Domingo, 31 Agosto 2008 19:00

AN 8,39 Abhisanda Sutta - Discurso sobre los resultados (o, recompensas)

Valora este artículo
(0 votos)

El Buda habla de las ocho recompensas que pueden esperarse al guardar una conducta virtuosa.

“Monjes, existen ocho recompensas de mérito, recompensas de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad. ¿Cuáles son?

“Existe el caso en el que un discípulo de los nobles ha ido al Buda por refugio. Esta es la primera recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.

“Además, el discípulo de los nobles ha ido al Dhamma por refugio. Esta es la segunda recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.

“Además, el discípulo de los nobles ha ido al Sangha por refugio. Esta es la tercera recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.

“Existe el caso del discípulo de los nobles, que abandonando tomar la vida, se abstiene de tomar la vida. Haciéndolo así, da libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres. En el dar libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres, él gana una parte en la ilimitada libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión. Este es el regalo, el primer gran regalo –original, duradero, tradicional, antiguo, puro, puro desde el principio- que no está abierto a sospecha, nunca estará abierto a sospecha, y no es criticado por el conocimiento de meditadores y sacerdotes. Y este es la cuarta recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.

“Además, abandonando tomar lo que no es dado (el robo), el discípulo de los nobles se abstiene de tomar lo que no es dado. Haciéndolo así, da libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres. En el dar libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres, él gana una parte en la ilimitada libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión. Este es el segundo regalo, el segundo gran regalo –original, duradero, tradicional, antiguo, puro, puro desde el principio- que no está abierto a sospecha, nunca estará abierto a sospecha, y no es criticado por el conocimiento de meditadores y sacerdotes. Y este es la quinta recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.

“Además, abandonando el sexo ilícito, el discípulo de los nobles se abstiene del sexo ilícito. Haciéndolo así, da libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres. En el dar libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres, él gana una parte en la ilimitada libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión. Este es el tercer regalo, el tercer gran regalo –original, duradero, tradicional, antiguo, puro, puro desde el principio- que no está abierto a sospecha, nunca estará abierto a sospecha, y no es criticado por el conocimiento de meditadores y sacerdotes. Y este es la sexta recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.

“Además, abandonando mentir, el discípulo de los nobles se abstiene de mentir. Haciéndolo así, da libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres. En el dar libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres, él gana una parte en la ilimitada libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión. Este es el cuarto regalo, el cuarto gran regalo –original, duradero, tradicional, antiguo, puro, puro desde el principio- que no está abierto a sospecha, nunca estará abierto a sospecha, y no es criticado por el conocimiento de meditadores y sacerdotes. Y este es la séptima recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.

“Además, abandonando el uso de intoxicantes, el discípulo de los nobles se abstiene de usar intoxicantes. Haciéndolo así, da libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres. En el dar libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión al ilimitado número de seres, él gana una parte en la ilimitada libertad desde el peligro, libertad desde la animosidad, libertad desde la opresión. Este es el quinto regalo, el quinto gran regalo –original, duradero, tradicional, antiguo, puro, puro desde el principio- que no está abierto a sospecha, nunca estará abierto a sospecha, y no es criticado por el conocimiento de meditadores y sacerdotes. Y este es la octava recompensa de mérito, recompensa de habilidad, alimento de la felicidad, celestial, que causan la felicidad, que conducen al cielo, que conducen a lo que es deseable, agradable y atractivo, al bienestar y la felicidad.


Fuente:

THANISARO, Bhikkhu. [en línea] Abhisanda Sutta : Rewards. < http://www.accesstoinsight.org/tipitaka/an/an08/an08.039.than.html> (18/06/2006)


Traducido del pali por Thanissaro Bhikkhu © 1997

Traducido del inglés por Upasika para el Bosque Theravada © 2008

Edición de Bosque Theravada © 2008

Para libre distribución. Esta obra se puede volver a publicar, formatear, imprimir y redistribuir por medio de cualquier soporte, siempre y cuando no sea para los fines lucrativos. Es el deseo del autor, sin embargo, que dicha publicación y distribución sea accesible a todo publico sin restricciones algunas, como también toda traducción u otra obra derivada sea señalada como tal.

Visto 3143 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Abril 2010 20:12