Imprimir esta página
Sábado, 30 Mayo 2009 06:20

Khn 1,1 {3V.1.1,1-3} Bodhikatha – Porción sobre el Despertar

Valora este artículo
(2 votos)

La sección que abre el Mahakhandhaka encuentra al Buda aún debajo del árbol del despertar y narra lo sucedido durante la noche de su iluminación, en la cual, durante las tres sucesivas vigilias contempla el origen denepniente en diferentes órdenes. Esta porción tiene su paralelismo con los primeros tres suttas de Udana: Ud 1,1-4

El sistema de numeración entre corchetes corresponde al sistema de Oldenberg, seguido luego por Horner, en las ediciones de Pali Text Society y, el de entre las llaves, de World Tipitaka Edition


[Leer en pali]

[1] {1} En una ocasión, el Bienaventurado, el Buda, siendo recientemente despierto, estaba morando en Uruvela a la orilla del río Nerañjara, debajo del árbol del despertar. Entonces, el Bienaventurado estaba sentado con las piernas cruzadas en una sola postura por el espacio de siete días, debajo del árbol del despertar, experimentando la dicha de la liberación.

En esta ocasión, el Bienaventurado durante la primera vigilia de la noche puso la atención en el surgimiento dependiente en orden ascendiente y en orden descendiente:

De la ignorancia como requisito, surgen las formaciones mentales; de las formaciones mentales como requisito, surge la conciencia; de la conciencia como requisito, surge el nombre-y-forma; del nombre-y-forma como requisito, surge la séxtuple base de los sentidos; de la séxtuple base de los sentidos como requisito, surge el contacto; del contacto como requisito, surge la sensación; de la sensación como requisito, surge la avidez; de la avidez como requisito, surge el apego; del apego como requisito, surge la existencia; de la existencia como requisito, surge el nacimiento; del nacimiento como requisito, surge la decadencia, la muerte, la pena, el dolor, el lamento, la aflicción y la desesperanza. Éste es el origen de toda esta masa del sufrimiento.

Pero, con la total desaparición y extinción de la ignorancia, desaparecen las formaciones mentales; con la total desaparición y extinción de las formaciones mentales, desparece la conciencia; con la total desaparición y extinción de la conciencia, desaparece el nombre-y-forma; con la total desaparición y extinción del nombre-y-forma desparece la séxtuple base de los sentidos; con la total desaparición y extinción de la séxtuple base de los sentidos, desaparece el contacto; con la total desaparición y extinción del contacto, desaparece la sensación; con la total desaparición y extinción de la sensación, desaparece la avidez; con la total desaparición y extinción de la avidez, desaparece el apego; con la total desaparición y extinción del apego, desaparece la existencia; con la total desaparición y extinción de la existencia, desparece el nacimiento; con la total desaparición y extinción del nacimiento, desaparece la decadencia, la muerte, la pena, el dolor, el lamento, la aflicción y la desesperanza. Ésta es la extinción de toda esta masa del sufrimiento.

Entonces, el Bienaventurado, al haber comprendido este tema, pronunció esta solemne exclamación:

Verdaderamente, cuando los dhammas se expanden claramente

en el brahmán que medita ardientemente,

todas sus dudas se desvanecen,

y, entonces, comprende los dhammas con sus causas.

{2} Entonces, el Bienaventurado, durante la mediana vigilia de la noche, puso la atención en el surgimiento dependiente en orden ascendiente y en orden descendiente: De la ignorancia como requisito, surgen las formaciones mentales; de las formaciones mentales como requisito, surge la conciencia… Éste es el origen de toda esta masa del sufrimiento. Pero, con la total desaparición y extinción de la ignorancia, desaparecen las formaciones mentales; con la total desaparición y extinción de las formaciones mentales, desparece la conciencia… Ésta es la extinción de toda esta masa del sufrimiento.

Entonces, el Bienaventurado, al haber comprendido este tema, pronunció esta solemne exclamación:

Verdaderamente, cuando los dhammas se expanden claramente

en el brahmán que medita ardientemente,

todas sus dudas se desvanecen,

y, entonces, discierne la extinción de las causas.

{3} Entonces, el Bienaventurado, durante la última vigilia de la noche, puso la atención en el surgimiento dependiente en orden ascendiente y en orden descendiente: De la ignorancia como requisito, surgen las formaciones mentales; de las formaciones mentales como requisito, surge la conciencia… Éste es el origen de toda esta masa del sufrimiento. Pero, con la total desaparición y extinción de la ignorancia, desaparecen las formaciones mentales; con la total desaparición y extinción de las formaciones mentales, desparece la conciencia… Ésta es la extinción de toda esta masa del sufrimiento.

Entonces, el Bienaventurado, al haber comprendido este tema, pronunció esta solemne exclamación:

Verdaderamente, cuando los dhammas se expanden claramente

en el brahmán que medita ardientemente,

entonces, prevalece sobre las huestes del Mara

como el sol cuando ilumina el cielo.


FUENTES:

“Bodhikatha” en The World Tipitaka Edition http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/3V/1/1.1 (13/05/2008)

HORNER, I.B. (2000) “Told is the Talk on Awakening” en The Book of the Discipline: Vinaya-Pitaka. Vol. IV: Mahavagga. Oxford, Pali Text Society. Págs. 1-3.


Traducido y publicado por Isidatta para el Bosque Theravada

Edición de Bosque Theravada © 2009 © 2010

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.


Visto 3252 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Noviembre 2010 03:43