Domingo, 18 Mayo 2008 20:54

SN 47,7 Makkata Sutta - Discurso del mono

Valora este artículo
(3 votos)

Hay que mantener la mente donde corresponde: en los cuatro fundamentos de la atención. Permitir salir la mente de su territorio significa correr la misma suerte que lastimero mono que cayó en la trampa.

[Leer en pali]

"Hay, bhikkhus, en el Himalaya, el rey de las montañas, lugares escabrosos, inaccesibles, donde ni los monos ni los humanos andan. Hay, bhikkhus, en el Himalaya, el rey de las montañas, lugares escabrosos, inaccesibles, donde los monos andan, no los humanos. Hay, bhikkhus, en el Himalaya, el rey de las montañas, lugares parejos, deliciosos, donde tanto los monos como los humanos andan. Allí, bhikkhus, en los lugares frecuentados por los monos, los cazadores colocan trampas con pegamento resinoso.

"Allí, bhikkhus, esos monos que no son ni estúpidos ni codiciosos, habiendo visto ese pegamento resinoso, se mantienen alejados del mismo. Pero el mono que es estúpido y codicioso, habiéndose acercado al pegamento resinoso, lo agarra con una mano. Él ahí se queda pegado. Pensando, 'liberaré mi mano', lo agarra con la segunda mano. Él ahí se queda pegado. Pensando, 'liberaré ambas manos', lo agarra con la pata. Él ahí se queda pegado. Pensando, 'liberaré ambas manos y la pata', lo agarra con la segunda pata. Él ahí se queda pegado. Pensando, 'liberaré ambas manos y patas', lo agarra con el hocico. Él ahí se queda pegado. De esta manera, bhikkhus, este mono, atrapado en cinco lugares, yace chillando; ha caído en el infortunio y la desgracia, quedando a la merced de los deseos del cazador. "Bhikkhus, este cazador, habiéndolo espetado, lo asa en un fuego de leña y va a donde quiere [1] . De la misma manera, bhikkhus, es para aquel que anda fuera de su dominio, en el dominio de otros.

"Por lo tanto, bhikkhus, no andéis fuera de vuestro domino, en el dominio de otros. Bhikkhus, Māra tendrá una oportunidad hacia aquellos que andan fuera de su dominio, en el dominio de otros; Māra obtendrá un objeto. ¿Y cuál, bhikkhus, no es el dominio de un bhikkhu sino el dominio de otros? Estas cinco cuerdas de la sensualidad. ¿Cuáles cinco? Las formas cognoscibles por el ojo que son deseables, deleitables, agradables, atrayentes, satisfacientes, seductoras. Los sonidos cognoscibles por el oído... Los olores cognoscibles por la nariz... Los sabores cognoscibles por la lengua... Los tactos cognoscibles por el cuerpo que son deseables, deleitables, agradables, atrayentes, satisfacientes, seductores. Éste, bhikkhus, no es el dominio de un bhikkhu sino el dominio de otros.

"Bhikkhus, andad en vuestro propio dominio, en vuestro dominio ancestral. Bhikkhus, Māra no tendrá una oportunidad hacia aquellos que andan en su propio dominio, en su dominio ancestral; Māra no obtendrá un objeto. ¿Y cuál, bhikkhus, es el propio dominio de un bhikkhu, su dominio ancestral? Estos cuatro establecimientos de la atención. ¿Cuáles cuatro? Aquí, bhikkhus, un bhikkhu mora contemplando el cuerpo en el cuerpo, enérgico, comprendiendo claramente y atento, removiendo la codicia y la pena en el mundo. Mora contemplando las sensaciones... Mora contemplando la conciencia... Mora contemplando los dhammas en los dhammas, enérgico, comprendiendo claramente y atento, removiendo la codicia y la pena en el mundo. Éste, bhikkhus, es el dominio del bhikkhu, su dominio ancestral".


[1] Lectura alternativa en la edición de Sri Lanka y Tailandia: "Bhikkhus, este cazador, habiéndolo espetado, lo amarra allí mismo y va a donde quiere" (Tam enam bhikkhave luddo vijjhitvā tasmim yeva makkatam uddharitvā yena kāmam pakkamati).


Esta publicación ha sido tomada del sitio www.btmar.org

Traducido del pali por Ven. Bhikkhu U Nandisena


Revisado: Anton P. Baron (07/06/2009)

Publicación de Bosque Theravada.

Visto 3502 veces Modificado por última vez en Viernes, 27 Abril 2018 18:21