Jueves, 19 Septiembre 2019 16:48

MN 17 Vanapattha Sutta - Discurso sobre la espesura de la jungla

Valora este artículo
(0 votos)

El Buda explica las condiciones bajo las cuales un monje debería permanecer en la espesura de la jungla o debería buscar otro lugar. 


[Leer en pali]  

Esto he escuchado,

En cierta ocasión, el Bienaventurado estaba morando en Savatthi, en la arboleda de Jeta del Parque de Anathapindika. Estando allí se dirigió a los monjes diciendo: “Monjes”.

"Sí, Venerable Señor”, respondieron los monjes y el Bienaventurado continuó:

“Monjes, voy a enseñaros el discurso sobre la espesura de la jungla. Escuchad y prestad atención que voy a hablar”.

"Sí, Venerable Señor”, respondieron los monjes y el Bienaventurado dijo:

“Monjes, he aquí que un monje mora en la espesura de la jungla. Y mientras está morando allí su inestable atención consciente no llega a establecerse, su desconcentrada mente no llega a concentrarse, sus contaminaciones no destruidas no llegan a destruirse y no alcanza la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Al mismo tiempo, los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante —ropa, comida de las limosnas, lugar de descanso, requisitos medicinales— le son difíciles de conseguir. En tal situación, el monje debería considerar esto: ‘Estoy morando en la espesura de la jungla. Y mientras estoy morando aquí mi inestable atención consciente no llega a establecerse… no alcanzo la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Al mismo tiempo, los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante… me son difíciles de conseguir’. Habiendo reflexionado así, aquel monje debería partir de aquella espesura de la jungla esa misma noche o aquel mismo día y no debería continuar viviendo allí.

“Monjes, he aquí que un monje mora en la espesura de la jungla. Y mientras está morando allí su inestable atención consciente no llega a establecerse, su desconcentrada mente no llega a concentrarse, sus contaminaciones no destruidas no llegan a destruirse y no alcanza la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Al mismo tiempo, los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante —ropa, comida de las limosnas, lugar de descanso, requisitos medicinales— le son fáciles de conseguir. En tal situación, el monje debería considerar esto: ‘Estoy morando en la espesura de la jungla. Y mientras estoy morando aquí mi inestable atención consciente no llega a establecerse… no alcanzo la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Pero los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante… me son fáciles de conseguir’. Habiendo reflexionado así, aquel monje debería partir de aquella espesura de la jungla esa misma noche o aquel mismo día y no debería continuar viviendo allí.

“Monjes, he aquí que un monje mora en la espesura de la jungla. Y mientras está morando allí su inestable atención consciente llega a establecerse, su desconcentrada mente llega a concentrarse, sus contaminaciones no destruidas llegan a destruirse y alcanza la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Pero, los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante —ropa, comida de las limosnas, lugar de descanso, requisitos medicinales— le son difíciles de conseguir. En tal situación, el monje debería considerar esto: ‘Estoy morando en una espesura de la jungla. Y mientras estoy morando aquí mi inestable atención consciente ha llegado a establecerse… he alcanzado la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Pero los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante… me son difíciles de conseguir. Sin embargo, no he renunciado a la vida hogareña para asumir el estilo de vida sin hogar, con el fin de obtener ropas, comida de las limosnas, lugar de descanso y requisitos medicinales. Además, mientras estoy morando aquí mi inestable atención consciente ha llegado a establecerse… he alcanzado la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud’. Habiendo reflexionado así, aquel monje debería continuar viviendo allí y no partir.

“Monjes, he aquí que un monje mora en la espesura de la jungla. Y mientras está morando allí su inestable atención consciente llega a establecerse, su desconcentrada mente llega a concentrarse, sus contaminaciones no destruidas llegan a destruirse y alcanza la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Además, los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante —ropa, comida de las limosnas, lugar de descanso, requisitos medicinales— le son fáciles de conseguir. En tal situación, el monje debería considerar esto: ‘Estoy morando en la espesura de la jungla. Y mientras estoy morando aquí mi inestable atención consciente ha llegado a establecerse… he alcanzado la inalcanzada suprema liberación de la esclavitud. Además, los requisitos para la vida que deben ser obtenidos por el renunciante… me son fáciles de conseguir’. Habiendo reflexionado así, aquel monje debería continuar viviendo en aquella espesura de la jungla por el resto de su vida y no debería partir.

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de una aldea…

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de un pueblo…

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de una ciudad…

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de un país…

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de una persona… (igual que el verso 3)… Habiendo reflexionado así, aquel monje debería alejarse de aquella persona esa misma noche o aquel mismo día sin despedirse y no debería continuar junto a ella.

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de una persona… (igual que el verso 4)… Habiendo reflexionado así, aquel monje debería alejarse de aquella persona después de haberse despedido y no debería continuar junto a ella.

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de una persona… (igual que el verso 5)… Habiendo reflexionado así, aquel monje debería continuar siguiendo a esa persona y no debería separarse de ella.

“Monjes, he aquí que un monje mora dependiendo de una persona… (igual que el verso 6)… Habiendo reflexionado así, aquel monje debería continuar siguiendo a esa persona por el resto de la vida y nunca debería separarse de ella”.

Esto fue lo que dijo el Bienaventurado y los monjes, satisfechos, se regocijaron en las palabras del Bienaventurado.  

 


 FUENTE:

BHIKKHU ÑANAMOLI y BHHIKHU Bodhi (2001) “Vanapattha Sutta: Jungle Thickets” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya. Boston, Wisdom Publications. Págs. 198–200.

“Vanapatthasutta” en World Tipitaka Edition http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/9M/2/2.7 (5/13/2008)


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo

Publicación de Bosque Theravada, 2008, 2019.  

 

 

 

Visto 54 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 Septiembre 2019 17:55