Miércoles, 20 Agosto 2008 18:22

SN 35,238 Asivisopama Sutta - Discurso de las víboras

Valora este artículo
(0 votos)

El Buda usa una imaginería vivaz, para demostrar que la práctica del Dhamma es cuestión urgente: de la vida o muerte.

[Leer en pali]

“Monjes, imaginad a cuatro víboras ferozmente ardientes, con el veneno mortal y a un hombre que aprecia la vida y no quiere morir, que desea la felicidad y detesta el sufrimiento. Entonces, la gente le advierte: ‘Buen hombre, he aquí hay cuatro víboras que son ferozmente ardientes y tienen un veneno mortal. De vez en cuando, ellas tienen que ser alzadas, de vez en cuando tienen que ser bañadas, de vez en cuando tienen que ser alimentadas y de vez en cuando tienen que ser acostadas para descansar. Pero, cuando una de estas víboras se pone rabiosa contigo, entonces buen hombre, encontrarás la muerte o el sufrimiento mortal. ¡Haz lo que debe ser hecho, buen hombre!’

“En esta situación, monjes, este hombre –temeroso de las cuatro víboras ferozmente ardientes, con el veneno mortal- huiría de allí hacia cualquier dirección. Y si ellos le dijeran: ‘Buen hombre, he aquí que hay cinco asesinos y enemigos tuyos que te están persiguiendo con la consigna: «dondequiera que lo veamos, tomaremos su vida en este mismo lugar.» ¡Haz lo que debe ser hecho, buen hombre!’

“En esta situación, monjes, este hombre –temeroso de las cuatro víboras ferozmente ardientes, con el veneno mortal y temeroso de los cinco asesinos y enemigos suyos- huiría de allí hacia cualquier dirección. Y si ellos le dijeran: ‘Buen hombre, he aquí que hay un sexto asesino que es íntimo compañero tuyo que te está persiguiendo con la espada desvainada con la consigna: «dondequiera que lo vea, tomaré su vida en este mismo lugar.» ¡Haz lo que debe ser hecho, buen hombre!’

“En esta situación, monjes, este hombre –temeroso de las cuatro víboras ferozmente ardientes, con el veneno mortal, temeroso de los cinco asesinos y enemigos suyos y temeroso del sexto asesino que es íntimo compañero suyo- huiría de allí hacia cualquier dirección. E imaginad que él viera una aldea vacía: cualquier casa, a la que entrara estaría abandonada, desierta y vacía. Cualquier olla que encontrara estaría, desaguada, ahuecada y vacía. Y si ellos le dijeran: ‘Buen hombre, he aquí que esta aldea está vacía porque está por sufrir un ataque de los saqueadores. ¡Haz lo que debe ser hecho, buen hombre!’

“En esta situación, monjes, este hombre –temeroso de las cuatro víboras ferozmente ardientes, con el veneno mortal, temeroso de los cinco asesinos y enemigos suyos, temeroso del sexto asesino que es íntimo compañero suyo y temeroso de los saqueadores de la aldea- huiría de allí hacia cualquier dirección. E imaginad que él viera una gran expansión del agua, cuya orilla cercana fuera sospechosa y peligrosa, mientras que su orilla lejana, segura y libre de peligro, pero que no habría ni puente ni barco alguno que permitiera transportarlo de una orilla a otra.

“Entonces imaginad que aquel hombre pensara lo siguiente: ‘he aquí, esta gran expansión del agua, cuya orilla cercana es sospechosa y peligrosa, mientras que su orilla lejana, segura y libre de peligro, pero no hay ni puente ni barco alguno que permita transportarme de una orilla a otra. ¿Qué tal, si recolecto la paja, las ramitas, los ramales y las hojas para hacer de ello una balsa, la cual me permita cruzar las aguas a salvo, haciendo sólo el esfuerzo con mis manos y pies?’ E imaginad que después de esto, el hombre reuniera la paja, las ramitas, los ramales y las hojas e hiciera una balsa con la cual cruzara las aguas y arribara a salvo a la otra orilla, haciendo sólo el esfuerzo con sus manos y pies. Cruzando las aguas, yendo más allá, el brahmín se establece en el fundamento firme.

“Monjes, os he dicho estos símiles, con el fin de transmitiros un significado. El significado es este:

“‘ Las cuatro víboras ferozmente ardientes, con el veneno mortal’ representan a los cuatro grandes elementos: elemento de la tierra, elemento del agua, elemento del fuego y elemento del aire.

“’Los cinco asesinos y enemigos’ representan a los cinco grupos de componentes (khandhas) sujetos al apego: la forma como grupo de componentes sujeto al apego, la sensación como grupo de componentes sujeto al apego, la percepción como grupo de componentes sujeto al apego, las construcciones mentales (sankhara) como grupo de componentes sujeto al apego y los estados de conciencia como grupo de componentes sujeto al apego.

“’El sexto asesino con la espada desenvainada que es el íntimo compañero suyo’ representa al deleite y la lujuria.

“’La aldea vacía’ representa a la séxtuple base interna de los sentidos. Monjes, cuando una persona sabia, competente e inteligente los examina a través del ojo, los mismos aparecen como abandonados, desiertos y vacíos. Cuando él los examina a través del oído… a través de la nariz… a través de la lengua… a través del cuerpo… a través de la mente, los mismos aparecen como abandonados, desiertos y vacíos.

“’Los saqueadores de la aldea’ representan a la séxtuple base externa de los sentidos. Monjes, el ojo es atacado por las formas agradables y desagradables. El oído es atacado por los sonidos agradables y desagradables. La nariz es atacada por los olores agradables y desagradables. La lengua es atacada por los sabores agradables y desagradables. El cuerpo es atacado por las sensaciones táctiles agradables y desagradables. La mente es atacada por las ideas agradables y desagradables.

“’La gran expansión del agua’ representa a los cuatro flujos: el flujo de la sensualidad, el flujo de la existencia, el flujo de las opiniones y el flujo de la ignorancia.

“’La orilla cercana, sospechosa y peligrosa’ representa a la identidad.

“’La orilla lejana, segura y libre de peligro’ representa al Nibbana.

“’La balsa’ representa al Noble Óctuple Sendero: el recto entendimiento, la recta intención, la recta forma de hablar, la recta acción, la recta forma de vida, el recto esfuerzo, la recta atención consciente y la recta concentración.

“’Hacer el esfuerzo con sus manos y pies’ representa el surgimiento de la energía.

“’Cruzando las aguas, yendo más allá, el brahmín se establece en el fundamento firme’ representa al arahant.


 

FUENTES:

“Asivisopamasutta” en The World Tipitaka Edition http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/13S4/1/1.4/1.4.4/1.4.4.1#p_13S4_1000 (13/05/2008)

Bhikkhu Bodhi (2000) “The Simile of the Vipers” en The Connected Discourses of the Buda: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston, Wisdom Publications. Págs. 1237-1239.

Thanissaro Bhikkhu [en línea] Asivisa Sutta: Vipers. http://www.accesstoinsight.org/tipitaka/sn/sn35/sn35.197.than.html (18/06/2006)


Traducido y editado por Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2009.

Visto 3051 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Abril 2018 19:19