Martes, 29 Abril 2008 16:28

Upekkha: Meditación sobre la ecuanimidad

Valora este artículo
(1 Voto)

Del artículo Propuesta de retiro de meditación de noventa días, por Anton Baron. Día 53 al 59. Upekkha : Meditación sobre la Ecuanimidad .

Por Anton Baron

Día 53: Instrucciones - Día 54: El “yo” y las etiquetas - Día 55: En armonía con la tierra - Día 56: En armonía con el agua - Día 57: En armonía con el fuego - Día 58: En armonía con el aire - Día 59: La ecuanimidad del maestro - Bibliografía


anton1Upekkha, en el idioma pali significa “ecuanimidad”: el sentido de este término apunta a una cualidad ética de una persona que no debe ser confundida con la ausencia de las emociones o indiferencia. Es la última de las “cuatro divinas moradas” (brahmavihara) y, en cierto sentido, la culminación de las anteriores tres prácticas. En la upekkhabhavana (el cultivo de la ecuanimidad) se trabaja activamente el aspecto de la imparcialidad, sin que esto se confunda con la indiferencia sino que se aplique al reconocimiento de la verdadera naturaleza de todos los seres. Se trata de desarrollar un sublime estado mental, el cual nos permitirá echar una mirada ecuánime a todos los seres sintientes sin distinciones, preferencias ni discriminaciones.

Cuando pensamos en las diferentes personas, generalmente los miramos siempre en relación con nosotros mismos: tenemos una opinión formada sobre ellos y los medimos con la barra de nuestros propios criterios. Incluso, cuando irradiamos metta sobre ellos o la compasión, difícilmente escapamos de la idea de la separación existente entre nosotros y cada uno de ellos. En otras palabras, difícilmente nos liberamos de una idea que diga: “he aquí, yo como muy buena persona, estoy irradiando amor a todos, hasta a los que me caen mal”, aún cuando esta idea no siempre sea del todo consciente.

Sin embargo, con la meditación sobre la ecuanimidad empezaremos a experimentar que aquella idea fija del propio “yo” no es tan estable como pensamos: veremos que aquello que denominamos el “yo” sufre cambios continuos de puntos de vista, cambios de humor, de opinión, de necesidades y que, consecuentemente, este “yo” que pareciera tan inamovible, está en un estado de continua fluctuación. Teniendo todo esto en cuenta, difícilmente encontramos en nosotros algo fijo, que no sean etiquetas que nos ponemos a nosotros y a los demás.

Igualmente, el cultivo de la ecuanimidad nos ayudará a derrumbar muchas de las barreras que nos separan de los demás y experimentar un mayor sentimiento de solidaridad y unidad con los demás seres humanos, con otros seres sintientes y con el universo entero.

 

Día 53: Instrucciones

Trate, en lo posible, pasar entre veinte a treinta minutos meditando en cada sesión de upekkhabhavana. También procure dedicar el mismo tiempo a cada una de las cinco secciones que se proponen a continuación. Las frases que se sugieren en las diferentes secciones son solamente una ayuda para expresar ciertas ideas que van más allá de ellas: Usted libremente puede cambiarlas por otras parecidas, pero debe cuidar que las mismas no sean repetidas de manera automática y mecánica sino que se procure el real entendimiento y comprensión de las mismas. Una vez que se nos fije en la mente la estructura del procedimiento de esta técnica, no tendremos más necesidad de repetir las frases.

Siéntese en su habitual posición de meditación y cierre gentilmente los ojos. Por unos instantes concéntrese en la respiración.

 

Sección Primera: Una persona neutral

Empezamos con una persona neutral, porque se supone que la ecuanimidad hacia ella es algo que ya tenemos en forma natural, no forzada: escogemos a alguien que no provoca en nosotros sentimientos de contrariedad ni tampoco de excesivo agrado.

Visualice la persona neutral frente de Usted. Note que no siente hacia él o ella ninguna repulsión ni tampoco demasiada simpatía.

Reflexione:

-esta persona neutral (puede mencionar su nombre, si lo conoce), al igual que todos los demás seres, sufre y busca poner fin a sus sufrimientos...

-esta persona, al igual que todos los demás seres, está sujeta a continuos cambios: físicos y emocionales...

-esta persona, al igual que todos los demás seres, no es una entidad fija y permanente...

A continuación, compare a esta persona neutral en forma individual con cada uno de los siguientes seres humanos, objetos de la meditación. Empiece por dibujar mentalmente a su buen amigo al lado de esta persona neutral.

Reflexione:

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral sufre y busca poner fin a su sufrimiento, así también mi amigo (puede mencionar su nombre) sufre e intenta poner fin a su sufrimiento...

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral está sujeta a continuos cambios físicos y emocionales, así también mi amigo está sujeto a estos mismos cambios, tanto físicos como emocionales...

-de la misma forma, en la cual esta persona neutral no es una entidad fija ni permanente, así tampoco mi amigo es una entidad fija y permanente...

Ahora visualice al lado de esta persona neutral a alguien que es considerado como una persona alegre, una buena compañía.

Reflexione:

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral sufre y busca poner fin a su sufrimiento, así también esta persona alegre (sigue como en el caso anterior)...

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral está sujeta a continuos cambios físicos y emocionales, así también esta persona alegre (sigue)...

-de la misma forma, en la cual esta persona neutral no es una entidad fija ni permanente, así tampoco esta persona alegre (sigue)...

Luego visualice al lado de la persona neutral a alguien que le es hostil o difícil.

Reflexione:

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral sufre y busca poner fin a su sufrimiento, así también esta persona hostil (sigue)...

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral está sujeta a continuos cambios físicos y emocionales, así también esta persona hostil (sigue)...

-de la misma forma, en la cual esta persona neutral no es una entidad fija ni permanente, así tampoco esta persona hostil (sigue)...

Finalmente, póngase Usted a sí mismo, mentalmente, al lado de aquella persona neutral.

Reflexione:

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral sufre y busca poner fin a su sufrimiento, así también yo (sigue)...

-de la misma manera, en la cual esta persona neutral está sujeta a continuos cambios físicos y emocionales, así también yo (sigue)...

-de la misma forma, en la cual esta persona neutral no es una entidad fija ni permanente, así tampoco yo (sigue)...

 

Sección Segunda: Un amigo

Escoja a alguien a quien Usted conoce bastante bien y de cuya complejidad como persona es Usted muy consciente.

Visualice a su amigo frente a Usted y reflexione:

-este mi amigo al igual que todos los demás seres, sufre y busca poner fin a sus sufrimientos...

-este mi amigo, al igual que todos los demás seres, está sujeto a continuos cambios: físicos y emocionales...

-este mi amigo, al igual que todos los demás seres, no es una entidad fija y permanente...

Permita que la imagen de su buen amigo permanezca en su mente, mientras que Usted lo vaya comparando, de la misma manera como en la sección anterior, con:

-una persona neutral

-una persona alegre

-una persona hostil

-uno mismo

En cada caso reflexione sobre los mismos temas:

-de la misma manera, en la cual este amigo mío sufre y busca poner fin a su sufrimiento, así también (sigue)...

-de la misma manera, en la cual este amigo mío está sujeto a continuos cambios físicos y emocionales, así también (sigue)...

-de la misma forma. en la cual este amigo mío no es una entidad fija ni permanente, así tampoco (sigue)...

 

Sección Tercera: Una persona alegre o una “buena compañía”

Escoja a alguien que casi siempre se manifiesta alegre, contento, que siempre es bienvenido. Una de estas personas que cuando Usted piensa en ella, su primera impresión es el gozo. Alguien que emana la alegría y gozo.

Visualice a esta persona alegre frente a Usted y reflexione:

-esta persona alegre al igual que todos los demás seres, sufre y busca poner fin a sus sufrimientos...

-esta persona alegre, al igual que todos los demás seres, está sujeta a continuos cambios: físicos y emocionales...

-esta persona alegre, al igual que todos los demás seres, no es una entidad fija y permanente...

Permita que la imagen de esta persona alegre permanezca en su mente, mientras que Usted la vaya comparando con:

-una persona neutral

-su amigo

-una persona hostil

-uno mismo

En cada caso reflexione sobre los mismos temas:

-de la misma manera, en la cual esta persona alegre sufre y busca poner fin a su sufrimiento, así también (sigue)...

-de la misma manera, e la cual esta persona alegre está sujeta a continuos cambios físicos y emocionales, así también (sigue)...

-de la misma forma, en la cual esta persona alegre no es una entidad fija ni permanente, así tampoco (sigue)...

 

Sección Cuarta: Una persona hostil

Escoja a alguien que es difícil de convivir para Usted, alguien que cuando Usted piensa en él le produce un sentimiento desagradable.

Continúe como en las secciones anteriores. Primero centre su atención en la persona hostil, para luego, compararla con:

-la persona neutral

-el amigo

-la persona alegre

-uno mismo

En cada caso reflexione: “de la misma manera como.... así también...”.

 

Sección Quinta: Uno mismo

Continúe como en las secciones anteriores. Empiece a meditar sobre sí mismo y luego, gradualmente, compárese con:

-la persona neutral

-el amigo

-la persona alegre

-la persona hostil

En cada caso reflexione: “de la misma manera como yo.... así también...”.

 

Día 54: El “yo” y las etiquetas

Como ya habíamos mencionado, la práctica de la meditación sobre la ecuanimidad es un poderoso antídoto en contra de nuestros acostumbrados y fijos puntos de vista sobre nuestras personas y sobre los demás. Estamos acostumbrados a colocarnos en el centro del universo y desde esta perspectiva interpretar, catalogar y valorar a todas las demás personas y cosas. Con mucha naturalidad y facilidad les ponemos las características fijas mientras que, en realidad todas estas personas, animales y cosas son cambiantes. Nosotros solamente nos basamos en nuestros prejuicios y, a menudo, proyectamos nuestro propio ser al ponerles estas “etiquetas”. Una vez catalogada le gente, sabemos con quien queremos compartir y a quien evitar, sin percatarnos siquiera, que actuamos como si fuéramos unos árbitros fijos e inamovibles.

En realidad, no deberíamos tener esta seguridad. Una somera mirada a nuestro pasado nos demuestra a las claras que, a lo largo de los años, hemos sido sujetos a continuos cambios: nuestro cuerpo físico está cambiando todo el tiempo, nuestras amistades y relaciones sufren cambios de tanto en tanto, nuestras aspiraciones y los puntos de vista políticos o ideológicos, como también los de las otras áreas de la vida social y cultural, están modificándose de a poco. En resumidas cuentas, no podemos estar seguros sobre quién es realmente este “uno mismo”.

En una situación semejante se encuentran todas las demás personas. Podríamos preguntar: ¿Quiénes son ellos hoy en día? ¿Son los mismos de hace cinco años atrás? ¿Son los mismos de hace cinco minutos?

Detrás del “yo” y de las etiquetas empezaremos a percibir la interconexión de la vida y la no-separación de la misma. Empezaremos a liberarnos de nuestra ceguera, prejuicios y deseos.


Día 55: En armonía con la tierra

El desarrollo de la ecuanimidad comienza cuando dirigimos nuestra mente hacia la ecuanimidad en función de los objetos externos, los cuales pueden aparecernos agradables o desagradables. Las escrituras budistas contienen muchas metáforas que ilustran este proceso y ayudan a “afinar” la mente en esta correcta sintonía. Los ejemplos que vienen a continuación pertenecen a Maharahulovada Sutta o “El gran discurso sobre los consejos a Rahula”, en el cual el Buda instruye a su hijo, quien en aquel entonces cumplía los ocho años.

Rahula, sigue desarrollando la meditación en armonía con la tierra; cuando lo hagas de esta forma llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguno de ellos va a invadir tu mente y va a permanecer en ella. De la misma manera como la gente tira a la tierra cosas sucias y limpias, tira los excrementos, la orina, la baba, el pus y la sangre, y la tierra no se manifiesta repelida, disgustada ni humillada, así también tú, Rahula, desarrolla la meditación en armonía con la tierra; pues cuando lo hagas de esta forma, llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguna de ellas va a invadir tu mente y va a permanecer en ella (Maharahulovada Sutta, 13).


Día 56: En armonía con el agua

Rahula, sigue desarrollando la meditación en armonía con el agua; cuando lo hagas de esta forma llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguna de ellas va a invadir tu mente y va a permanecer en ella. De la misma manera como la gente friega y lava en el agua cosas sucias y limpias, tira en ella los excrementos, la orina, la baba, el pus y la sangre, y el agua no se manifiesta repelida, disgustada ni humillada, así también tú, Rahula, desarrolla la meditación en armonía con el agua; pues cuando lo hagas de esta forma llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguna de ellas va a invadir tu mente y va a permanecer en ella (Maharahulovada Sutta, 14).


Día 57: En armonía con el fuego

Rahula, sigue desarrollando la meditación en armonía con el fuego; cuando lo hagas de esta forma llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguna de ellas va a invadir tu mente y va a permanecer en ella. De la misma manera como la gente quema en el fuego cosas sucias y limpias, tira en él los excrementos, la orina, la baba, el pus y la sangre y el fuego no se manifiesta repelido, disgustado ni humillado, así también tú, Rahula, desarrolla la meditación en armonía con el fuego; pues cuando lo hagas de esta forma llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguna de ellas va a invadir tu mente y va a permanecer en ella (Maharahulovada Sutta, 15).


Día 58: En armonía con el aire

Rahula, sigue desarrollando la meditación en armonía con el aire; cuando lo hagas de esta forma llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguna de ellas va a invadir tu mente y va a permanecer en ella. De la misma manera como en el aire vuelan cosas sucias y limpias, los excrementos, la orina, la baba, el pus y la sangre y el aire no se manifiesta repelido, disgustado ni humillado, así también tú, Rahula, desarrolla la meditación en armonía con el aire; pues cuando lo hagas de esta forma llegarán a ti impresiones sensoriales agradables y desagradables, pero ninguna de ellas va a invadir tu mente y va a permanecer en ella (Maharahulovada Sutta, 16).


Día 59: La ecuanimidad del maestro

En una aldea de pescadores, una muchacha soltera tuvo un hijo y, tras ser vapuleada, al fin reveló quién era el padre de la criatura: el maestro Zen, que se hallaba meditando todo el día en el templo situado en las afueras de la aldea.

Los padres de la muchacha y un numeroso grupo de vecinos se dirigieron al templo, interrumpieron bruscamente la meditación del maestro, censuraron su hipocresía y le dijeron que, puesto que él era el padre de la criatura, tenía que hacer frente a su mantenimiento y educación. El maestro respondió únicamente: “Muy bien, muy bien...”.

Cuando se marcharon, recogió del suelo al niño y llegó a un acuerdo económico con una mujer de la aldea para que se ocupara de la criatura, la vistiera y la alimentara.

La reputación del maestro quedó por los suelos. Ya no se le acercaba nadie a recibir instrucción.

Al cabo de un año de producirse esta situación, la muchacha que había tenido el niño ya no pudo aguantar más y acabó confesando que había mentido. El padre de la criatura era un joven que vivía en la casa de al lado.

Los padres de la muchacha y todos los habitantes de la aldea quedaron avergonzados. Entonces acudieron al maestro, a pedirle perdón y a solicitar que le devolviera el niño. Así lo hizo el maestro. Y todo lo que dijo fue: “Muy bien, muy bien...”.

¡El hombre despierto! (De Mello, 1982: 125-126).

 


BIBLIOGRAFÍA

LOS SUTTAS

“Anapanasati Sutta: Mindfulness of Breathing” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya (2001) Trad. Bhikkhu Ñanamoli y Bhikkhu Boddhi. Boston, Wisdom Publications. Págs. 941-948.

Karaniya Metta Sutta: Good Will (Sutta Nipata 1.8) [en línea] Trad. de pali por Thanissaro Bhikkhu (30 de septiembre de 2005)

“Khandhasamyutta: 101 - The Adze Handle (or The Ship)” en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya by Bhikkhu Bodhi (2000) Boston, Wisdom Publications. Págs. 959-961.

“Maharahulovada Sutta: The Greater Discourse of Advise to Rahula” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya (2001) Trad. Bhikkhu Ñanamoli y Bhikkhu Boddhi. Boston, Wisdom Publications. Págs. 527-532. .

“Satipatthana Sutta: The Foundations of Mindfulness” en The Middle Length Discourses of the Buddha: A Translation of the Majjhima Nikaya (2001) Trad. Bhikkhu Ñanamoli y Bhikkhu Boddhi. Boston, Wisdom Publications. Págs. 145-155.

OTRAS FUENTES

AJAHN CHAH (1994) No Ajahn Chah: Reflections. Dhamma Garden.

AJAHN LEE DHAMMADARO (1990) Keepeng the Breath in the Mind & Lessons in Samadhi.

AJAHN SUMEDHO (1994) Mindfulness: The Path of Deathless. Taipei, The Corporate Body of the Buddha Educational Foundation.

BUDDHADASA BHIKKHU (1976) Anapanasati: Mindfulness of Breathing . Bangkok, Sublime Life Mission.

BUDDHARAKKHITA, Acharya (1989) Metta: he Philosophy and Practice of Universal Love. Kandy, Sri Lanka, Buddhist Publication Society.

DE MELLO, Anthony (1979) Sadhana: Un camino de oración . Bilbao, Sal Terrae.

_______ (1982) El canto del pájaro. Bilbao, Sal Terrae.

_______ (1985) ¿Quién puede hacer que amanezca? Sal Terrae.

_______ (1988) La oración de la rana 1. Bilbao, Sal Terrae.

DHAMMARAKKHITA (2001) Metta Bhavana: Loving-Kindness Meditation. Nathon Pathom/Thailand, Dhammodaya Meditation Center.

GOLDSTEIN, Joseph (1991) Settling Back Into The Moment: A Selection of Verses from the Book “The Experience of Insight”. Penang, H.E. Lim.

GOLEMAN, Daniel (2004) Destructive Emotions and How We Can Overcome Them: A Dialogue With The Dalai Lama Narrated by Daniel Goleman. London, Bloomsbury.

GUNARATANA, Bhante H. (2002) Mindfulness in Plain English. Somerville, Wisdom Publications.

HARRIS, Elizabeth J. [en línea] Detachment and Compassion in Early Buddh ism. (18 de octubre de 2005)

KHEMAVAMSA BHIKKHU (2004) Contemplation of the Mind: Practicing Cittanupassana. Penang, Inward Path.

MAHASI SAYADAW (1985) Brahmavihara Dhamma. Rangoon, Buddha Sasana Nuggaha Organization.

_______ (sine data) Practical Insight Meditation: Basic and Progressive Stages.

NYANATILOKA (1980) Buddhist Dictionary: Manual of Buddhist Terms & Doctrines. Kandy, Sri Lanka, Buddhist Publication Society.

NYANOPONIKA THERA (1999) The Four Sublime States: Contemplations on Love, Compassion, Sympathetic Joy and Equanimity. Kandy, Sri Lanka, Buddhist Publication Society.

_______ (2001) The Power of Mindfulness: An Inquiry Into The Scope Of Bare Attention And The Principal Sources Oh Its Strength. Penang, Sukhi Hotu

_______ y otros (2005) Mudita: The Buddha's Teaching on Unselfish Joy. Buddhist Publication Society.

PA-AUK SAYADAW (2000) Knowing and Seeing. (sine data)

_______ [en línea] Mindfulness of Breathing & Four Elements Meditation. (sine data)

_______ (1998) The Practice Which Leads To Nibbana. Part 1. (sine data)

PANNYAVARO [en línea] The Art of Attention. Buddha Dharma Education Association Inc.

_______ [en línea] Insight Meditation Workshop (sine data)

Seeker’s Glossary of Buddhism (1998) Nueva York, Sutra Translation Committee of the United States and Canada.

SUJIVA (2000) Essentials of Insight Meditation Practice: A Pragmatic Approach to Vipassana. Petaling Laya, Selangor/Malaysia, Buddhist Wisdom Centre.

_______ [en línea] Loving-Kindness Meditation and Other Sublime State. (sine data)

_______ [en línea] For the Stilling of Volcanoes. (sine data)

THYNN THYNN (1995) Living Meditation, Living Insight: The Path of Mindfulness in Daily Life. Massachusetts, The Dhamma Dana Publication Fund/Barre Center for Buddhist Studies.

THANISSARO BHIKKHU [en línea] Basic Breath Meditation Instructions . Conferencia dictada en el simposio sobre “AIDS, HIV y otros desordenes inmunodeficientes”. Long Beach, 13 de noviembre de 1993.

_______ (1996) Wings to Awakening: An Anthology from the Pali Canon. Valley Center, Metta Forest Monastery.

 


Edición de Bosque Theravada © 2008

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

 

Actualizado 05 de julio de 2009 (Isi)

Visto 7774 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Julio 2010 18:33
Anton Baron

Anton Baron (1.957 - ). Filósofo, teólogo y educador de origen polaco radicado en Paraguay desde hace veinte años. Autor del libro "El camino de Buda hacia la liberación" (2006) y otros libros de temáticas diversas.

Es miembro de la Pali Text Society. Fundador y responsable de los contenidos de Bosque Theravada.

Ver la biografía de Anton Baron y sus artículos publicados en Bosque Theravada.