Lunes, 23 Junio 2008 11:52

Entablando amistad con los suttas. Consejos para leer los Discursos del Buda

Valora este artículo
(4 votos)

El Canon Pali contiene miles de suttas (discursos). Ante tal vastedad tres preguntas aparecen espontáneamente: ¿Por qué debería leer los suttas? ¿Cuáles de ellos debería leer? ¿Cómo debería leerlos? John Bullitt, trata de responderlas en este artículo.

Por John Bullitt

john"Deberíais practicar así: 'Escucharemos cuando los discursos, que son la palabra del Tathagata -profunda, de profundo significado, trascendente, conectada con el vacío- son recitados. Escucharemos con atención, pondremos nuestro corazón para aprenderlos, los consideraremos dignos de ser comprendidos y de ser dominados '. Así es como deberíais practicar." (SN 20,7 )

El Canon Pali contiene miles de suttas (discursos), de los cuales más de 900 están disponibles ahora en inglés en Access to Insight [1] . Ante tal vastedad tres preguntas aparecen espontáneamente: ¿Por qué debería leer los suttas? ¿Cuáles debería leer? ¿Cómo debería leerlos?

No hay respuestas fijas para estas cuestiones. Las mejores respuestas son aquellas que tú descubras por ti mismo. Sin embargo, te ofrezco unas cuantas ideas, sugerencias y consejos que me han ayudado durante los años que llevo explorando los suttas. Tal vez tú también los encuentres útiles.

 

¿Por qué debería leer los suttas?

 

Son la primera fuente de las enseñanzas del Budismo Theravada

Si estás interesado en explorar las enseñanzas del Budismo Theravada, el Canon Pali -y los suttas que contiene- es el lugar al que dirigirse en busca de apoyo y consejo. No necesitas preocuparte de si las palabras de los suttas fueron o no pronunciadas realmente por el Buda histórico (al fin y al cabo nadie puede probar esto). Tan solo recuerda que las enseñanzas en los suttas han sido practicadas -con un aparente éxito- por innumerables seguidores durante unos 2600 años. Si quieres saber si las enseñanzas funcionan realmente, estudia los suttas, ponlas en práctica y descúbrelo por ti mismo, de primera mano.

 

Presentan un cuerpo de enseñanzas completo

Las enseñanzas de los suttas, tomadas en su totalidad, presentan un mapa completo que guían al estudiante desde su actual estado de madurez espiritual hacia el objetivo final. Independientemente de tu estado actual (escéptico, curioso, devoto laico o monje o monja célibe), siempre hay algo en los suttas que te ayuda a avanzar un paso más en el camino hacia la meta. Según vayas ampliando tu lectura en el canon pali irás encontrando menos necesidad de mirar enseñanzas de otras tradiciones espirituales, pues los suttas contienen casi todo lo que necesitas saber.

 

Presentan un cuerpo de enseñanzas consistente

Las enseñanzas en el canon son, en su mayoría, consistentes, caracterizadas por un único sabor: el de la liberación (Ud 5,5). Sin embargo, en tu marcha por los suttas, puede que encuentres de vez en cuando algunas enseñanzas que cuestionan (o directamente contradicen) tu actual comprensión del Dhamma. Reflexionando profundamente en estos obstáculos, los conflictos acaban disolviéndose, a la vez que te abres a un nuevo horizonte de comprensión. Por ejemplo, leyendo un sutta (Sn 4,1) concluyes que tu práctica debería ser la de evitar todo deseo. Pero más tarde leyendo otro (SN 51,15), aprendes que el deseo en sí es un factor necesario del camino. Solo tras una debida reflexión te das cuenta de que lo que el Buda está mostrando es que hay distintas clases de deseo y que hay cosas que merecen la pena desear -evidentemente la extinción de todo deseo. En ese momento tu comprensión se expande a un nuevo territorio en el que fácilmente puedes incluir ambos suttas y la aparente contradicción desaparece. Con el tiempo puedes aprender a reconocer estos aparentes "conflictos", no como inconsistencias en los suttas, sino como una señal de que éstos te han llevado hasta una de las fronteras de tu propio entendimiento. Tú decides si cruzas tal frontera.

 

Ofrecen innumerables consejos prácticos

En los suttas vas a encontrar abundantes consejos prácticos en varios tópicos relevantes a la vida real: cómo pueden padres e hijos vivir juntos en armonía (DN 31), cómo proteger tus posesiones materiales (AN 4,255), de qué merece la pena o no hablar (AN 10,69), cómo hacer frente a la pena (AN 5,49), cómo entrenar la mente incluso en tu lecho de muerte (SN 22,1) y mucho, mucho más. Resumiendo, ofrecen sugerencias prácticas y realistas para encontrar la felicidad sin tener en cuenta tu situación, independientemente de que te definas como "budista" o no. Y, por supuesto, encontrarás amplias instrucciones sobre cómo meditar (p.ej. MN 118 y DN 22).

 

Pueden reafirmar tu confianza en las enseñanzas del Buda

Explorando los suttas te encontrarás con cosas que ya sabías ciertas por tu propia experiencia. Tal vez ya conoces los peligros del alcoholismo (DN 31), o a lo mejor ya has saboreado el sutil placer que surge de una mente concentrada (AN 5,28). Viendo tu propia experiencia verificada en los suttas -incluso en cosas pequeñas- puede facilitar el hecho de aceptar la posibilidad de que las experiencias más refinadas o "avanzadas" que el Buda describe no sean, al fin y al cabo, tan inverosímiles y que algunas de las enseñanzas más difíciles y menos intuitivas no sean en realidad tan extrañas. Esta confirmación puede inspirar una renovada confianza y energía que te ayuden en tu meditación e impulsen tu comprensión hacia nuevos territorios.

 

Pueden dar apoyo y energía a tu práctica de meditación

Cuando lees en los suttas sobre las experiencias meditativas de otras personas, puedes hacerte una idea de lo que ya has conseguido en tu propia práctica y de lo que todavía queda por hacer. Esta comprensión puede proveerte del impulso necesario para dedicarte de todo corazón a las enseñanzas.

 

Leerlos es sencillamente bueno para ti

Todas las instrucciones contenidas en los suttas son saludables y todas tratan del desarrollo de cualidades positivas tales como generosidad, virtud, paciencia, concentración, atención, etc. Cuando lees un sutta estás llenando tu mente por consiguiente de cosas saludables. Si consideras todas las impresiones dañinas con las que los medios de información nos bombardean día tras día, un poco de estudio constante de los suttas puede convertirse en una isla de cordura y seguridad en un mar peligroso. Cuida bien tu mente -lee un sutta hoy y llévatelo en el corazón.

 

¿Qué suttas debería leer?

La respuesta más corta es: los que quieras.

Puede ayudar pensar en el Dhamma como una joya multifacética, cada sutta ofreciendo un destello de una o dos de estas facetas. Por ejemplo, están las enseñanzas de las Cuatro Nobles Verdades y el Óctuple Sendero; de dana y sila; de la contemplación de la respiración y la contemplación de la muerte; de vivir con destreza como laico o como monje. Ningún sutta expresa todo; cada uno depende del otro para realizar una imagen completa de las enseñanzas del Buda. Cuanto más leas los suttas, más completa se hace tu imagen de esta joya.

Para empezar, cada estudiante de Budismo debería estudiar, reflexionar y poner en práctica los cinco preceptos y los cinco temas para contemplar diariamente. Además, deberíamos llevar siempre con nosotros el consejo que el Buda dio a su hijo, Rahula, el cual trata de nuestras más básicas responsabilidades a la hora de realizar cualquier acto intencional. Desde este punto, puedes seguir el sistema "gradual" del Buda que, paso a paso, abarca los temas de la generosidad, virtud, el cielo, las desventajas de los placeres sensoriales, renunciación y las Cuatro Nobles Verdades .

Si te interesa adquirir una base sólida sobre los fundamentos de las enseñanzas del Buda, hay tres suttas que son considerados de lectura esencial: Poniendo en marcha la Rueda del Dhamma (SN 56,11) , El discurso sobre la ausencia del yo (SN 22,59) y el Sermón del Fuego (SN 35,28). Juntos, estos suttas (los "tres grandes" del Sutta Pitaka) definen los temas esenciales de las enseñanzas del Buda que reaparecen de innumerables formas en todo el Canon. En estos suttas nos son presentadas nociones fundamentales como: las Cuatro Nobles Verdades; la naturaleza de dukkha; el Óctuple Sendero; el "camino medio"; la "rueda" del Dhamma; el principio de anatta (no-yo) y el análisis del yo en los cinco agregados ; el principio de deshacerse del encantamiento en los placeres sensoriales; y en los varios planos de existencia que caracterizan el amplio espectro de la cosmología budista. Estos principios básicos proporcionan un sólido marco de referencia en el que se puede incluir el resto de las enseñanzas del canon.

Además, estos suttas demuestran de manera hermosa la extraordinaria habilidad del Buda como maestro: organiza su mensaje de manera clara, lógica y fácil de recordar usando listas (las cuatro Nobles Verdades, el Óctuple Sendero, los cinco agregados, etc); induce a sus oyentes a dialogar activamente para ayudarles a desvelar por sí mismos sus errores de comprensión; explica sus ideas usando símiles e imágenes fáciles de entender por sus oyentes; y lo más significativo es que conecta con ellos de manera tan efectiva que éstos son capaces de entender por sí mismos los resultados trascendentes que el Buda promete. Ver al Buda como el maestro tan extraordinariamente hábil que es nos anima a adentrarnos más profundamente en el canon, con la confianza de que sus enseñanzas no nos van a hacer perder el camino.

Otros puntos de partida productivos:

El Khuddaka Nikaya ofrece una rica fuente de importantes suttas en verso. Considera, en particular, el Dhammapada, el Sutta Nipata, el Therigatha y el Theragata.

Sobre las instrucciones básicas del Buda sobre la meditación de la respiración consulta el Anapanasati Sutta (MN 118). Sobre sus instrucciones sobre la práctica de la atención, ver el Maha-satipatthana Sutta (DN 22).

Para aprender como cultivar el amor desinteresado en el corazón, ver el Karaniya Metta Sutta (Khp 9).

En el Devadaha Sutta, el venerable Sariputta explica como presentar las enseñanzas del Buda a personas inteligentes e inquisitivas (gente como tú).

¿Cómo distinguir el camino espiritual que merece la pena seguir del que no lo merece? El Kalama Sutta (AN 3,66) ilumina este antiguo dilema.

En el Sigalovada Sutta (DN 31) el Buda ofrece un detallado manual de instrucciones que muestra al laico/-a como vivir una vida feliz y completa.

Cuando encuentres un sutta que atrapa tu interés, busca otros parecidos. Desde ahí, camina a voluntad, recogiendo las gemas que encuentres en el camino.

 

¿Cómo debería leer un sutta?

Para sacar el máximo provecho de tus estudios de los suttas puede serte útil tener en cuenta unos cuantos principios generales antes de que empieces a leer y, una vez que has empezado, hacerte unas preguntas mientras lees.

 

Principios generales

No existe una traducción "definitiva"

No olvides que el canon pali fue recopilado en pali, no en inglés (ni en español). El Buda no habló ni una sola vez de "sufrimiento" o "iluminación", sino de dukkha y nibbana. Recuerda también que cada traducción ha sido filtrada y procesada por un traductor -alguien integrado inevitablemente en su cultura y en su tiempo y cuyas experiencia y comprensión no pueden dejar de afectar a la traducción. Las traducciones de los suttas de finales del siglo XIX y principios del XX nos suenan lóbregas y pesadas. Dentro de 100 años las traducciones de hoy día sonarán igualmente arcaicas. El arte de la traducción, al igual que los intentos de un cartógrafo de representar la esfera de La Tierra en una hoja de papel plana, es un arte imperfecto.

Probablemente lo mejor sea no apegarse demasiado a una traducción en particular, tanto de una palabra como de un sutta completo. El hecho de que, por ejemplo, un traductor escoja "sufrimiento" para dukkha o "desasimiento" para nibbana, no significa que debas aceptar estas traducciones como verdaderas. Pruébalas y mira cómo te sientan. Dale mucho espacio a tu entendimiento para cambiar y madurar y considera siempre traducciones alternativas. A lo mejor con el tiempo tus preferencias cambian (por ejemplo terminas por encontrar "estrés" y "extinción" más útiles). Recuerda que una traducción es solo una muleta, práctica pero provisional, que debes usar hasta que tengas una comprensión de primera mano de las ideas que describe.

Si realmente quieres entender los suttas, tendrás que hacer de tripas corazón y aprender algo de pali. Pero hay una manera mejor: lee las traducciones y practica las enseñanzas que contienen hasta que consigas los resultados que el Buda promete. Por suerte, dominar el pali no es un prerrequisito para el despertar.

 

Ningún sutta contiene todas las enseñanzas

Para conseguir la máxima recompensa del canon, explora muchos suttas distintos, no solo una pequeña selección. Las enseñanzas sobre la atención, por ejemplo, aunque son valiosas, representan solo una pequeña parte de la totalidad de las enseñanzas del Buda. Regla de oro: siempre que creas que entiendes las enseñanzas del Buda, toma esto como un signo de que necesitas cavar un poco más hondo.

 

No te preocupes de si un sutta contiene o no las palabras precisas del Buda histórico

No hay manera de probarlo. Tan solo lee los suttas, practica sus enseñanzas como mejor puedas y observa qué pasa.

 

Si te gusta un sutta, vuelve a leerlo

Alguna vez te encontrarás con un sutta que de alguna manera te atrapa la primera vez que lo lees. Confía en esta reacción y léelo otra vez; esto significa que el sutta tiene algo que valioso que ofrecerte y que tú estás preparado para recibir la enseñanza que ofrece. Relee de vez en cuando los suttas que te han gustado hace algunos meses o años. Puede que encuentres algunos matices en los que antes no te habías fijado

 

Si no te gusta un sutta, vuelve a leerlo

Alguna vez te encontrarás con un sutta que es sencillamente irritante. Confía en esta reacción. Esto significa que el sutta tiene algo valioso que enseñarte aunque aún no estés preparado para ello. Pon una señal ahí y deja el sutta a un lado de momento. Léelo de nuevo dentro de unas semanas, meses o años. A lo mejor un día conectas con él.

 

Si un sutta es aburrido, confuso o no es de ayuda, ponlo aparte

Dependiendo de tu interés actual y la profundidad de tu práctica, puede que cierto sutta no tenga ningún sentido o que parezca extremadamente tedioso y aburrido. Déjalo a un lado de momento e inténtalo con cualquier otro. Sigue intentando hasta que encuentres uno con el que conectes directa y personalmente.

 

Un buen sutta es aquel que te inspira a dejar de leerlo

La idea central de leer suttas es inspirarte a que desarrolles la visión correcta, que vivas una vida honrada y que medites correctamente. Así que si estás leyendo y de repente sientes la urgente necesidad de dejar el libro, sentarte en un sitio tranquilo, cerrar los ojos y atender a la respiración, entonces ¡hazlo! El sutta habrá cumplido su propósito. Todavía estará ahí cuando vuelvas a leerlo más tarde.

 

Lee el sutta en alto, de principio a fin

Esto ayuda de varias maneras: te obliga a leer cada palabra del sutta, entrenas tu boca en el habla correcta y enseña a tus oídos cómo escuchar el Dhamma.

 

Escucha enseñanzas de diferentes niveles.

Muchos suttas ofrecen enseñanzas en diferentes niveles simultáneamente y es bueno desarrollar el oído para esto. Por ejemplo, cuando el Buda explica a un discípulo los aspectos más sutiles del habla correcta, nota como el Buda mismo habla (MN 58). ¿Practica el Buda lo que predica? ¿Y tú?

 

No ignores las repeticiones

Muchos suttas contienen pasajes repetitivos. Lee el sutta como si fuera una pieza de música: cuando cantas o escuchas una canción, no te saltas el estribillo; de igual modo, cuando leas un sutta, no deberías saltártelos. Como en la música, los estribillos de los suttas contienen a veces variaciones inesperadas (e importantes) que no quieres perderte.

 

Discute el sutta con uno o dos amigos

Compartiendo tus observaciones y reacciones con un amigo, ambos podéis profundizar en la comprensión de un sutta. Considera la posibilidad de formar un grupo informal de estudio de los suttas. Si tienes dudas persistentes sobre un sutta, pregunta a un maestro experimentado y de confianza. Consulta a los monjes y monjas ancianos, pues su perspectiva única de las enseñanzas a veces te pueden ayudar a superar el atasco de una confusión.

 

Aprende un poco de pali

Después de leer unos suttas o diferentes traducciones de un sutta, puede que te encuentres confundido por la elección de ciertas palabras. Por ejemplo, ¿por qué este traductor usa el término "fundaciones de la atención" y el otro usa "marcos de referencia"? ¿Qué quieren decir estas frases? Mirar en un diccionario pali-inglés (o español) y buscar la palabra satipatthana (y su composición) te puede ayudar a entender esta palabra de una nueva forma, allanando el camino para una lectura de los suttas mucho más provechosa.

 

Lee lo que otros han dicho sobre el sutta

Siempre ayuda leer lo que los comentaristas (tanto contemporáneos como antiguos) tienen que decir sobre los suttas. Algunos encuentran de ayuda los comentarios clásicos del Tipitaka (particularmente los del escritor medieval Buddhaghosa). Algunos de éstos se pueden conseguir en inglés a través del Pali Text Society y Buddhist Publication Society. Otros prefieren comentaristas más modernos, como los que han escrito en Wheel Publications, del Buddhist Publication Society. Los Venerables Bodhi, Khantipalo, Ñanamoli, Narada, Nyanaponika, Soma y Thanissaro han publicado excepcionales folletos y artículos. Puede que también disfrutes leyendo las excelentes introducciones y notas de "The Middle Lenght Discourses of the Buddha" de Bhikkhu Bodhi (Boston: Wisdom Publications, 1995) y "The Long Discourses of the Buddha" de Maurice Walshe (Boston: Wisdom Publications, 1987). Lee también a los maestros de la tradición del bosque tailandesa, pues ofrecen perspectivas únicas y refrescantes a los suttas, basadas en una profunda experiencia meditativa.

 

Dale al sutta tiempo para madurar

Cualquier mensaje que encuentres en un sutta, cualquier buen sabor que te haya dejado, déjalo crecer y desarrollarse en el curso de tu práctica de meditación y en tu vida. Con el tiempo las ideas, impresiones y actitudes transmitidas en un sutta penetrarán en tu conciencia, formando la manera que tienes de ver el mundo. Un día puede que te encuentres en el medio de una actividad cotidiana y, de repente, el recuerdo de un sutta que leíste hace tiempo salta en tu mente, trayendo consigo una enseñanza del Dhamma poderosa, apropiada exactamente para este momento.

Para facilitar este proceso de lenta maduración, date mucho espacio para con los suttas. No incrustes tu lectura de suttas entre todas tus otras actividades. No leas demasiados suttas de una vez. Haz del estudio de los suttas algo especial, una actividad contemplativa. Debería ser una experiencia placentera. Si se convierte en algo seco e irritante, déjalo e inténtalo de nuevo dentro de unos días, semanas o meses. Estudiar suttas requiere algo más que simplemente leer una o dos veces y decirte después "Ya está. Ya he terminado el Satipatthana Sutta. ¿Ahora qué?" Cuando termines de leer un sutta, date un poquito de tiempo para meditar sobre la respiración y dale la oportunidad a las enseñanzas de echar raíces en el corazón.

 

Preguntas a tener en cuenta

Recuerda, cuando leas un sutta, que estás fisgoneando cómo el Buda enseña a otro. A diferencia de muchos de los contemporáneos del Buda de otras tradiciones espirituales que a menudo se adherían fijamente a una doctrina a la hora de responder a cualquier pregunta (AN 10,93), el Buda adaptó sus enseñanzas a las necesidades de su audiencia en particular. Es por esto importante desarrollar sensibilidad en cuanto al contexto de un sutta para ver en qué medida la situación de la audiencia del Buda se parece a la tuya y así calcular la mejor aplicación de las palabras del Buda a las circunstancias de tu propia vida.

Mientras lees, te puede ayudar mantener en el trasfondo de tu mente ciertas cuestiones, tanto para ayudarte a entender el contexto de un sutta como para ayudarte a sintonizar con los diferentes niveles de enseñanza que muchas veces se dan al mismo tiempo. El propósito de estas cuestiones no es el de convertirte en un especialista de literatura, sino simplemente ayudar a que cada sutta tenga vida para ti.

 

¿Cuál es el entorno?

La frase inicial (normalmente comenzando "Así he oído...") establece el telón de fondo de un sutta. ¿Ocurre en un pueblo, en un monasterio, en el bosque? ¿Qué estación es? ¿Qué eventos están ocurriendo en segundo plano? El fijar estos detalles en tu mente te recuerda que este sutta describe acontecimientos reales que ocurrieron a personas reales -como tú y como yo.

 

¿Cuál es la historia?

Un sutta puede ofrecer poca historia narrativa (AN 7,6) mientras que otro puede estar repleto de tragedia y dramatismo, incluso recordando una pequeña historia (Khn 10,458-464). ¿De qué manera refuerza la historia las enseñanzas presentadas en el sutta?

 

¿Quién inicia la historia?

¿Es el Buda quién toma la iniciativa (AN 10,69) o alguien se le aproxima con preguntas (DN 2)? Si es alguien que se le acerca a preguntarle, ¿hay suposiciones no dichas o actitudes escondidas tras las preguntas?¿Viene alguien con la intención de derrotar al Buda en un debate (MN 58)? Estas consideraciones te pueden proveer del sentido de motivación que hay detrás de las enseñanzas y de la receptividad del oyente hacia las palabras del Buda. ¿Con qué actitud te acercas tú a las enseñanzas?

 

¿Quién está enseñando?

¿Es el Buda (SN 15,3), uno de sus discípulos (SN 22,85) o ambos (SN 22,1)? ¿Es un monje o monja (SN 35,232) o un/a laico/a (AN 6,16)? ¿Cuál es la profundidad de su comprensión (es alguien que "ha entrado en la corriente" (AN 6,16) o un arahant (Thig, 5,4)? Tener una idea de las credenciales de un maestro te puede ayudar a valorar el contexto de las enseñanzas. Algunos suttas no ofrecen muchos detalles biográficos de los participantes; en tales casos, consulta los comentarios o pregunta a un especialista de Budismo o a un monástico.

 

¿A quién se dirigen las enseñanzas?

¿A un monje (SN 35,85), monja (AN 4,159) o laico/a (AN 7,49)? ¿A un grupo de personas, dentro del cual alguien se toma a pecho las enseñanzas (SN 35,238)? ¿La audiencia es una gran asamblea (MN 118) o un individuo (AN 4,184)? O, ¿son los oyentes seguidores de otra religión (MN 57)? ¿Cuál es la profundidad de su comprensión? Si la audiencia consiste de aquellos que han entrado en la corriente, que se esfuerzan por alcanzar el estado de arahant, las enseñanzas presentadas pueden ser considerablemente más avanzadas que si la audiencia tiene sólo una vaga noción de la enseñanza del Buda (AN 3,66). Estas cuestiones te pueden ayudar a evaluar si una enseñanza es apropiada para ti.

 

¿Cuál es el método de presentación?

¿Una charla formal (SN 56,11), una sesión de preguntas y respuestas (Sn 5,7), la narración de una vieja historia (AN 3,15) o sencillamente un verso inspirado (Thig 1,11)? ¿Está incluido en su sumario el corazón de la enseñanza (SN 12,2) o es la manera en la que el maestro interactúa con sus oyentes parte del mensaje (MN 57)? La gran variedad de estilos de enseñanza que el Buda y sus discípulos emplean muestran que no hay un método fijo para enseñar el Dhamma; el método usado depende de la situación particular y de la madurez espiritual de la audiencia.

 

¿Cuál es la enseñanza esencial?

¿En qué parte del triple sistema progresivo de práctica del Buda encaja la enseñanza: está concentrado principalmente en el desarrollo de la virtud (MN 61), concentración (AN 5,28) o sabiduría (MN 140)? ¿Es consistente la presentación con la enseñanza de otros suttas (p.ej. Sn 2,14 y DN 31)? ¿Cómo encaja esta enseñanza en tu propio "mapa" de las enseñanzas del Buda? ¿Encaja tranquilamente con tu comprensión previa o cuestiona tus suposiciones básicas del Dhamma?

 

¿Cómo termina?

¿Obtiene el oyente el Despertar allí mismo en ese momento (SN 35,28) o pasa algún tiempo después de escuchar las enseñanzas (MN 57)? ¿Hay alguien que se "convierte" a la vía del Buda, como prueba el típico pasaje "¡Magnífico, magnífico! Como si alguien hubiera puesto en su sitio lo que ha sido volcado..." (AN 4,111)? Algunas veces el simple acto de apagar una vela es suficiente para llevar a alguien al completo Despertar (Thig 5,10); otras veces incluso el Buda mismo no puede ayudar a alguien a superar el mal kamma del pasado (DN 2). Los variados desenlaces de los suttas ayudan a ilustrar el poder extraordinario y la complejidad de la ley del kamma.

 

¿Qué tiene este sutta que ofrecerme?

Esta es la pregunta más importante de todas, pues te obliga a tomarte el sutta a pecho. Después de todo, lo que transforman estas enseñanzas es el corazón, no el intelecto. Hazte una pregunta: ¿Me identifico con alguna de las situaciones o personajes de este sutta? Las preguntas o las enseñanzas, ¿cómo se relacionan conmigo? ¿Qué puedo aprender del sutta? ¿Me llena esta enseñanza de duda en cuanto a mi capacidad de alcanzar el Despertar o me llena, en cambio, de una creciente confianza y fe en el Dhamma?


[1] "Access to Insight " es la página web dirigida por el autor del artículo, que posee la mayor cantidad de suttas traducidos al inglés disponibles en la web, cuyo índice se encuentra en esta dirección . El Bosque Theravada, por otro lado, ha reunido un importante número de suttas traducidos al español, una colección que se encuentra en un constante proceso de crecimiento y que se puede consultar en la sección Tipitaka.


Copyright © 2001 John Bullitt

Traducción al español © David García 2008

Edición de Bosque Theravada © 2008

Para libre distribución. Esta obra se puede volver a publicar, formatear, imprimir y redistribuir por medio de cualquier soporte, siempre y cuando no sea para los fines lucrativos. Es el deseo del autor, sin embargo, que dicha publicación y distribución sea accesible a todo público sin restricciones algunas, como también toda traducción u otra obra derivada sea señalada como tal.

Visto 7059 veces Modificado por última vez en Martes, 06 Julio 2010 18:36
John Bullitt

Budista laico americano y estudioso del Dharma durante largo tiempo. En 1.993 lanzó el sitio web Access to Insight, distribuidor de textos sobre el Dhamma gratis, del cuál continua siendo su editor.

Ver la biografía de John Bullitt y sus artículos publicados en Bosque Theravada.