Jueves, 10 Julio 2008 14:14

AN 2,131-141 Ayacanavagga - Capítulo sobre las aspiraciones

Valora este artículo
(0 votos)

Acá, primero se ejemplifica en qué consiste la correcta aspiración para los cuatro tipos de seguidores del Buda (monje, monja, seguidor laico y seguidora laica). Luego, los siguientes suttas explican cómo los tontos se destruyen a sí mismos y cómo los sabios evitan hacerlo.

Monjes, un monje que aspira fuera de la fe debería de aspirar correctamente, ‘Que yo pueda ser como Sāriputta o como Mogallāna.’ Monjes, ellos están más allá de la comparación en medio de mis discípulos monjes.

Monjes, un monje que aspira fuera de la fe debería de aspirar, ‘Que yo pueda ser como la monja Khemā o como la monja Uppalavannā.’ Monjes, ellas están más allá de la comparación en medio de mis discípulas monjas.

Monjes, un discípulo masculino laico que aspira fuera de la fe debería de aspirar correctamente, ‘Que yo pueda ser como el cabeza de familia Cittā o como el cabeza de familia Hatthaka de Alavaka.’ Monjes, ellos están más allá de la comparación en medio de mis discípulos masculinos laicos.

Monjes, una discípula femenina laica que aspira fuera de la fe debería de aspirar correctamente, ‘Que yo pueda ser como Khujjuttarā o como Velukantakī Nandamātā.’ Monjes, ellas están más allá de la comparación en medio de mis discípulas femeninas laicas.

Monjes, el hombre imbécil e ignorante realizando estas dos cosas se destruye a sí mismo, se convierte en acusable y es acusado por el sabio y acumula mucho demérito. ¿Cuáles son estas dos cosas? Sin investigar y sin penetrar en la visión de la profundidad venera aquello que no debería ser venerado y menosprecia aquello que debería ser venerado.

Monjes, el gran hombre sabio realizando estas dos cosas no se destruye a sí mismo, no se convierte en acusable y no es acusado por el sabio y acumula mucho mérito. ¿Cuáles son estas dos cosas? Investigando y penetrando en la visión de la profundidad venera aquello que debería ser venerado y menosprecia aquello que debería ser menospreciado.

Monjes, el hombre imbécil e ignorante realizando estas dos cosas se destruye a si mismo, se convierte en acusable y es acusado por el sabio y acumula mucho demérito. ¿Cuáles son estas dos cosas? Sin investigar y sin penetrar en la visión de la profundidad no pone fe en aquello donde debería ponerla y pone fe donde no debería ponerla.

Monjes, el gran hombre sabio realizando estas dos cosas no se destruye a sí mismo, no se convierte en acusable por el sabio y acumula mucho mérito. ¿Cuáles son estas dos cosas? Investigando y penetrando en la visión de la profundidad no pone fe en aquello donde no debería ponerla y pone fe en aquello donde debería ponerla.

Monjes, a causa de la conducta incorrecta hacia los dos, el hombre imbécil e ignorante se destruye a sí mismo, se convierte en acusable y es acusado por el sabio y acumula mucho demérito. ¿Quiénes son estos dos? Son la madre y el padre.

Monjes, a causa de la conducta correcta hacia los dos, el gran hombre sabio no se destruye a sí mismo, no se convierte en acusable y no es acusado por el sabio y acumula mucho mérito. ¿Quiénes son estos dos? Son la madre y el padre.

Monjes, a causa de la conducta incorrecta hacia los dos, el hombre imbécil e ignorante se destruye a si mismo, se convierte en acusable y es acusado por el sabio y acumula mucho demérito. ¿Quiénes son estos dos? Son Aquel que ha regresado una vez y los discípulos de Aquel que ha regresado una vez.

Monjes, existen dos cosas. ¿Cuáles son? Son la purificación de la mente y la no purificación de la mente en el mundo.

Monjes, existen dos cosas. ¿Cuáles son? Son la ira y el sostenimiento de la enemistad.

Monjes, existen dos cosas. ¿Cuáles son? Son la pacificación de la ira y la renuncia al sostenimiento de la enemistad.


Traducción: Albert Biayna Gea

En http://www.tipitaka.cjb.net/

Visto 2455 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Abril 2010 19:00