Martes, 29 Abril 2008 16:23

Karuna: Meditación sobre la compasión

Valora este artículo
(0 votos)

Del artículo Propuesta de retiro de meditación de noventa días, por Anton Baron. Día 34 al 41. Karuna: Meditación sobre la Compasión

Por Anton Baron

Día 34: Instrucciones - Día 35: Compasión vs. lástima - Día 36: Dukha: La Primera Noble Verdad - Día 37: Compasión y acción - Día 38: Más sobre la acción y meditación - Día 39: Sentimientos de culpa - Día 40: Compasión mira a los ojos - Día 41: Compasión implica aceptación - Bibliografía


anton1Karuna es una palabra pali que habitualmente se traduce como “compasión”. Se suele describir como la sensación de un corazón que agita o estremece cuando percibe que los demás están sujetos al sufrimiento, lo cual produce en él el deseo de disiparlo.

La compasión es la virtud de aquel que desarraigó de su corazón el deseo de ver sufrir a otros. Karuna vuelve a la persona muy sensible al sufrimiento ajeno y hace que la misma empáticamente desee que el mismo no se prolongue más.

Karuna nada tiene que ver con sentir lástima por alguien, ya que esto último, habitualmente conlleva una fuerte dosis del sentimiento de superioridad, mientras que una verdadera compasión no olvida que en esta maraña de sufrimientos e insatisfacciones, estamos involucrados todos.

Hay que tener en cuenta estas consideraciones, para no confundir esta técnica de meditación con el metta: pues mientras que mediante la meditación del amor universal y amabilidad tratamos de desarrollar un sincero deseo de bienestar para todos los seres sintientes, en ésta tratamos de abrir nuestro corazón y tener la habilidad real de sentir con los demás, tener empatía con la experiencia de otros.

A medida que la práctica de karunabhavana tenga cada vez más sustento, llegaremos a percibir con la claridad también cada vez mayor, el verdadero vínculo existente entre todos los hombres y seres sintientes del universo. Las vidas de todos nosotros están sujetas a continuas insatisfacciones, todos experimentamos penas, dolencias y sufrimientos. Esta técnica de meditación ayuda a abrir nuestro corazón a esta común experiencia y transformar nuestras relaciones con los demás y afectar positivamente nuestras motivaciones.

Si el meditador sigue la propuesta del “Retiro de noventa días”, va a trabajar con esta técnica los próximos ocho días consecutivos.

 


Día 34: Instrucciones

Siéntese, utilizando la misma postura con la cual practicó durante las meditaciones anteriores. Dedique unos minutos para observar su respiración. Como en casos anteriores, también ahora vamos a trabajar en diferentes secciones: asegúrese de prestar la misma atención y poner un tiempo equitativo a cada una de ellas. Como siempre, cuando lleguen las distracciones, tome conciencia de ellas y gentilmente vuela al objeto de su meditación. Acuérdese en todo momento, que lo que practicamos es la empatía con otros seres que sufren y no el sentimiento de lástima. Trataremos de experimentar y compartir sus penas y ser conscientes de que las mismas son un patrimonio común de todos nosotros.

 

Sección Primera: Compasión por los necesitados

Focalice su atención en aquellas personas que sufren necesidades en el mundo. Siéntalas con ellas. No sienta lástima, sino empatía con sus sufrimientos.

Reflexione:

Estoy consciente del sufrimiento de...

-aquellos que sufren como consecuencia del hambre, de la pobreza y de las diferentes dolencias...

  1. -la gente que vive en los países en estado de guerra o se encuentra privada de su libertad...
  2. -los vagabundos y adictos...
  3. -la gente que está sufriendo fracasos y perdidas dolorosas o está llena de desesperanzada...
  4. -aquellos que padecen enfermedades mentales o físicas...
  5. -los animales desnutridos o maltratados...

Asumo este sufrimiento. Lo percibo tal como es. Lo siento.

 

Sección Segunda: Compasión por aquellos que hacen el mal o son hostiles con los demás

Estoy consciente del sufrimiento de:

  1. -aquellos que se comportan de manera perjudicial y actúan con malicia...
  2. -aquellos que se dejan llevar por el enfado, enojo y resentimiento...
  3. -la gente que ansía el poder por alguna razón...
  4. -aquellos de deciden infligir penas a los demás...
  5. -aquellos que actúan motivados por la codicia y por el egoísmo...

Sus acciones no pueden ofrecerles la paz mental. Estas personas sufren y están destinadas a sufrir. Asumo este sufrimiento. Lo entiendo. Lo siento. Permanezco con ellas en esta situación. Experimento el sufrimiento de ellos en este momento. ¿Puedo sentirlo de manera incondicional y sin reservas? ¿Guardo la verdadera esperanza de que se liberen del sufrimiento?

Así también, estoy consciente del sufrimiento de:

  1. -la gente que decide actuar con hostilidad hacia los demás...
  2. -la gente que dirige su enojo y resentimiento hacia mi persona...
  3. -aquellos que se demuestran cínicos y desdeñosos en sus acciones...

Estas son personas infelices. Siento su estado de infelicidad. Experimento su carga y su carencia de paz, su carencia de afecto. Con empatía percibo lo que los liga a las raíces mismas de su hostilidad. Veo cómo ellos sufren también.

 

Sección Tercera: Compasión por aquellos son neutrales para mi

Estoy consciente del sufrimiento de aquellos de los cuales se muy poco...

  1. -la gente, a la que trato como funcionaria, a la que tengo poca consideración...
  2. -la gente que nunca me causa ni penas ni alegrías...
  3. -aquellos cuyas opiniones y puntos de vista no suelo tener en consideración...

Como todos los seres sintientes, ellos también están sujetos al sufrimiento. El hecho de que nosotros no los consideremos o que no seamos conscientes de la complejidad de sus vidas no hace que debemos ignorar su sufrimiento. ¿Puedo tener empatía con el sufrimiento de ellos? ¿Puedo percibir que sus vidas también están sujetas a tristezas, preocupaciones y frustraciones? Ellos también tuvieren que hacer frente a las dolorosas pérdidas y a otras vicisitudes en sus vidas: ¿Soy capaz de sentirlo con ellos?

 

Sección Cuarta: Compasión por los seres queridos

Estoy consciente del sufrimiento de:

1. -mis familiares y amigos...

2. -la gente que me interesa mucho y por la cual me preocupo...

Como cualquier persona, también mis familiares y amigos sufren. ¿Puedo identificarme con su sufrimiento? ¿Puedo asumirlo? A veces podemos estar desatentos a los detalles del sufrimiento que acosa a nuestros seres queridos, pero debemos practicar a sentir con ellos, percibir sus dolencias, incertidumbres. ¿Puedo sentir sus profundas penas, a veces soledad, preocupaciones, miedos y temores? ¿Puedo sentirlo sin reservas algunas?

 

Sección Quinta: Reflexionando sobre la compasión por uno mismo

Nosotros sufrimos también. A veces podemos optar por ponernos una máscara para que parezca que el sufrimiento está ausente en nuestro mundo, pero nos engañamos: debemos mirar de frente nuestro sufrimiento. Miremos las profundas insatisfacciones existentes dentro de nosotros. Aceptémoslas como parte de un todo del cual estamos compuestos. Hemos podido sentir el sufrimiento como la característica común de los otros seres sintienetes, nosotros no somos la excepción. Somos testigos de esta cruel realidad, pero podemos proponernos con sinceridad a sobreponernos a nuestro sufrimiento y al de los demás.

Al terminar la sesión de la meditación, vuelva poner su atención sobre la respiración. Si Usted siente que la meditación le resultó algo difícil y agotadora, puede realizar una breve sesión de meditación sobre el amor universal y amabilidad, especialmente irradie metta hacia su misma persona.


Día 35: Compasión vs. lástima

Hay que evitar que durante las sesiones de meditación sobre la compasión nos dejemos llevar por sentimientos de lástima. Sentir lástima es como mirar hacia abajo y, desde esta perspectiva pensar: “¡qué gente más pobre y desafortunada!” Este sentimiento tiene un tinte paternalista, conlleva una implícita desesperanza, la resignación y produce la separación antes que la unión e identificación; es el punto de vista de alguien más afortunado que mira desde afuera a aquellos infelices cuyo destino ya está determinado. Por el contrario, el hecho de practicar la compasión significa involucrarse honesta y plenamente con la situación del otro. Sentir con empatía es reconocer que la situación del otro no es muy diferente de la nuestra, que las insatisfacciones, sufrimientos y dolencias forman parte de la experiencia común de toda la gente, solamente que de diferentes maneras y grados.

Sentir compasión significa sentir empatía con el sufrimiento del otro y desear que el mismo se extinga y la persona quede libre. Ser compasivo significa ser libre para poder entender profundamente el dolor ajeno y ser hábil para poder compartirlo. Cuando, durante la meditación, pensamos “asumo este sufrimiento” no nos referimos a cargar con el mismo o a transferirlo a nosotros, sino a una conexión directa con las otras personas que nos permite sentir y compartir sus penas.


Día 36: Dukha: La Primera Noble Verdad

El núcleo del mensaje de Buda consiste en las llamadas “Cuatro Nobles Verdades”, de las cuales la primera versa sobre la universalidad del sufrimiento. Esta técnica nos permite experimentar la realidad misma de esta Primera Noble Verdad. Solamente cuando reconocemos esta realidad y entendemos que la misma condiciona y afecta a todos los seres vivos, somos capaces de emprender la búsqueda del alivio a este sufrimiento e insatisfacción. Al inicio este camino suele ser malinterpretado y visto como una especie de obsesión pesimista por los elementos negativos de la vida, pero en realidad, el énfasis sobre el sufrimiento solamente es parte del método que conduce a la liberación completa de él. Es como el procedimiento de un buen médico quien prescribe las medicinas, una vez diagnosticada la causa de la dolencia.

Desde luego, las vicisitudes, penurias y decepciones no son todo en esta vida: estaríamos distorsionando nuestra visión si no percibiésemos las alegrías, las satisfacciones o el amor; simplemente, porque estos últimos no necesitan cura, nos centramos por el momento en estos aspectos negativos, los cuales queremos erradicar.


Día 37: Compasión y acción

La preocupación por la situación de los demás no tiene que ser, necesariamente, una actividad fútil y pasiva. El hecho de estar pensando e involucrado en el problema del sufrimiento de las personas y de los animales puede liberar en nosotros un gran potencial para empezar a actuar a favor de los seres que sufren y tratar de paliar su situación. El breve tiempo que pasamos sentados en meditación sobre la compasión puede tener un gran impacto en nuestras vidas. A corto plazo, aprenderemos a reducir el sufrimiento que habitualmente nosotros causamos a los demás y, a mediano plazo, vamos a adquirir la habilidad de ayudar a otros y a disminuir su propio sufrimiento.


Día 38: Más sobre la acción y meditación

“¿Cuál es el supremo acto que una persona puede realizar?”

“Sentarse a meditar”.

“¿Y no conduce esto a la inacción?”

“No. Es inacción”.

“Entonces, ¿es la acción algo inferior?”

“La inacción da vida a las acciones. Sin ella, éstas son algo muerto” (De Mello, 1985: 190).


Día 39: Sentimientos de culpa

A veces, la meditación sobre la compasión produce en los meditadores el sentimiento de culpa. Este sentimiento no es un objetivo de la práctica de karuna y hay que evitarlo. Tal como lo enseña Anthony de Mello en uno de sus cuentos:

El Maestro no se cansaba de repetir que la culpabilidad –toda culpabilidad- es un funesto sentimiento del que hay que huir como del mismísimo diablo.

“Pero, ¿acaso no tenemos que odiar a nuestros pecados?”, le preguntó un día un discípulo.

“Cuando te sientes culpable, no son tus pecados lo que odias, sino a ti mismo” (De Mello, 1985: 96).


Día 40: Compasión mira a los ojos

El comandante en jefe de las fuerzas de ocupación dijo al alcalde de la aldea: “Tenemos la absoluta seguridad de que ocultan ustedes a un traidor en la aldea. De modo que, si no nos lo entregan, vamos a hacerles la vida imposible, a usted y a toda su gente, por todos los medios que estén a nuestro alcance”.

En realidad, la aldea ocultaba a un hombre que parecía ser inocente y a quien todos querían. Pero ¿qué podía hacer el alcalde, ahora que se veía amenazado el bienestar de toda la aldea? Días enteros de discusiones en el Consejo de la aldea no llevaron a ninguna solución. De modo que, en última instancia, el alcalde planteó el asunto al cura del pueblo. El cura y el alcalde se pasaron toda una noche buscando en las Escrituras y, al fin, apareció la solución. Había un texto en las escrituras que decía “Es mejor que muera uno solo por el pueblo y no que perezca toda la nación”.

De forma que el alcalde decidió entregar al inocente a las fuerzas de la ocupación, si bien antes le pidió que le perdonara. El hombre le dijo que no había nada que perdonar, que él no deseaba poner la aldea en peligro. Luego, fue cruelmente torturado hasta el punto de que sus gritos pudieron ser oídos por todos los habitantes de la aldea. Por fin fue ejecutado.

Veinte años después pasó un profeta por la aldea, fue directamente al alcalde y le dijo: “¿Qué hiciste? Aquel hombre estaba destinado por Dios a ser el salvador de este país. Y tú le entregaste para ser torturado y muerto”.

“¿Y qué podía hacer yo?”, alegó el alcalde. “El cura y yo estuvimos mirando las escrituras y actuamos en consecuencia”.

“Ese fue vuestro error”, dijo el profeta. “Mirasteis las Escrituras, pero deberíais haber mirado a sus ojos” (De Mello, 1982: 67).


Día 41: Compasión implica aceptación

Durante años fui un neurótico. Era un ser angustiado, deprimido y egoísta. Y todo el mundo insistía en decirme que cambiara. Y no dejaban de recordarme lo neurótico que yo era.

Y yo me ofendía, aunque estaba de acuerdo con ellos, y deseaba cambiar, pero no acababa de conseguirlo por mucho que lo intentara.

* * *

Lo peor era que mi mejor amigo tampoco dejaba de recordarme lo neurótico que estaba. Y también insistía en la necesidad de que cambiara.

Y también con él estaba yo de acuerdo, y no podía sentirme ofendido con él. De manera que me sentía impotente y como atrapado.

* * *

Pero un día me dijo: “No cambies. Sigue siendo tal como eres. En realidad no importa que cambies o dejes de cambiar. Yo te quiero tal como eres y no puedo dejar de quererte”.

Aquellas palabras sonaron en mis oídos como una música: “No cambies. No cambies. No cambies... Te quiero...”.

Entonces me tranquilicé. Y me sentí vivo. Y, ¡oh maravilla!, cambié.

* * *

Ahora sé que en realidad no podía cambiar hasta encontrar a alguien que me quisiera, prescindiendo de que cambiara o dejara de cambiar (De Mello, 1982: 93).

 


BIBLIOGRAFÍA

LOS SUTTAS

“Anapanasati Sutta: Mindfulness of Breathing” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya (2001) Trad. Bhikkhu Ñanamoli y Bhikkhu Boddhi. Boston, Wisdom Publications. Págs. 941-948.

Karaniya Metta Sutta: Good Will (Sutta Nipata 1.8) [en línea] Trad. de pali por Thanissaro Bhikkhu (30 de septiembre de 2005)

“Khandhasamyutta: 101 - The Adze Handle (or The Ship)” en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya by Bhikkhu Bodhi (2000) Boston, Wisdom Publications. Págs. 959-961.

“Maharahulovada Sutta: The Greater Discourse of Advise to Rahula” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya (2001) Trad. Bhikkhu Ñanamoli y Bhikkhu Boddhi. Boston, Wisdom Publications. Págs. 527-532. .

“Satipatthana Sutta: The Foundations of Mindfulness” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya (2001) Trad. Bhikkhu Ñanamoli y Bhikkhu Boddhi. Boston, Wisdom Publications. Págs. 145-155.

OTRAS FUENTES

AJAHN CHAH (1994) No Ajahn Chah: Reflections. Dhamma Garden.

AJAHN LEE DHAMMADARO (1990) Keepeng the Breath in the Mind & Lessons in Samadhi.

AJAHN SUMEDHO (1994) Mindfulness: The Path of Deathless. Taipei, The Corporate Body of the Buddha Educational Foundation.

BUDDHADASA BHIKKHU (1976) Anapanasati: Mindfulness of Breathing . Bangkok, Sublime Life Mission.

BUDDHARAKKHITA, Acharya (1989) Metta: he Philosophy and Practice of Universal Love. Kandy, Sri Lanka, Buddhist Publication Society.

DE MELLO, Anthony (1979) Sadhana: Un camino de oración . Bilbao, Sal Terrae.

_______ (1982) El canto del pájaro. Bilbao, Sal Terrae.

_______ (1985) ¿Quién puede hacer que amanezca? Sal Terrae.

_______ (1988) La oración de la rana 1. Bilbao, Sal Terrae.

DHAMMARAKKHITA (2001) Metta Bhavana: Loving-Kindness Meditation. Nathon Pathom/Thailand, Dhammodaya Meditation Center.

GOLDSTEIN, Joseph (1991) Settling Back Into The Moment: A Selection of Verses from the Book “The Experience of Insight”. Penang, H.E. Lim.

GOLEMAN, Daniel (2004) Destructive Emotions and How We Can Overcome Them: A Dialogue With The Dalai Lama Narrated by Daniel Goleman. London, Bloomsbury.

GUNARATANA, Bhante H. (2002) Mindfulness in Plain English. Somerville, Wisdom Publications.

HARRIS, Elizabeth J. [en línea] Detachment and Compassion in Early Buddh ism. (18 de octubre de 2005)

KHEMAVAMSA BHIKKHU (2004) Contemplation of the Mind: Practicing Cittanupassana. Penang, Inward Path.

MAHASI SAYADAW (1985) Brahmavihara Dhamma. Rangoon, Buddha Sasana Nuggaha Organization.

_______ (sine data) Practical Insight Meditation: Basic and Progressive Stages.

NYANATILOKA (1980) Buddhist Dictionary: Manual of Buddhist Terms & Doctrines. Kandy, Sri Lanka, Buddhist Publication Society.

NYANOPONIKA THERA (1999) The Four Sublime States: Contemplations on Love, Compassion, Sympathetic Joy and Equanimity. Kandy, Sri Lanka, Buddhist Publication Society.

_______ (2001) The Power of Mindfulness: An Inquiry Into The Scope Of Bare Attention And The Principal Sources Oh Its Strength. Penang, Sukhi Hotu

_______ y otros (2005) Mudita: The Buddha's Teaching on Unselfish Joy. Buddhist Publication Society.

PA-AUK SAYADAW (2000) Knowing and Seeing. (sine data)

_______ [en línea] Mindfulness of Breathing & Four Elements Meditation. (sine data)

_______ (1998) The Practice Which Leads To Nibbana. Part 1. (sine data)

PANNYAVARO [en línea] The Art of Attention. Buddha Dharma Education Association Inc.

_______ [en línea] Insight Meditation Workshop (sine data)

Seeker’s Glossary of Buddhism (1998) Nueva York, Sutra Translation Committee of the United States and Canada.

SUJIVA (2000) Essentials of Insight Meditation Practice: A Pragmatic Approach to Vipassana. Petaling Laya, Selangor/Malaysia, Buddhist Wisdom Centre.

_______ [en línea] Loving-Kindness Meditation and Other Sublime State. (sine data)

_______ [en línea] For the Stilling of Volcanoes. (sine data)

THYNN THYNN (1995) Living Meditation, Living Insight: The Path of Mindfulness in Daily Life. Massachusetts, The Dhamma Dana Publication Fund/Barre Center for Buddhist Studies.

THANISSARO BHIKKHU [en línea] Basic Breath Meditation Instructions . Conferencia dictada en el simposio sobre “AIDS, HIV y otros desordenes inmunodeficientes”. Long Beach, 13 de noviembre de 1993.

_______ (1996) Wings to Awakening: An Anthology from the Pali Canon . Valley Center, Metta Forest Monastery.


Edición de Bosque Theravada © 2008

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

 

Última revisión: 26 de mayo de 2008 (Isi)

Visto 7443 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Julio 2010 18:22
Anton Baron

Anton Baron (1.957 - ). Filósofo, teólogo y educador de origen polaco radicado en Paraguay desde hace veinte años. Autor del libro "El camino de Buda hacia la liberación" (2006) y otros libros de temáticas diversas.

Es miembro de la Pali Text Society. Fundador y responsable de los contenidos de Bosque Theravada.

Ver la biografía de Anton Baron y sus artículos publicados en Bosque Theravada.