos del Tathagata es declarado como el principal entre ellos, es decir, cuatro pares de personas, ocho tipos de individuos; este Sangha de los discípulos del Bienaventurado es digno de recibir ofrendas, digno de hospitalidad, digno de dádivas, digno de saludos reverenciales, el insuperable campo de méritos para el mundo. Aquellos que confían en el Sangha, ponen su confianza en lo principal, y aquellos que ponen su confianza en lo principal, obtienen el resultado superlativo.

“Cundi, entre toda clase de conducta virtuosa, la conducta virtuosa que aman los Nobles es declarado como el principal entre ellas, es decir, cuando es inquebrantable, sin defectos, sin mancha, inmaculada, libre, alabada por los sabios, no apegada y conducente a la concentración. Aquellos que cumplen con la conducta virtuosa amada por los Nobles, completan lo principal, y aquellos que completan lo principal, obtienen el resultado superlativo”.

Para aquellos que confían en lo principal,

Conociendo el mejor Dhamma,

Que confían en Buda, el principal [ser],

Insuperable, digno de las ofrendas;

Para aquellos que confían en el mejor Dhamma,

En la dichosa paz del desapasionamiento,

Para aquellos que confían en el Sangha principal,

El insuperable campo de méritos;

Para aquellos que ofrecen dádivas a los principales,

Incrementan la principal clase de mérito;

El superlativo espacio vital, belleza y gloria,

Buena reputación, felicidad y fuerza.

El sabio que ofrece dádivas a los principales,

Concentrado bajo el mejor Dhamma,

Habiendo llegado a ser un deva o un ser humano,

Se regocija, habiendo alcanzado lo mejor.


FUENTES:

Bhikkhu Bodhi (2012). Cundi en The Numerical Discourses of the Buddha: A Translation of the Anguttara Nikaya. Boston: Wisdom Publications. Pp. 393-394.

“Cundisuttam” en Digital Pali Reader.


Traducido por Anton P. Baron

Editado por Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación del Bosque Theravada, 2014.

 

Visto 1036 veces