Lunes, 26 Agosto 2019 16:08

AN 7,64 Khodana Sutta - Una persona airada

Valora este artículo
(0 votos)

Una mente descontrolada por la ira y el mal humor, es una ganancia para aquel que nos desea el mal.


[Leer en pali]

“Monjes, hay siete cosas que agradan y ayudan al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo. ¿Cuáles siete?

"Es el caso de un enemigo que desea a su adversario: ‘¡Que esta persona sea fea!’. ¿Por qué así? Porque un enemigo no está satisfecho con que su adversario tenga buena apariencia. Ahora bien, cuando una persona está airada —abrumada por la rabia, oprimida por la ira—, entonces, independientemente del hecho de que pueda estar bien bañado, bien ungido, vestido de blanco, con el cabello y barba bien recortados, no obstante igual [su aspecto] es desagradable. Y todo porque es vencida por el enojo. Esta es la primera cosa que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo.

"Del mismo modo, un enemigo desea a su adversario: ‘¡Que esta persona duerma mal!’. ¿Por qué así? Porque un enemigo no está satisfecho con el sueño reparador de su adversario. Ahora bien, cuando una persona está airada —abrumada por la rabia, oprimida por la ira—, entonces, independientemente del hecho de que duerma en una colcha con manta de lana blanca, bordada de flores, cubierta con pieles de ciervo y dosel encima, o en un sofá de cojines rojos en cada extremo, no obstante igual duerme mal. Y todo porque está abrumada por el enojo. Esta es la segunda cosa que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo.

"Igualmente, un enemigo desea a su adversario: ‘¡Que esta persona no obtenga ningún beneficio!’. ¿Por qué así? Porque un enemigo no está satisfecho con las ganancias de su adversario. Ahora bien, cuando una persona está airada —abrumada por la rabia, oprimida por la ira—, [con juicio alterado] piensa al sufrir una pérdida: ‘He obtenido una beneficio, y si obtiene beneficio piensa: ‘He sufrido una pérdida’. Cuando se han apoderado de ella estas ideas antagónicas [a la verdad], esto la llevan al  sufrimiento y pérdida a largo plazo. Y todo porque es vencida por el enojo. Esta es la tercera cosa que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo.

"De igual manera, un enemigo desea a su adversario: ‘¡Que esta persona no obtenga riqueza alguna!’. ¿Por qué así? Porque un enemigo no está satisfecho con la riqueza de su adversario. Ahora bien, cuando una persona está airada —abrumada por la rabia, oprimida por la ira—, entonces, independientemente de cualquier riqueza que tenga, ganada justa y rectamente a través de su esfuerzo y trabajo, acumulada por la fuerza de su brazo y sudor, el rey ordenará le sea confiscada para el tesoro real [como pago de las multas impuestas por su comportamiento]. Y todo porque está abrumada por el enojo. Esta es la cuarta cosa que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo.

"De igual manera, un enemigo desea a su adversario: ‘¡Que esta persona no tenga buena reputación!’. ¿Por qué así? Porque un enemigo no está satisfecho con la buena reputación de su adversario. Ahora bien, cuando una persona está airada —abrumada por la rabia, oprimida por la ira—, independientemente cualquiera que sea la buena reputación que se haya forjado cuidadosamente, ésta se desvanece. Y todo porque está abrumada por el enojo. Esta es la quinta cosa que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo.

"De igual modo, un enemigo desea a su adversario: ‘¡Que esta persona no tenga amigos!’. ¿Por qué así? Porque un enemigo no está satisfecho de que su adversario tenga amigos. Ahora bien, cuando una persona está airada —abrumada por la rabia, oprimida por la ira—, sus amigos, compañeros y parientes la evitarán desde lejos. Y todo porque está abrumada por el enojo. Esta es la sexta cosa que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo.

"Finalmente, un enemigo desea a su adversario: ‘¡Que esta persona, con la desintegración del cuerpo, después de la muerte, reaparezca en el plano de la miseria, del mal nacimiento, en los reinos inferiores, en el infierno!’. ¿Por qué así? Porque un enemigo no está contento de que su adversario obtenga un buen nacimiento. Ahora bien, cuando una persona está airada —abrumada por la rabia, oprimida por la ira—, se involucra en una mala conducta de cuerpo, palabra y mente. Involucrada en una mala conducta de cuerpo, palabra y mente, luego, con la desintegración del cuerpo, después de la muerte, reaparece en el plano de la miseria, del mal nacimiento, en los reinos inferiores, en el infierno. Y todo porque fue vencida por el enojo. Esta es la séptima cosa que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo.

“Monjes, estas son las siete cosas que agrada y ayuda al  enemigo, de una persona que está enojada, a lograr su objetivo".

 

La persona airada es desagradable y duerme mal.

La ganancia la convierte en pérdida,

Haciendo daño de palabra y obra.

Una persona abrumada por la ira,

Destruye su riqueza.

Enloquecida por la ira

Destruye su reputación.

Familiares, amigos y compañeros lo evitan.

La ira trae pérdida,

La rabia inflama la mente.

Sin darse cuenta que el peligro nace de adentro,

La persona airada no conoce su propio beneficio.

La persona enojada no ve el Dhamma.

Quien está dominado por la cólera yace sumergido en la oscuridad,

Complaciéndose en las malas acciones como si fueran buenas,

Pero luego, cuando su ira se va,

El sufrimiento lo quema como fuego.

Permaneciendo perjudicado, contaminado,

Como las  llamas envueltas por el humo.

Cuando la ira se extiende,

Cuando una persona se enoja

No tiene vergüenza ni miedo al mal,

No es respetuosa al hablar.

Para una persona abrumada por la ira,

Nada le otorga luz.

Voy a enumerar los hechos que traen remordimiento,

Y que están lejos de las enseñanzas

¡Escuchad bien!

Una persona enojada puede matar a su padre,

Puede matar a su madre

Puede matar a los brahmanes

Puede matar a cualquiera.

Es por la devoción de una madre

Que uno ve el mundo,

Sin embargo, una persona enojada

Puede matar a su dadora de vida.

Tal como uno mismo,

Todos los seres se consideran a sí mismos como lo más querido,

Sin embargo, una persona enojada, trastornada,

Puede acabar con su vida de muchas maneras:

Con la espada o el veneno,

Colgándose de una cuerda en la cañada de una montaña.

Actuando así, matando a otros seres

Y  violentándose a sí mismo,

La persona airada no se da cuenta que está arruinada.

Esta trampa de Mara, en forma de ira,

Habita en la cueva del corazón:

Hay que eliminarla con autocontrol, discernimiento,

Persistencia y correcta visión.

La persona sabia cortará

Todas y cada atadura de la falta de habilidad.

Entrenaos de esta manera:

‘Que no seamos contaminados’.

Así, libre de rabia y sin problemas,

Libre de avaricia y anhelos,

Domesticado, con la ira abandonada,

Libre de contaminaciones,

Estaréis desatados. 


 

FUENTES:

Thanissaro Bhikkhu (1998). An Angry Person, en Access to Insight, noviembre del 2013, http://www.accesstoinsight.org/

Bhikkhu Sujato (2018). Irritable, en Sutta Central, agosto del 2019, https://suttacentral.net/an7.64/en/sujato


Traducción: Federico Angulo

Edición: Federico Angulo

Publicación de Bosque Theravada, 2019.  

 

 

Visto 81 veces